9 semanas gestacion

¿Qué ocurre a las 9 semanas de embarazo?

A las 9 semanas de embarazo, es posible que empieces a sentirte como una veterana de las náuseas matutinas y que algunos de los primeros síntomas estén en su punto álgido. Esto se debe a que la hormona del embarazo, la gonadotropina coriónica humana (hCG), está en sus niveles más altos.

Si te sientes más malhumorada y fatigada, o tienes más sensibilidad en los pechos, náuseas, ardor de estómago o estreñimiento, créenos, no estás sola.

Hablemos de todo lo que te ocurre a las 9 semanas de embarazo.

9 semanas de embarazo: Qué esperar

  1. Es probable que los primeros síntomas del embarazo estén en su punto álgido.
  2. Es posible que empieces a experimentar antojos y aversiones a la comida, y tu estado de ánimo puede ser imprevisible.
  3. Tu bebé está creciendo: Los órganos principales se están desarrollando, al igual que los brazos, los dedos de los pies, los párpados y las orejas.
  4. Es posible que se detecten los latidos del corazón en una ecografía Doppler.
  5. Conviene que mantengas informado a tu equipo sanitario de cualquier cosa fuera de lo normal y que busques ayuda para tus síntomas (incluida cualquier preocupación por tu salud mental).

¿Cuántos meses de embarazo son 9 semanas?

A las 9 semanas estás de dos meses, entrando ya en tu tercer mes de embarazo. Sólo faltan unas pocas semanas para terminar el primer trimestre. â‡’ Â¿Cuántas semanas de embarazo y meses tengo? - Equivalencias

Desarrollo y tamaño del bebé a las 9 semanas de embarazo

El bebé tiene el tamaño de una cereza a las 9 semanas de embarazo. El feto de 9 semanas mide unos 2,5 centímetro. Es un momento emocionante para el bebé: Los órganos principales siguen desarrollándose, los brazos crecen y los codos pueden doblarse. Los diminutos dedos de los pies se desarrollan y las orejas y los párpados que empezaron a salir hace una semana siguen formándose.

Tu bebé se vuelve más activo, aunque es demasiado pronto para que sientas el movimiento. Es posible que el latido del corazón se detecte en una ecografía Doppler.

A las 9 semanas de embarazo, las ecografías suelen hacerse por vía transvaginal. Eso significa que el médico o el técnico de ecografía tendrá que introducir una sonda en la vagina, ya que el útero todavía se encuentra detrás del hueso pélvico. (No te preocupes, no duele). La sonda emitirá ondas sonoras que te permitirán ver una imagen de tu feto de 9 semanas en una pantalla.

La ecografía de las 9 semanas de embarazo también confirmará que el embarazo es uterino, lo que significa que no hay signos de embarazo ectópico o tubárico a las 9 semanas. El médico puede señalar el saco gestacional, el saco vitelino y el polo fetal.

A las 9 semanas de embarazo, el riesgo de aborto está en la mente de muchas mujeres. Ten por seguro que, una vez que hayas visto u oído un latido, el riesgo desciende hasta el 2-9%, dependiendo de tu edad, y seguirá bajando en las próximas semanas.

¿Qué está pasando con tu cuerpo?

A las 9 semanas, probablemente no parezca que estás embarazada para los demás, pero puedes notar cambios en tu cuerpo. Los primeros síntomas del embarazo están aumentando.

El útero se está expandiendo para dar cabida al crecimiento del feto. De hecho, ¡ha duplicado su tamaño! Puede que incluso se te note un poco a las 9 semanas. El útero empezará a salir de la pelvis en las próximas semanas. Dependiendo de tu talla antes del embarazo, la ropa puede empezar a apretarte más debido al aumento de la cintura o a la hinchazón inducida por las hormonas.

El aumento de peso a las 9 semanas no sólo está bien, sino que es recomendable. El peso que tu médico te recomiende ganar durante el embarazo dependerá de tu índice de masa corporal (IMC) previo al embarazo.

Muchas futuras mamás están tan agobiadas por las náuseas matutinas y la aversión a la comida cuando tienen 9 semanas de embarazo que es posible que no estén ganando peso, sino que lo estén perdiendo. La mayoría de los médicos te dirán que la pérdida de peso menor está bien en esta etapa. Una vez que empieces a recuperar el apetito, tendrás la oportunidad de volver a ganar peso.

Algunas futuras mamás padecen hiperémesis gravídica, que se diagnostica cuando una mujer embarazada está tan enferma que está peligrosamente deshidratada. Si no puedes retener ningún líquido, pierdes una cantidad importante de peso o te desmayas, debes decírselo a tu médico, que te hará una evaluación para ver si tienes HG. La buena noticia es que hay tratamientos para la HG.

Tus pechos siguen aumentando de volumen y tus pezones se oscurecen. A medida que aumenta el volumen de sangre para transportar la nutrición a tu bebé, puedes notar que tus venas son más prominentes.

Entre las pruebas prenatales que puede esperar en torno a las 9 semanas de embarazo se encuentran los análisis de sangre para comprobar los niveles hormonales, el grupo sanguíneo, el recuento de glóbulos blancos y rojos y algunas enfermedades ETS. También es posible que te hagan una prueba de Papanicolaou para detectar anomalías (que pueden ser signos de cáncer de cuello de útero) y un análisis de orina para detectar infecciones de las vías urinarias y comprobar que los niveles de proteínas parecen saludables. Todos esos pinchazos merecerán la pena cuando tengas a tu bebé en brazos.

Desarrollo de gemelos en la semana 9

Es posible que descubras que estás embarazada de gemelos (o más) si te haces una ecografía esta semana. Esto puede ser emocionante, pero requiere algunos cuidados adicionales y una conversación con el personal sanitario.

Algunas mujeres que llevan varios bebés pueden tener síntomas de embarazo más intensos que las mujeres que sólo llevan un bebé y pueden tener una mayor probabilidad de complicaciones. Habla con tu médico sobre los riesgos:

Habla con tu médico si tienes náuseas matutinas intensas, ya que pueden ser un signo de hiperémesis gravídica. Esto provoca náuseas y vómitos intensos durante el embarazo.

Síntomas de la semana 9 de embarazo

Es probable que los síntomas que has experimentado hasta ahora en tu embarazo continúen e incluso se intensifiquen esta semana. Tu cuerpo está intensificando todo el trabajo duro alrededor de la semana 9.

Estos síntomas incluyen:

  • náuseas o vómitos
  • micción frecuente
  • sensibilidad u hormigueo en los pechos
  • fatiga
  • mareos
  • irritabilidad o emociones inesperadas
  • ardor de estómago o estreñimiento
  • aversión a los alimentos o antojos
  • aumento del hambre

No es divertido, lo sabemos, pero muchos de estos síntomas se aliviarán pronto. Aguanta.

Para combatir estos síntomas, prueba lo siguiente:

  • Utiliza un sujetador de maternidad para aliviar el dolor de los pechos. Un sujetador deportivo también puede ayudar. Encuentra sujetadores de maternidad aquí.
  • Bebe mucha agua y come alimentos ricos en fibra para combatir el estreñimiento y proporcionar saciedad.
  • Levántate despacio, no te saltes las comidas y evita estar mucho tiempo de pie para evitar los mareos.
  • Coma varias comidas pequeñas al día y evite los alimentos grasos y picantes para ayudar a prevenir el ardor de estómago y las náuseas.
  • Come galletas saladas o tostadas secas antes de levantarte de la cama, chupa trocitos de hielo o un caramelo ácido, o prueba con pequeñas comidas suaves y fáciles de digerir para combatir las náuseas matutinas.
  • Evita la cafeína y haz las pausas en el baño que sean necesarias para hacer frente a las micciones frecuentes.

Puedes sentirte absolutamente bien en un minuto y al próximo estar viendo estrellas. Desafortunadamente, los mareos pueden ser bastante comunes en el embarazo. Tampoco es una señal de que algo esté mal, pero eso no impide que sea desagradable cuando ocurre un mareo.

Los mareos pueden ser causados ​​por niveles bajos de azúcar en la sangre, presión arterial baja o simplemente el hecho de que el volumen de sangre aumenta en un par de litros para ayudar a mantener al bebé en crecimiento.

Si sufres mareos, asegúrate de consultar con el médico de cabecera, solo para que te revisen. Él controlará tu presión arterial y te dará recomendaciones.

Cuando estés sentada, procura no levantarte demasiado rápido, eso puede ayudar si tienes presión arterial baja y tomar alimentos saludables y comidas ligeras, poco y a menudo, son una gran manera de estabilizar el azúcar en la sangre.

Asegúrate de que no estés deshidratada también, bebe mucha agua, ya que esto puede hacerte sentir mareada y aturdida. Evita las prendas y las zonas muy calurosas.

Lista de tareas a las 9 semanas de embarazo

  1. Repasa los alimentos que debes evitar durante el embarazo
  2. Si no lo has hecho aún, comienza a vincularte con el bebé: encuentra tiempo durante el día para colocar tus manos sobre tu barriguita y habla con tu bebé. Incluso los futuros padres pueden involucrarse también.
  3. Conoce qué tratamientos de belleza son seguros para el embarazo y cuáles no.
  4. Si es necesario comunica en el trabajo tu estado.
  5. Si fumas o usas algún producto con nicotina, intenta dejarlo.
  6. Plantéate tomar clases de yoga y relajación durante el embarazo; es posible que no tengas ganas de hacerlo todavía, pero pueden ser útiles más adelante.
  7. Lleva contigo un abanico y una botella de agua, especialmente si utilizas el transporte público, que puede estar abarrotado, caldeado y eso es suficiente para provocar un mareo, ya sea que estés embarazada o no.
  8. Consulta a tu médico si las náuseas del embarazo no te permiten hacer tu vida normal.
  9. Asegúrate de saber dónde se encuentra tu centro hospitalario más cercano, por si en algún momento lo necesitas.
  10. Evita las bebidas alcohólicas: Si tienes alguna fiesta o reunión con amigos, la necesidad de conducir, el malestar estomacal, los antibióticos o la dieta son buenas razones para evitar el alcohol, y te servirán de excusa si aún no has contado que estás embarazada.
  11. Usa ropa cómoda: incluso si no se te nota nada de barriga, comenzará a aumentar un poco por el centro y no hay nada peor que usar pantalones vaqueros que se sientan estrechos, especialmente por la tarde cuando estés más hinchada.
  12. Lávate las manos: si estás cerca de niños o animales, asegúrate de lavarte las manos muy bien para reducir al mínimo las posibilidades de que puedas atrapar cualquier cosa que pueda dañar a tu bebé.
  13. Escribe cualquier pregunta: Anota cualquier duda que vaya surgiendo, para que puedas preguntar a tu médico o matrona en tu próxima cita.
  14. Es importante hablar con la pareja sobre si desea saber cuál es el sexo del bebé: no podrán saberlo hasta que se realice la ecografía de las 20 semanas, lo que les da la oportunidad de decidir con tiempo que es lo que ambos desean.
  15. Si haces algún ejercicio, no te excedas ni estires demasiado. Tu cuerpo está produciendo relaxina, hormona que ayuda a que todo se estire cuando sea necesario durante el parto (para el nacimiento del bebé). Pero no hay ninguna razón por la cual no puedas continuar con tus rutinas de ejercicio regular siempre que te detengas si te sientes incómoda o por supuesto si el médico te recomienda que no hagas ejercicio. 
  16. Aumenta la ingesta de fibra: es muy normal sentirse estreñida, ya que el sistema digestivo también se relaja en esta etapa, así que come muchas frutas y verduras.
  17. Puedes comprar una pelota de parto o Pilates: son ideales para sentarse durante el embarazo y también para el trabajo de parto.
  18. Calcula tus gastos prenatales y de parto.

*** El aborto espontáneo y el embarazo ectópico son complicaciones que pueden producirse en el primer trimestre. Es importante reconocer los síntomas.

Qué pasará la próxima semana ðŸ¤°ðŸ»â¤µâ¤µ

¿Quieres saber qué sucede en la siguiente semana de embarazo? ¿O tal vez ya has olvidado lo que leíste la semana pasada? Sólo tienes que hacer clic en el número que te interese para obtener más información sobre qué esperar cuando tengas esa semana de embarazo.

4 - 5 - 6 - 7 - 8 - 9 - 10 - 11 - 12 - 13 - 14 - 15 - 16 - 17 - 18 - 19 - 20 - 21 - 22 - 23 - 24 - 25 - 26 - 27 - 28 - 29 - 30 - 31  - 32 - 33 - 34 - 35 - 36 - 37 - 38 - 39 - 40

***El contenido de este sitio web es solo para fines informativos, es de carácter general y no está destinado a diagnosticar, tratar, curar o prevenir ninguna enfermedad, y no constituye asesoramiento profesional. La información en este sitio web no debe considerarse completa y no cubre todas las enfermedades, dolencias, condiciones físicas o su tratamiento. Debe consultar con su médico antes de comenzar cualquier programa de ejercicios, pérdida de peso o atención médica y / o cualquiera de los tratamientos de belleza.

Comparte este artículo!