Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado
 

8 semanas gestacion

¿Qué ocurre a las 8 semanas de embarazo?

Te estás acercando al final de tu primer trimestre y en este punto podrías estar sintiendo asco por algunos alimentos o desear cosas que nunca antes habías imaginado. Esto es lo que debes esperar ahora que tienes ocho semanas de embarazo.

¿Qué está pasando a las ocho semanas?

Estos son algunos de los puntos clave en esta etapa:

 

  • El bebé se está moviendo mucho. (Aunque no puedes sentirlo).
  • Pueden aparecer los antojos.
  • Las encías pueden doler.

Desarrollo y tamaño del bebé

Esta semana el bebé es aproximadamente del tamaño de un arándano.

Aún es pequeño, mide 1,6 cm de la cabeza a la base y pesa solo 1 g, pero ya tiene boca que puede abrir y cerrar. La lengua, los dientes y el techo de su boca comienzan a formarse. El pigmento del color de los ojos también está comenzando a aparecer ahora.

Las manos ahora se doblan en la muñeca, y los pies comienzan a verse más definidos.

Es posible que te preguntes si es un niño o una niña, pero los genitales externos no se han desarrollado lo suficiente como para revelar el sexo del bebé todavía.

Aunque el bebé se mueve mucho, aún es muy pronto para que puedas sentirlo.

¿Qué está pasando con tu cuerpo?

Es la complicada etapa intermedia: sin panza que requiera aún el uso de la ropa de maternidad, pero sin embargo, es posible que la cintura se haya llenado lo suficiente como para que los jeans te queden incómodos.

Las cinturas elásticas son un regalo del cielo, al igual que las polainas, las túnicas y los vestidos flotantes.

El pecho te habrá aumentado y será necesario que empieces a usar una talla adecuada de sujetador. No te preocupes, no aumentarán mucho más que eso. Solo asegúrate de tener un sostén cómodo.

El cansancio y el agotamiento pueden aparecer ahora, si es que aún no lo ha hecho. La buena noticia es que probablemente esté relacionado con un aumento de las hormonas del embarazo y se calme o desaparezca una vez que llegues al segundo trimestre, que está a solo unas semanas de distancia.

Qué esperar esta semana

Probablemente hayas escuchado de todo sobre mujeres embarazadas que anhelan las cosas más extrañas para comer y beber.

En la mayoría de los casos, los antojos del embarazo implican dejar de tomar los alimentos o bebidas que has disfrutado anteriormente (a menudo fritos o comidas picantes), y quizás imaginar cosas dulces, agrias, saladas, frías o crujientes.

Para otras, puede implicar comer combinaciones extrañas de alimentos, como sardinas con mermelada o helado con encurtidos, por ejemplo, que no es realmente un problema para nadie más que las personas que se sientan a tu lado.

Pero hay un fenómeno más inusual llamado 'pica', que ocurre cuando las mujeres anhelan sustancias no comestibles.

Nadie sabe realmente por qué ocurre esto, pero si de repente te apetece comer pastillas y velas, y lamer macetas y tierra, intenta resistir el impulso y trata de encontrar algo comestible que realmente te apetezca.

Por lo general, los antojos disminuyen a medida que el embarazo progresa, por lo que solo debería ser una fase temporal.

Ah, y no te preocupes si no tienes antojos en absoluto. En realidad, eres mayoría porque aparentemente solo el 7% de las futuras mamás las tienen.

No importa cuán leves o extremos sean tus antojos de embarazo, nadie sabe exactamente por qué ocurren, aunque hay varias teorías.

Algunos expertos creen que es nuestro cuerpo el que nos dice que nos faltan ciertos nutrientes. Podría haber razones hormonales para los antojos o podría ser pura indulgencia. Después de todo, el embarazo es un “trabajo agotador”, por lo que es muy fácil ceder a los antojos dulces para obtener esa dosis de azúcar.

Solo asegúrate de comer alimentos que sean seguros durante el embarazo.

Qué hacer esta semana: reservar una cita con el dentista

Esto se debe a que algunas de las hormonas asociadas con el embarazo pueden causar encías blandas, doloridas, inflamadas o sangrantes, que a su vez pueden conducir a la enfermedad de las encías.

Una vez dicho esto, los tratamientos dentales que se ofrecen durante el embarazo son algo limitados. Algunos procedimientos médicos, es mejor dejarlos hasta después del nacimiento si es posible debido al riesgo asociado de infección.

Se deben evitar las radiografías siempre que sea posible durante el embarazo, aunque si tienes la mala suerte de necesitar un trabajo quirúrgico de emergencia en tus dientes, es probable que necesites tener al menos una.

Como es poco probable aún que se te note la panza, es una buena idea informar al dentista de que estás embarazada antes de comenzar cualquier tratamiento.

Lista de tareas a las 8 semanas

Consulta a tu médico si las náuseas del embarazo no te permiten hacer tu vida normal.

Asegúrate de saber dónde se encuentra tu centro hospitalario más cercano, por si en algún momento lo necesitas.

Evita las bebidas alcohólicas: Si tienes alguna fiesta o reunión con amigos, la necesidad de conducir, el malestar estomacal, los antibióticos o la dieta son buenas razones para evitar el alcohol, y te servirán de excusa si aún no has contado que estás embarazada.

Usa ropa cómoda: incluso si no se te nota nada de barriga, comenzará a aumentar un poco por el centro y no hay nada peor que usar pantalones vaqueros que se sientan estrechos, especialmente por la tarde cuando estés más hinchada.

Lávate las manos: si estás cerca de niños o animales, asegúrate de lavarte las manos muy bien para reducir al mínimo las posibilidades de que puedas atrapar cualquier cosa que pueda dañar a tu bebé.

Escribe cualquier pregunta: Anota cualquier duda que vaya surgiendo, para que puedas preguntar a tu médico o matrona en tu próxima cita.

Es importante hablar con la pareja sobre si desea saber cuál es el sexo del bebé: no podrán saberlo hasta que se realice la ecografía de las 20 semanas, lo que les da la oportunidad de decidir con tiempo que es lo que ambos desean.

Si haces algún ejercicio, no te excedas ni estires demasiado. Tu cuerpo está produciendo relaxina, hormona que ayuda a que todo se estire cuando sea necesario durante el parto (para el nacimiento del bebé). Pero no hay ninguna razón por la cual no puedas continuar con tus rutinas de ejercicio regular siempre que te detengas si te sientes incómoda o por supuesto si el médico te recomienda que no hagas ejercicio.

Aumenta la ingesta de fibra: es muy normal sentirse estreñida, ya que el sistema digestivo también se relaja en esta etapa, así que come muchas frutas y verduras.

Puedes comprar una pelota de parto o Pilates: son ideales para sentarse durante el embarazo y también para el trabajo de parto.

Qué pasará la próxima semana

¿Quieres saber qué sucede en la siguiente semana de embarazo? ¿O tal vez ya has olvidado lo que leíste la semana pasada? Sólo tienes que hacer clic en el número que te interese para obtener más información sobre qué esperar cuando tengas esa semana de embarazo.

4 - 5 - 6 - 7 - 8 - 9 - 10 - 11 - 12 - 13 - 14 - 15 - 16 - 17 - 18 - 19 - 20 - 21 - 22 - 23 - 24 - 25 - 26 - 27 - 28 - 29 - 30 - 31  - 32 - 33 - 34 - 35 - 36 - 37 - 38 - 39 - 40