¿Qué es el embarazo ectópico? - Tipos, síntomas, diagnóstico y tratamiento

El embarazo ectópico o extrauterino es un embarazo que se desarrolla fuera de la cavidad uterina. En la mayoría de los casos, el óvulo es demasiado grande y no ha podido bajar por la trompa de Falopio. La ecografía y la laparoscopia confirman el diagnóstico. El tratamiento es urgente.

Un embarazo de estas características no puede llegar a su fin y presenta un riesgo grave para la mujer debido al riesgo de hemorragias severas.

Embarazo ectópico, ¿Qué es?

Normalmente, un óvulo es fecundado en la trompa de Falopio y luego se implanta en el útero. En un embarazo ectópico, no puede acceder a la trompa de Falopio, por lo que crece fuera de la cavidad uterina. El óvulo se desarrolla entonces en una de las trompas de Falopio, en un ovario, en el cuello del útero o en el abdomen.

Hay varias posibles localizaciones de un embarazo extrauterino:

  • Embarazo tubular: el óvulo se implanta en la trompa de Falopio.
  • Embarazo ovárico: el óvulo se instala en el ovario.
  • Embarazo cervical: el óvulo se implanta en el cuello del útero.
  • Embarazo abdominal: el óvulo se instala en la cavidad abdominal, peritoneo.
  • Embarazo intramular: el óvulo se implanta en la musculatura del útero.

Causas del embarazo ectópico

Varios mecanismos pueden explicar la constitución de un embarazo ectópico.

La mayoría de las veces, el óvulo es demasiado grande y no ha podido bajar por la trompa de Falopio. Se detuvo demasiado pronto y se implantó en la trompa: se trata de un embarazo tubárico.

Otras veces, lo que ha fallado es la captación del óvulo por el pabellón tubárico. El espermatozoide se unió al óvulo cuando no estaba en la trompa. La implantación se produce entonces en el lugar (ovario, cavidad peritoneal) o en la trompa de Falopio.

En la mayoría de los casos, se trata de una anomalía en la trompa que ha dificultado la migración del óvulo: anomalía congénita o adquirida (secuelas de salpingitis, tuberculosis, cirugía en la trompa, etc.).
De hecho, no siempre se encuentra la causa exacta del embarazo ectópico.

Los posibles síntomas del embarazo ectópico que pueden aparecer son:

  • Sangrado anormal de origen uterino.
  • Dolores intensos en el bajo vientre.
  • Dolores en un lado del abdomen.
  • Vértigos.

Diagnosticar un embarazo ectópico no es fácil, ya que la ecografía no puede detectarlo antes de la quinta semana de embarazo.

Qué mujeres pueden tener más riesgo de sufrir un embarazo ectópico:

  • Mujeres fumadoras. El tabaquismo predispone a este tipo de embarazos.
  • Ingesta de píldoras anticonceptivas microdisificadas.
  • Uso del DIU.
  • Mujeres de edad avanzada.
  • Mujeres que suelan padecer infecciones vaginales.
  • Mujeres intervenidas quirúrgicamente en la zona de las trompas de Falopio.
  • Mujeres que han tenido uno o varios abortos (voluntarios).
  • Mujeres que hayan padecido enfermedades de transmisión sexual

Diagnóstico de un embarazo ectópico y exámenes necesarios

extrauterino

La consulta debe ser inmediata.

En una mujer que no sabe que está embarazada, el médico puede empezar con un simple análisis de orina que confirme o desmienta un embarazo, ya sea ectópico o no.

Para detectar un posible embarazo ectópico, el ginecólogo obstetra realiza un tacto vaginal. Si la mujer está afectada, esto suele ser doloroso. La exploración permite ver una pequeña masa junto al útero.

El examen clínico no es suficiente. Para confirmar el diagnóstico, el médico realiza o prescribe:

Una ecografía pélvica.

Un análisis de sangre para medir una hormona producida por la placenta llamada gonadotropina coriónica humana (HCG).

A veces, una laparoscopia, una sonda de fibra óptica que permite ver un posible un embarazo ectópico.

En todos los casos, si se diagnostica un embarazo ectópico, se trata de una urgencia quirúrgica, y el manejo es inmediato para evitar una hemorragia fulminante en la mujer, y por tanto su muerte. Cuando la paciente está controlada, la mortalidad es muy rara.

El tratamiento del embarazo ectópico puede ser:

  • Farmacológico, si el embarazo no está muy avanzado. Si se detecta precozmente se inyectará una sustancia que interrumpirá el desarrollo del óvulo. Posteriormente se harán análisis para detectar los niveles de HGC (la hormona del embarazo), hasta que éstos den negativo.
  • Quirúrgico, si el embarazo está muy avanzado o hay riesgo de hemorragia interna. Se realiza mediante laparoscopia. Pero si hay evidencia de hermorragia interna grave se realizará una laparotomía. La trompa de Falopio corre riesgos, pues si ha sufrido daños, deberá extirparse.

¿Es posible un nuevo embarazo tras un embarazo ectópico?

Sí. El 60% de las mujeres que han sufrido un embarazo ectópico o extrauterino logran un nuevo embarazo durante los dos años siguientes.

No se observó ningún efecto sobre la fertilidad después de un embarazo ectópico. Por otro lado, las tasas de embarazo y de recurrencia son más altas. Alrededor del 60% de los embarazos son espontáneos o asistidos en los dos años siguientes a un embarazo ectópico. La tasa de recurrencia varía entre el 10 y el 30%.

Se recomienda un seguimiento médico reforzado, sobre todo al principio del embarazo, para comprobar que el embrión se ha implantado correctamente.

La fertilidad de una mujer también depende del tratamiento que haya recibido durante embarazo extrauterino. Si se extirpan las dos trompas de Falopio, ya no es posible un embarazo natural. La pareja tendrá entonces que recurrir a la FIV o a la adopción.

También te puede interesar leer:

***El contenido de este sitio web es solo para fines informativos, es de carácter general y no está destinado a diagnosticar, tratar, curar o prevenir ninguna enfermedad, y no constituye asesoramiento profesional. La información en este sitio web no debe considerarse completa y no cubre todas las enfermedades, dolencias, condiciones físicas o su tratamiento. Debe consultar con su médico antes de comenzar cualquier programa de ejercicios, pérdida de peso o atención médica y / o cualquiera de los tratamientos de belleza.

Comparte este artículo!