Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado
 

situaciones de alrama en el embarazo

Si en cualquier momento del embarazo ocurre alguna de las situaciones que a continuación se enumeran, se debe acudir al médico inmediatamente.

  • Hemorragia/sangrado vaginal. Consulta siempre con el médico, en el primer trimestre puede ser una amenaza de aborto. Y en el segundo y tercer trimestre puede indicar parto prematuro, insuficiencia ístmico cervical (apertura del cuello espontánea), desprendimiento prematuro de la placenta, placenta previa…
  • Aumento muy rápido del abdomen en el primer trimestre. Acude al médico por si se trata de un embarazo múltiple o alguna patología ginecológica asociada.
  • Dolor abdominal intenso: Al principio del embarazo las molestias abdominales son frecuentes, puede ser que sientas lo mismo que cuando vas a tener la regla. Pero si el dolor es intenso, especialmente en la zona de alguno de los ovarios y coincide con un retraso en la regla, junto con un leve sangrado, acude al médico, para descartar  con una ecografía que pueda tratarse de un embarazo ectópico.
  • Pérdida de líquido amniótico: Si pierdes líquido bruscamente y en gran cantidad, como si te orinaras, puede indicar rotura de bolsa, así que debes acudir al médico inmediatamente.
  • Contracciones:Tener contracciones con frecuencia durante la gestación es normal. Ya que el útero se entrena para el parto. Por lo tanto, que tengas unas cuantas contracciones a diario es bueno y normal. Pero si empiezas a tener contracciones rítmicas y frecuentes durante al menos dos horas y su frecuencia no varía, e incluso aumentan, si cambias de postura, puede indicar amenaza de parto prematuro, especialmente si tienes factores de riesgo.
  • Poco volumen abdominal: Si a partir de la mitad de la gestación, notas que tienes poca barriga, consulta con el médico para descartar retraso en el crecimiento del bebé. Especial atención si tienes la tensión alta, estás ganando muy poco peso o nada y si tienes antecedentes de otros embarazos con retraso en el crecimiento fetal.
  • Aumento excesivo del abdomen: En eso caso hay que descartar aumento de líquido en la bolsa amniótica (hidramnios o polidramnios). También puede aparecer si tienes diabetes
  • Dolores de cabeza intensos y continuados.
  • Escalofríos y fiebre.
  • Visión borrosa, zumbidos en los oídos.
  • Tensión arterial alta. Recuerda controlar la tensión con frecuencia, especialmente si tienes edemas y la tensión arterial mínima suele pasarte de 80 mm Hg en controles rutinarios.
  • Hinchazón de cara, manos, pies o tobillos. La retención de líquidos es normal en el embarazo, pero si tienes grandes edemas y/o aumentas rápido de peso (el aumento ideal debe ser aproximadamente 1 kg/mes en mujeres con peso normal y 0,5 kg/mes en pacientes con sobrepeso) puede ser un síntoma de preeclampsia o hipertensión.
  • Dolor en el abdomen o en el pecho.
  • Vómitos persistentes. Si son excesivos, pueden causar deshidratación y afectar al bebé. Si vomitas varias veces durante el día y no puedes alimentarte, te sientes decaída y con malestar general, acude a tu médico.
  • Orina con sangre o volumen escaso.
  • Flujo con mal olor. Durante la gestación es normal que notes un aumento en la cantidad de flujo vaginal. Si empiezas a notar más de lo habitual, cambios de color y mal olor, acude al médico para descartar problemas.
  • Si desaparecen los movimientos fetales durante horas. Si notas que en los últimos 2/3 días el bebé se mueve menos de lo habitual, consulta con tu ginecólogo.
  • Picores por el cuerpo: Puede tratarse de colectasis del embarazo. Provocando picores causados por el paso de contenido de la bilis al torrente sanguíneo, consulta con el médico, para que te haga una analítica.
  • En caso de una caída o accidente acude al médico para asegurarte de que el bebé no ha sufrido daños.
  • Ante cualquier síntoma o molestia que aparezca de repente y persita, consulta siempre con el médico, matrona o personal de enfermería. Siempre es mejor consultar en exceso, que no hacerlo.

No te pierdas este vídeo que te explica detalladamente los signos de alarma en el embarazo.