Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

picor en el embarazo

Colestasis intrahepática del embarazo

Si bien muchas futuras mamás desarrollan pieles sensibles y con picazón por muchas razones, también, puede ser un signo de una condición rara pero grave que podría poner en riesgo la vida de tu bebé.

Cada año, una de cada 140 mujeres embarazadas desarrolla colestasis intrahepática del embarazo.

La condición aún es desconocida, e incluso los médicos y las matronas a veces pasan por alto los síntomas, pero no es algo que deba pasar desapercibido: si no se trata, puede provocar parto prematuro y muerte fetal.

La buena noticia es que puede tratarse con éxito, pero es vital que conozcas los signos y qué hacer si los tienes.

¿Qué es la colestasis intrahepática gestacional?

Es un trastorno hepático relacionado con el embarazo, done los niveles de ácidos biliares (que ayudan a la digestión) en la sangre aumentan porque el hígado no los procesa adecuadamente. Esto puede causar parto prematuro, sufrimiento fetal y muerte fetal.

¿Quién está en riesgo?

Nadie sabe realmente qué causa colestasis, lo que hace difícil predecir quién la padecerá. Las hormonas probablemente desempeñan un papel, ya que las mujeres que esperan gemelos o trillizos tienen más probabilidades de desarrollarlo, y también lo están las futuras madres que concibieron a través de FIV.

Las posibilidades de desarrollar colestasis son más altas si la madre o hermana lo tuvieron, además, algunos grupos de personas, como las mujeres de origen asiático, sudamericano y escandinavo, son más propensas a sufrirlo.

Debido a que las causas no están claras, es una condición que toda mujer embarazada necesita saber, cualesquiera que sean sus circunstancias.

Los síntomas que nunca debes ignorar

El síntoma principal de la colestasis es la picazón extrema, pero no siempre es grave. Puede sentirse un poco incómodo o llegar a rascarse hasta hacerse sangre.

La picazón de puede ser constante o ir y venir, pero a menudo es más notoria por la noche. Por lo general, es peor en las manos y los pies, pero si tienes algún tipo de picazón, debes comunicárselo a la matrona o médico.

Junto con la picazón, es posible que tengas síntomas que incluyen ictericia (coloración amarillenta de la piel y los ojos), orina oscura y caca pálida, aunque no todas las mujeres lo notan. En general, puedes sentirte cansada y enferma y experimentar pérdida de apetito.

La colestasis gestacional es más común a partir de las 28 semanas, pero puede desarrollarse en cualquier etapa del embarazo, por lo que los síntomas nunca deben pasarse por alto.

Cómo se diagnostica

A través de dos análisis de sangre:

  • Una prueba de función hepática, que mide las enzimas en la sangre para establecer si el hígado está funcionando bien.
  • Una prueba de ácidos biliares: mide los niveles de ácidos biliares en la sangre. Cuanto más altos sean los niveles, mayor será la causa de preocupación.

¿Tu bebé está en riesgo?

La verdad es que la colestasis conlleva un mayor riesgo de tener un parto prematuro o de sufrimiento o muerte fetal. Pero una vez que se diagnostica, se puede manejar con mucho éxito, y los riesgos de muerte fetal no son más altos que en un embarazo normal.

Tratamiento de la colestasis intrahepática del embarazo

No hay cura para que no sea dar a luz, pero los medicamentos pueden ayudar a proteger al bebé de los efectos peligrosos de los ácidos biliares.

La primera línea de tratamiento es un medicamento. Si esto no funciona, se puede recetar un segundo medicamento.

¿Necesitarás estar en el hospital?

Por lo general, podrás quedarte en casa si recibes tratamiento, pero es posible que se te pida que mantengas un registro de los movimientos del bebé y comuniques al personal médico si cambian, disminuyen la velocidad o se detienen.

Dar a luz con colestasis gestacional

Debido a que los riesgos para el bebé aumentan en las últimas semanas de embarazo, las mujeres con este problema generalmente son inducidas temprano para minimizar las posibilidades de que su bebé entre en peligro o nazca muerto. Esto generalmente ocurre alrededor de las 38 semanas, aunque podría ser más temprano si la afección es grave.

No hay evidencia de que dar a luz por cesárea sea más seguro, por lo que se podría intentar un parto vaginal, aunque al ser inducido hace que sea más probable una cesárea.

Después del nacimiento

Una vez que el bebé sea dado de alta, ya no corre más riesgo por colestasis, por lo que no necesitará ningún control o prueba adicional, pero necesitará análisis de sangre entre las 6 y 12 semanas después de dar a luz para comprobar los niveles han vuelto a la normalidad.

Los síntomas desaparecerán después del nacimiento, y es poco probable que tengas complicaciones, aunque hay una mayor probabilidad de que desarrolles cálculos biliares en el futuro.

Quedar embarazada de nuevo

Desafortunadamente, es común desarrollar colestasis si quedas embarazada de nuevo, hay algunos estudios que sugieren que hay un 90 por ciento de posibilidades de que vuelva a suceder, y puede comenzar antes.

Si ya has tenido colestasis gestacional, deberás conocer los síntomas. Consulta con la matrona o médico rápidamente si tienes inquietudes, para que te realicen los análisis lo antes posible.