Qué llevar en la bolsa para el hospital parto

Preparar las cosas para el hospital es una parte emocionante de la preparación para el nacimiento del bebé.

Dependiendo del país, del centro hospitalario, de cuánto tiempo permanecerás en el hospital y del plan de parto, las cosas que necesitarás pueden variar.

Las consideraciones principales son lo que la madre y su bebé necesitarán después del nacimiento.

Cuándo preparar la bolsa para el hospital

Al comienzo del tercer trimestre (después de las 29 semanas) es un buen momento para organizarse. Piensa en lo que te gustaría llevar contigo y vete haciendo una lista o separando a un lado.

Hacer esto temprano es útil porque en las últimas semanas de embarazo, puedes sentirte demasiado cansada, distraída u ocupada para comprar o recoger lo que necesitas. Y a veces los bebés llegan antes de lo esperado.

Alrededor de las 36 semanas, prepara el bolso para que esté listo para salir rumbo al hospital en cualquier momento.

Incluso si estás planeando un parto en casa, es una buena idea tener una bolsa preparada en caso de que necesites ir al hospital por un parto prematuro, o si tienes complicaciones durante el final del embarazo o el parto.

Además de preparar el bolso, debes planificar:

  • Tener gasolina en el coche en el que te van a llevar al hospital
  • Buscar quien cuide de tus otros hijos si lo tienes.
  • La ruta más rápida hasta el hospital.
  • Un espacio seguro y cómodo para que tu bebé duerma en casa.
  • Tener asegurado abastecimiento de primera necesidad (por ejemplo, alimentos no perecederos, papel higiénico, pañales y paracetamol) para cuando regreses a casa del hospital.
  • Algunas comidas precocinadas congeladas que puede usar cuando lo necesites.
  • Tener suficiente saldo en tu teléfono móvil si éste es de recarga.

Política del hospital y qué llevar

Los hospitales tienen diferentes políticas sobre lo que proporcionan para el bebé (como mantas y pañales) y para la madre (como toallas sanitarias).

También pueden diferir en lo que le permiten traer de casa (como almohadas y objetos de valor). Por lo tanto, averigua qué proporciona el hospital y qué necesitas llevar. También puedes preguntar a tu matrona o preguntar en las clases de preparación al parto.

Actualiza los contactos de tu teléfono móvil. Si no tienes teléfono móvil, prepara una lista de números de teléfono importantes para llevar en el bolso (como los de tu pareja, persona que cuidará de tus otros hijos, familiares o amigos con los que quieras contactar).

Algunas ideas generales de lo que puedes llevar al hospital

Tarjeta sanitaria o seguro médico privado (para entregar en el mostrador de admisión).

Registros prenatales o cartilla del embarazo (si los tienes).

Cualquier documentación del hospital que hayas completado por adelantado.

Dinero suelto.

Una bata ligera.

Zapatillas o calcetines antideslizantes.

Artículos como libros o revistas para ayudar a pasar el tiempo que lleva hasta el parto.

Tus gafas, si las usas.

Una diadema, coletero, pinza y un cepillo para el pelo.

Almohada extra.

Artículos de tocador y aseo personal (incluido cepillo de dientes y pasta de dientes, desodorante, champú y acondicionador, bálsamo labial).

Algún dispositivo para escuchar música.

Teléfono y un cargador.

Una cámara de fotos.

Algún snack.

Un reloj con segundero para medir las contracciones.

Para después del nacimiento

  • Números telefónicos de familiares.
  • Tus gafas o lentes de contacto y la solución líquida.
  • Ropa interior desechable, o de algodón grande y cómoda.
  • Dos o tres sostenes cómodos y de apoyo, incluidos los sostenes de maternidad si planea amamantar.
  • Compresas sanitarias, ya sea tamaño "súper" o tamaño de maternidad (disponible en el supermercado).
  • Libros, revistas o música.
  • Camisones o tops de apertura frontal u holgada si planeas amamantar.
  • Ropa cómoda para el día que vuelvas a casa.
  • Protectores mamarios.
  • Un bloc de notas y un bolígrafo para realizar un seguimiento de las tomas de tu bebé, escribir preguntas para su matrona o médico, anotar lo que te diga el pediatra, los recuerdos de los primeros días del bebé y comenzar a completar la documentación de registro de nacimiento.
  • Una bolsa para enviar ropa sucia a casa para lavar.
  • Para partos por cesárea (además de la lista principal)
  • Ropa interior grande que no se asiente sobre la herida.
  • Ropa sin cintura, como vestidos cómodos que no irriten la herida.
  • Algún snack: lo que sea que te haga sentir bien.
  • Yogur: para introducir bacterias buenas.
  • Enjuague bucal y champú seco: si deseas refrescarte pero no puedes levantarte de la cama

Para el bebe

  • Pañales y toallitas desechables, aunque debes de comprobar si el hospital te suministrará estos artículos.
  • Monos de diferentes tamaños para tu bebé.
  • Dos mantas ligeras para bebé.
  • Unas pocas camisetas de bebé.
  • Calcetines de bebe.
  • Bolsas para pañales sucios, si usas pañales de tela.
  • Un portabebés homologado para el coche. Asegúrate de saber cómo colocarlo correctamente.
  • Biberones, un extractor de leche para extraer la leche materna, fórmula (si no planeas amamantar exclusivamente o en absoluto). Comprueba si el hospital suministrará estos artículos.

Que no llevar al hospital

Es una buena idea dejar joyas, dinero en efectivo y otros objetos de valor en casa.

Pregúntale a tu médico sobre medicamentos, incluidas las vitaminas. El hospital puede proporcionarte todo lo que necesitas.

Pregunta en tu hospital si necesitas pañales y equipo de alimentación con biberón, o si se te proporcionará todo.

*** El contenido de este sitio web es solo para fines informativos, es de carácter general y no está destinado a diagnosticar, tratar, curar o prevenir ninguna enfermedad, y no constituye asesoramiento profesional. La información en este sitio web no debe considerarse completa y no cubre todas las enfermedades, dolencias, condiciones físicas o su tratamiento. Debe consultar con su médico antes de comenzar cualquier programa de ejercicios, pérdida de peso o atención médica y / o cualquiera de los tratamientos de belleza.

Comparte este artículo!