Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado
 

 llego parto hora

¿Cómo puedes saber que la hora del parto se está acercando?

Si bien la mayoría de las mujeres están entusiasmadas por que llegue el día del nacimiento del bebé, algunas pueden sentir mucho miedo por el parto. Estar preparada y conocer las señales que avisan de que se acerca el gran momento son una excelente manera de sobrellevar esa ansiedad.

Es importante que sepas que los signos del parto, como el resto del embarazo, son una experiencia individual y única y pueden ser muy diferentes para cada mujer. Si bien los siguientes síntomas son los signos más habituales, no te sorprendas si no se ajustan a los tuyos. Lo importante es tener una relación cercana con tu matrona o médico e informarles de cualquier cosa anormal, especialmente cualquier sangrado vaginal o dolor abdominal.

Unos días antes del parto aparecen una serie de signos y síntomas que indican que el momento ya está cerca, pero no que sea inminente.

 Puede demorarse unos días e incluso una o dos semanas.

  • Menos dificultad para respirar. Este es el signo de que el bebé ha bajado y se está asentando en la pelvis, liberando la presión del diafragma. Por otro lado, es posible que sientas una mayor presión sobre la vejiga y que tengas que ir al baño más veces.
  • Las molestias de la digestión también disminuyen como consecuencia del encajamiento del feto, que hace que el útero descienda, y no presione los órganos digestivos.
  • Se notarán, sobre todo por la tarde y por la noche, contracciones o pinchazos en la parte baja del abdomen, que no son rítmicas y además suelen desaparecer con el reposo. No son las verdaderas contracciones de parto. La diferencia entre contracciones falsas y reales es su fuerza, intensidad y si continúan cuando te mueves.
  • Expulsión del tapón mucoso. Durante el embarazo, la abertura cervical se obstruye con mucosidad para evitar que las bacterias entren al útero. Cuando el cuello uterino comienza a relajarse, este tapón de moco es expulsado. El moco es viscoso, de color claro, rosa o teñido con sangre. El tapón de moco se puede expulsar minutos, horas o días antes de que comience el trabajo de parto.
  • Romper aguas. Solo 1 de cada 10 mujeres experimenta un chorro de líquido amniótico cuando las membranas se rompen. Muy a menudo, el líquido amniótico simplemente se filtrará en forma de pequeño chorrito. Sin embargo, muchas mujeres no están seguras de si se trata de líquido amniótico u orina porque muchas embarazadas pierden orina durante las últimas etapas del embarazo. Si se rompe la fuente de agua y no tienes contracciones, debes ir al hospital inmediatamente. A medida que pasa el tiempo, el riesgo de infección puede crecer.
  • Repentino arranque de energía. Justo antes de entrar en trabajo de parto, es posible que tengas un repentino arranque de energía. Te darás cuenta de que puedes hacer cosas como limpiar, comprar comestibles o cocinar sin sentirse cansada. Esto se llama síndrome de nido (la necesidad de preparar y limpiara la casa para la llegada del bebé). Si bien es posible que tengas ganas de correr y saltar, estás a punto de entrar en un momento particularmente estresante, por lo que probablemente sea mejor si conservas toda tu energía. 
  • El borramiento del cuello uterino comienza en el último mes del embarazo. El cuello uterino se adelgazará y comenzará a estirarse para facilitar la dilatación y el nacimiento del bebé. 
  • Dilatación de la abertura del cuello uterino. Significa que tu cuerpo se está preparando para el parto. La dilatación generalmente se mide en centímetros y será la matrona o el médico los que irán comprobando la evolución. Estarás completamente dilatada, cuando tengas 10 centímetros.