Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado
 

tocofobia

La idea de dar a luz puede causar ansiedad y preocupación en algunas mujeres: "¿cómo será el trabajo de parto?", "Cómo de grande será mi bebé", llegando a pasar por sentimientos de miedo severo. Esta ansiedad extrema sobre el parto se llama tocofobia.

El embarazo tiene sus ventajas: cabello y piel brillante y un hermoso regalo al finalizar los nueve meses. Pero para algunas mujeres, su miedo intenso al parto, puede impedirles disfrutar de su embarazo, y mucho menos imaginar el momento en el que nacerá el bebé.

Este miedo a dar a luz es más que una simple ansiedad natural acerca del dolor que se pueda sentir y si se podrá sobrellevar la situación. Es un miedo abrumador y dominante... y es más común de lo que piensas.

Los miedos específicos pueden incluir:

  • No poder hacer frente al dolor del parto.
  • Preocupación de que el bebé pueda lesionarse durante el parto.
  • Miedo a morir en el parto.

Un estudio encontró que la tocofobia afecta a una de cada cinco mujeres. Alrededor de seis de cada 100 futuras mamás tienen tanto al parto y esto afecta su embarazo.

Algunas mujeres evitan quedar embarazadas mientras que otras están tan asustadas que piden una cesárea, y sienten que es una forma de recuperar el control.

En los casos más drásticos, algunas mujeres embarazadas incluso pueden recurrir a una interrupción, a pesar de que les encantaría ser madre.

¿Por qué la tocofobia está en aumento?

No es solo la tocofobia la que está en aumento ahora, es la tocofobia en primerizas. Esta es una respuesta automática de miedo al momento del nacimiento cuando no se ha tenido un bebé antes, mientras que en el pasado la mayoría de casos de tocofobia ocurría en mujeres que habían tenido una experiencia anterior.

Sobrecarga de información

Nada más dar la noticia de que estamos esperando a amigos y seres queridos, empiezan a bombardearnos con consejos y experiencias propias que en muchos casos no son nada enriquecedoras y alentadoras.

Aunque es bueno estar preparada y saber qué esperar del parto, algunas mujeres se sienten abrumadas por historias negativas, que pueden desencadenar o alimentar su fobia.

También hay foros y grupos donde las madres cuentan sus experiencias, para muchas embarazadas, estas son útiles, perspicaces y realistas. También les da a las mamás la oportunidad de hablar sobre sus malas experiencias y obtener el apoyo de otras mujeres que han pasado por similares. Pero otras mujeres quedan aterrorizadas por las historias que leen.

Si cree que tiene tocofobia, habla de tus temores con tu médico o matrona.

Si tienes miedo de dar a luz, tenemos unos consejos sobre cómo aliviar este miedo.

Resolver el origen

Como con la mayoría de las cosas en la vida; encontrar la causa raíz del problema es clave para resolverlo. Las causas más comunes de la tocofobia son:

  • Un miedo aprendido: las historias de nacimiento difíciles se cuentan más que las de los fáciles, lo que puede aumentar nuestra creencia de que el nacimiento es peligroso.
  • Ansiedad general: es posible que hayas sufrido ansiedad antes del embarazo.
  • Trauma: una experiencia previamente traumática en un parto anterior.
  • Abuso: las experiencias de violación y abuso sexual infantil pueden ser factores.
  • Depresión prenatal: el miedo puede ser un síntoma de depresión durante el embarazo.

Habla de cómo te sientes

No te guardes las cosas, esto solo empeorará la situación.

En su lugar, cuéntale a tu pareja sobre cómo te sientes y habla con tus amigas; tal vez hayan tenido un parto antes y puedan ayudar a aliviar tus miedos.

Conoce a tu matrona

El apoyo de una matrona de confianza puede marcar la diferencia.

Pide ver a la misma matrona en cada cita prenatal. Si hay un miembro del personal que prefieres no ver, está bien decirlo y, si no estás satisfecha con el tratamiento que se te da, siempre puedes pedirle al médico de cabecera una segunda opinión.

Clases prenatales

Hay muchos aspectos inciertos del parto: "¿Cómo sabré que estoy de parto?" "¿Cuánto tiempo durará el parto?" "¿Tendré una matrona que conozca?"

Es imposible responder con precisión a estas preguntas y muchas mujeres se sienten estresadas y ansiosas por su falta de control sobre la situación.

Las clases de preparación al parto ayudan a las mujeres embarazadas a sentirse más preparadas y seguras acerca del parto y hablar con otras mujeres embarazadas puede ayudar a calmar sus miedos también.

Piensa positivo: ¡tu cuerpo es INCREÍBLE!

Lo que el cuerpo de una mujer atraviesa durante el embarazo y el trabajo de parto es absolutamente increíble, no es de extrañar que te sientas un poco asustada.

Tu cuerpo fue diseñado para hacer esto y la mayoría de los nacimientos son simples.

Rodéate de historias de nacimiento positivas, recuérdate a ti misma de otros desafíos con los que has lidiado y cree que puedes dar a luz.