La cesárea: Cómo se realiza paso a paso

Te explicamos el parto por cesárea paso a paso

Tanto si la cesárea es programada como si se trata de una urgencia, la embarazada se instala en un quirófano. Algunas maternidades permiten que el padre esté presente a su lado cuando las condiciones son adecuadas. En primer lugar, se limpia la piel del abdomen con un producto antiséptico desde la parte inferior de los muslos hasta el pecho, insistiendo en el ombligo. A continuación, se introduce una sonda urinaria para vaciar continuamente la vejiga. Si no hay contraindicaciones médicas, la embarazada se somete a una anestesia espinal: se trata de una anestesia de la parte inferior del cuerpo (abdomen inferior y piernas), aplicada a nivel de la columna vertebral, y cuyo efecto anestésico durará sólo tres horas. Esto evita que la embarazada tenga que someterse a una anestesia general, lo que mejora el tiempo y las condiciones para despertarse después de la operación.

Si la futura madre ya tiene una epidural, el anestesista añade una dosis adicional de productos anestésicos para completar la analgesia.

El obstetra puede ahora proceder a la cesárea. En el pasado, se realizaba una incisión vertical en la línea media por debajo del ombligo en la piel y en el útero. Esto provocó muchas hemorragias y la cicatriz uterina fue más frágil durante el siguiente embarazo. En la actualidad, la piel y el útero se suelen incidir transversalmente. Esta técnica garantiza una mayor solidez. Muchas madres tienen miedo de tener una cicatriz demasiado grande. Esto es comprensible. Pero si la incisión es demasiado estrecha, puede ser más difícil extraer al niño. Lo importante es cortar la piel en el lugar adecuado. La anchura clásica recomendada es de 12 a 14 cm. La incisión se realiza a 2-3 cm por encima del pubis. En este punto, la cicatriz es casi invisible porque está en un pliegue de la piel.

Después de hacer una incisión en la piel, el obstetra separa la grasa y luego se corta la aponeurosis (tejido que envuelve los músculos). Se separa la membrana que cubre los músculos y se separan también y sin cortar los músculos abdominales. Se desgarra con los dedos el peritoneo y ya en el útero se hace una incisión en éste y en la bolsa amniótica. Se tarda entre 1 y 3 minutos en llegar a la cavidad peritoneal. El menor tiempo de operación significa menos sangrado y probablemente un menor riesgo de infección, lo que podría permitir a la madre recuperarse más rápidamente después de la operación.

🤰🏻👶🏻🎁 Crea tu lista de nacimiento y actualízala siempre que quieras. Comparte tu lista con familiares y amigos para que puedan acertar con el regalo que necesitas â‡“⇓⇓lista de nacimiento bebe

A continuación, se extrae al niño por la cabeza o por los pies, según la presentación. Se procede a cortar el cordón umbilical.

Si la madre ya ha sido sometida a una cesárea, la operación puede durar un poco más porque puede haber algunas adherencias, sobre todo entre el útero y la vejiga.

Tras el parto, el obstetra retira la placenta. Luego comprueba que la cavidad uterina está vacía, que no se vean desgarros ni restos de placenta. Luego, se procede a suturar el útero con sutura reabsorbible y después se irá reparando todas las capas que han sido seccionadas hasta llegar a la superficie. El cierre de la piel se hará con grapas o con una sutura continua. Para acabar, se cubre la zona con un apósito.

La duración desde que comienza la cesárea y hasta que se extrae al bebé es de unos 10 minutos de media, aunque la duración total puede llevar unos 30 o 40 minutos.

Tras la sutura, la madre es vigilada durante dos horas en una sala de recuperación, donde se comprueba que no sangra y que el dolor de la cicatriz está suficientemente controlado. Hay hospitales donde es posible que la madre esté con su bebé y su pareja, si no puede ser, el piel con piel lo realizará el padre en la habitación mientras la madre se recupera. El efecto de la anestesia pasará en una o dos horas, y a partir de ese momento será necesario tomar medicación para controlar los dolores posoperatorios.

Pasado el tiempo indicado y si no hay contraindicaciones, la madre puede volver a la habitación y disfrutar de su bebé. En la gran mayoría de los casos, la mujer debe mantener una sonda urinaria y un goteo intravenoso durante 12 a 24 horas y sólo podrá levantarse al cabo de medio día. Se administrará un tratamiento anticoagulante diario durante todo el periodo de hospitalización para reducir el riesgo de flebitis o embolia pulmonar. Las primeras 24 horas suelen ser dolorosas y pueden requerir analgésicos. La estancia en el hospital, puede ser de entre 4 y 7 días.

Artículos relacionados

  1. Parto por cesárea, ¿en qué casos se realiza?
  2. Parto por cesárea ¿Podré estar acompañada?
  3. Parto por Cesárea, tiempo de Recuperación y consejos
  4. El cuerpo de la mujer después del parto - Cuidados PosParto

🔅 También te puede interesar leer:

***El contenido de este sitio web es solo para fines informativos, es de carácter general y no está destinado a diagnosticar, tratar, curar o prevenir ninguna enfermedad, y no constituye asesoramiento profesional. La información en este sitio web no debe considerarse completa y no cubre todas las enfermedades, dolencias, condiciones físicas o su tratamiento. Debe consultar con su médico antes de comenzar cualquier programa de ejercicios, pérdida de peso o atención médica y / o cualquiera de los tratamientos de belleza.

Comparte este artículo!

Menudo Embarazo: Guía sobre el embarazo      inglés para niños