¿Qué pasa si tienes anemia en el embarazo?

La anemia es bastante común en las mujeres embarazadas, a menudo debido a una deficiencia de hierro cuyas necesidades aumentan durante el embarazo. ¿Cuáles son los síntomas? ¿Qué se puede hacer al respecto?

Aumento de las necesidades de hierro durante el embarazo

Esencial para la formación de glóbulos rojos y el transporte de oxígeno, el hierro también desempeña un papel clave en la producción de nuevas células, hormonas y neurotransmisores (mensajeros de los impulsos nerviosos). Cada célula de tu cuerpo contiene hierro. No puedes prescindir de él.

Es el hierro que le das a tu bebé por nacer lo que le permite producir hemoglobina en su sangre. Esta necesidad de hierro requiere un suministro constante y suficiente, especialmente al final del embarazo porque una deficiencia marcial, (este es el otro nombre para la deficiencia de hierro), podría llevar a una disminución de los glóbulos rojos causando anemia.
Sin consecuencias para la salud del niño, la anemia puede, sin embargo, en algunos casos, aumentar el riesgo de prematuridad y de bajo peso al nacer.

Existen varios tipos de anemia, pero durante el embarazo las más frecuentes son las debidas a la falta de hierro por la cantidad tan grande que demanda el bebé para su crecimiento y maduración.

anemia embarazo valores, hemograma,

Para averiguar si existe anemia se realiza una analítica de sangre (hemograma), se cuentan los glóbulos rojos y la concentración de hemoglobina. Se consideran valores normales una hemoglobina en sangre > 12 grs/dl.

Tipos de anemia en el embarazo

  • Anemia fisiológica. Causada por el propio embarazo, al aumentar las necesidades de hierro y al bajar la concentración de hemoglobina. Por debajo de > 11 grs/dl se considera anemia.
  • Anemia ferropénica. Por falta de hierro
  • Anemia megaloblástica. Por falta de ácido fólico y vitamina B12
  • Otras anemias. talasemias, alteraciones genéticas de la hemoglobina, etc.

El aporte de hierro necesario para mujeres en condiciones normales debe ser de 2 mg diarios; a partir del tercer mes de embarazo, esta cantidad aumenta a 6 mg, y durante la lactancia el requerimiento será de 1 mg extra diario. Pocas mujeres tiene reservas de hierro suficientes antes de quedarse embarazadas (la menstruación favorece su déficit) por lo que en casi todos los casos suele ser necesario tomar suplementos de hierro desde el principio del embarazo para evitar que surja una inevitable anemia.

¿Cuál es el nivel de hierro de una mujer embarazada?

Hasta el 40% de las mujeres en edad fértil tienen un nivel de ferritina en sangre inferior a 30 g/l, lo que refleja el colapso de sus reservas de hierro. La detección de la anemia es obligatoria en el sexto mes de embarazo.

¿Cómo saber si se sufres de anemia durante el embarazo?

sintomas anemia embarazo

Ciertas señales en las mujeres embarazadas pueden revelar anemia: tez pálida, falta de aliento, aceleración de los latidos del corazón, cansancio extremo... pero a menudo la anemia no se manifiesta externamente.
Por eso, la dosis de hierro forma parte del seguimiento regular del embarazo.

Síntomas de anemia:

  • Cansancio
  • Palidez
  • Taquicardia
  • Caída del pelo
  • Uñas quebradizas
  • Ansiedad
  • Mareos
  • Apatía
  • Dolor de cabeza

Una anemia severa no controlada durante el embarazo podría poner en peligro el correcto desarrollo del feto. Las anemias leves no suelen afectar al bebé, pero las más graves están relacionadas con Hipertensión, desprendimiento de placenta, partos prematuros, bajo peso al nacer o excesiva pérdida de sangre durante el parto.

Recomendaciones para evitar la anemia en el embarazo:

¿Qué comer para subir el hierro en el embarazo?  ¿Qué alimentos contienen hierro para embarazadas?

¿Qué comer para subir el hierro en el embarazo? ¿Qué alimentos contienen hierro para embarazadas?

  • Alimentación equilibrada.
  • Alimentos con alto contenido en hierro y ácido fólico, como: carnes rojas, marisco, legumbres, dátiles, fresas, ciruelas, vegetales de hoja verde, huevos, frutas, panes integrales y cereales suplementados con hierro.
  • La vitamina c y los azúcares aumentan la absorción del hierro.
  • Antiácidos, sales de calcio y fósforo (leche y derivados) disminuyen su absorción, por lo que no deben mezclarse con alimentos ricos en hierro.
  • El café y el tabaco también disminuyen la absorción de hierro.
  • Los suplementos de hierro deben tomarse en ayunas o dos horas después de haber comido, acompañar con zumo de naranja para facilitar la absorción.
  • Muchas veces el hierro no sienta bien y puede ocasionar calambres, diarrea o estreñimiento. Existen diferentes tipos de hierro en el mercado, con diferente tolerancia digestiva, se puede ir cambiando hasta encontrar el que se tolere bien. Consultar con el médico cualquier duda y seguir todas sus indicaciones.

En resumen

Debido a que los riesgos son altos, las madres con anemia son monitoreadas de cerca por los médicos. Y para un rápido control, deben estar muy atentas a los pequeños síntomas que podrían provocarles dolor de cabeza, fatiga, náuseas, mareos o incluso desmayos. Desde el principio del embarazo, tu médico o matrona te prescribirá un análisis de sangre para determinar tu nivel de hierro en la sangre. Si el nivel de hierro en la sangre es demasiado bajo, tu embarazo será controlado cuidadosamente hasta el parto. Por lo tanto, el médico puede indicarte suplementos que deberás tomar regularmente para corregir la anemia. Además, es muy importante que sigas una dieta sana y variada.

🔆 También te puede interesar leer:

***El contenido de este sitio web es solo para fines informativos, es de carácter general y no está destinado a diagnosticar, tratar, curar o prevenir ninguna enfermedad, y no constituye asesoramiento profesional. La información en este sitio web no debe considerarse completa y no cubre todas las enfermedades, dolencias, condiciones físicas o su tratamiento. Debe consultar con su médico antes de comenzar cualquier programa de ejercicios, pérdida de peso o atención médica y / o cualquiera de los tratamientos de belleza.

Comparte este artículo!