Salud y Cuidados durante el embarazo

Ratio: 5 / 5

Inicio activado Inicio activado Inicio activado Inicio activado Inicio activado

espina bifida

Espina Bífida ¿Qué es?

La espina bífida es un defecto congénito del desarrollo de los huesos de la columna vertebral y en casos graves de la médula espinal. Ocurre si entre las semanas tercera y cuarta del embarazo el tubo neural (estructura que da origen al cerebro y la médula) no se cierra bien. No se sabe exactamente su causa, pero hay predisposición si durante las primeras semanas de gestación hay carencia de ácido fólico.

Tipos de espina bífida

  • Oculta: La más común y leve. En este caso sólo hay un pequeño defecto en la formación de una vértebra y no suele comprometer a la médula espinal ni a los nervios espinales. Por lo general no causa incapacidad o síntomas y por ese motivo muchos afectados desconocen que la tienen.
  • Defectos del tubo neural cerrado: Aparecen al final del primer trimestre de embarazo y son como bultos en la zona lumbar baja, en ocasiones con algún mechón de pelo. En algunos afectados hay pocos o ningún síntoma, pero en otros la malformación puede causar parálisis parcial con problemas urinarios e intestinales.
  • Meningocele: En este caso, las meninges (capas que cubren a la médula) empujan hacia fuera de la abertura de la columna vertebral, y pueden o no pueden estar cubiertos por una capa de la piel. Suele tener una sintomatología leve y algunos afectados pueden tener problemas similares a los del tubo neural cerrado. Para evitar infecciones hay que operar.
  • Mielomeningocele: La más grave. La médula espinal se muestra a través de la abertura en la columna vertebral. Con parálisis parcial o completa de las partes del cuerpo por debajo de la abertura de la columna vertebral. Si la parálisis es muy grave puede impedir caminar al que la padece. También puede darse vejiga neurógena e intestino neurógeno (no se puede controlar la salida de la orina o de las heces).

Ratio: 5 / 5

Inicio activado Inicio activado Inicio activado Inicio activado Inicio activado

embarazoempatico

El embarazo empático o síndrome de couvade consiste en un conjunto de síntomas que padecen los hombres durante el embarazo de su pareja.

La sintomatología depende de cada hombre y estos son algunos de los signos que pueden aparecer: Náuseas, antojos, dolor de cabeza, aumento del apetito, ansiedad, cambios de humor, trastornos en el sueño, aumento de peso, dolor en el abdomen, calambres, dificultad para concentrarse, etc.

Al igual que en la mujer los síntomas suelen ser más frecuentes durante el primer y último trimestre. Por lo general desaparecen una vez se produce el parto, aunque a veces pueden prolongarse durante el posparto.

Recuerda que el hombre también se está preparando para la paternidad y que también sufre cambios hormonales. Las hormonas responsables son la testosterona (disminuye), la prolactina y el estradiol (aumentan) y es probable que lo sientas más tierno, empático y protector. 

Ratio: 2 / 5

Inicio activado Inicio activado Inicio desactivado Inicio desactivado Inicio desactivado

canciones maternidad, canciones embarazo, canciones para embarazadas

Recopilación de canciones sobre la maternidad para escuchar durante el embarazo y/o para dedicar a un hijo. 

Para todas la mujeres que van a ser o han sido madres - Canciones para embarazadas y sus bebes

Creces en mi de Romina D'Addio

Aún recuerdo
el cielo azul de abril
De esa tarde
que supe de ti
Y como un lienzo 
en blanco vi
frente a mí
Todo un mundo 
nuevo por descubrir... Letra y vídeo de Creces en mi

Desde aquí del otro lado de Manuel Carrasco

Todo lo viví diferente 
su boca me supo a vientre 
y me crecieron las alas 
la luna pintó su cara 
la que yo me imaginaba 
lienzo y pincel de los dos 
Y me sentí hasta más niño 
y más hombre al mismo tiempo 
cuando escuché su latido 
mientras lloraba riendo 
mientras lloraba riendo

Y ahora deja que te diga 
desde aquí del otro lado 
si le vieras la mirada 
su semblante está cambiando... Letra y vídeo de Desde aquí del otro lado

Ratio: 5 / 5

Inicio activado Inicio activado Inicio activado Inicio activado Inicio activado

calcular peso y medida feto

¿Quieres saber cómo se calcula y se mide el peso del bebé y cómo se sabe si se está desarrollando adecuadamente? Aquí te lo contamos.

Las futuras mamás siempre se preocupan por si el peso y la medida de su bebé durante la gestación no es el adecuado. Cada bebé se desarrolla a su ritmo y cuando llega la hora del nacimiento, no todos pesan igual.

La media de peso de un bebé nacido a término suele ser de unos 3.000/3.500 gramos.

El crecimiento del bebé puede depender de factores maternos, genéticos o placentarios.

Los genes determinan el crecimiento del bebé, por lo tanto si existe alguna alteración cromosómica o génica su crecimiento puede verse afectado. Es por eso, que si en la ecografía que se hace entre las semanas 24 a 26 se observa un crecimiento intrauterino retardado, lo primero que hará el médico será comprobar si el bebé tiene algún problema genético.

También es fundamental para el crecimiento adecuado del bebé que la madre no tenga problemas de salud (hipertensión, infecciones u otras alteraciones y patologías) o esté malnutrida. En estos casos consultar siempre con el médico, y si es posible hacerlo antes de quedar embarazada mucho mejor.

Ratio: 5 / 5

Inicio activado Inicio activado Inicio activado Inicio activado Inicio activado

diagnostico prenatal

Diagnóstico Prenatal: Exámenes y pruebas al bebé antes de nacer

Durante el embarazo hay una serie de pruebas para controlar la salud de la madre y su bebé. En algunas se controla directamente la salud del feto y su seguridad. Por ejemplo, se pueden evaluar posibles defectos cardiacos, comprobar la posición de la placenta o anormalidades fetales que muchas veces pueden ser corregidas mientras el bebé está en el útero.

El equipo médico encargado del embarazo debe contestar a todas las preguntas y dudas que surjan y explicar los procedimientos o pruebas recomendadas. La aceptación o rechazo de algunas pruebas tales como la amniocentesis, corresponden siempre a los padres.

Se dispone de muchas técnicas para obtener mediciones, imágenes y muestras del feto en el útero que ayudarán al médico en el diagnóstico de cualquier anomalía. Estas son algunas de esas pruebas:

Análisis de sangre

Desde que se confirme el embarazo se debe hacer un análisis de sangre para descartar signos de anemia, determinar el grupo sanguíneo y para excluir enfermedades tales como sífilis, sida y rubéola, que pueden afectar al feto.

En mujeres con Rh-, se realizarán controles regulares durante todo el embarazo para detectar anticuerpos Rh que puedan afectar a la sangre del bebé.

Sobre las 16 semanas de gestación se suele tomar otra muestra de sangre, para analizar la alfafetoproteína, para determinar si el bebé tiene riesgo de desarrollar alguna anormalidad.

Ratio: 4 / 5

Inicio activado Inicio activado Inicio activado Inicio activado Inicio desactivado

cuidados consejos tips embarazo

En este artículo queremos darte recomendaciones alimentarias, hablarte sobre la importancia del ácido fólico y el yodo para el feto, también sobre los medicamentos, con los que hay que tener mucho cuidado, incluso con los que son de herboristerías. Y también se tocan otras temas cómo las vacunas, la Prevención de defectos congénitos en el feto, la Prevención de enfermedades infecciosas y otros puntos de interés en el embarazo.

Sigue todas estas recomendaciones para cuidarte y llevar un embarazo sano. 

Alimentación sana y equilibrada (Menos cantidad, más calidad): No necesitas hacer una dieta especial, pero no olvides que tu alimentación influye en el desarrollo y crecimiento del bebé.

Sigue una alimentación variada, que incluya todos los nutrientes, aquí te damos algunos consejos:

  • Frutas, hortalizas y verduras.
  • Alimentos ricos en hidratos de carbono complejos (pan, pasta, arroces y patatas).
  • Alimentos ricos en fibras (pan integral, frutas y verduras y legumbres).
  • Proteínas (carnes, pescados, huevos, legumbres como alubias, garbanzos y lentejas).
  • Pescado (evitan consumir pescados de gran tamaño como pez espada, o emperador, atún rojo, cazón... por su alto contenido en mercurio)
  • Es recomendable que te guíes por la pirámide nutricional para elaborar tus menús diarios.
  • Limita los dulces, las chucherías, las conservas, los embutidos, el café, el té y las bebidas de cola.
  • Consume la leche pasteurizada o UHT y derivados (leche desnatada, yogurt y queso).
  • Evita el queso blando madurado tipo Camembert, Brie y el queso azul.
  • Prepara las comidas a la plancha, cocida, sin salsas y poco condimentadas.
  • Evita los fritos.
  • Lava muy bien las frutas y verduras.
  • Usa sal yodada, pero con moderación.
  • Come con frecuencia y evita pasar muchas horas sin comer.
  • Evita las comidas abundantes.
  • Si sigues una alimentación adecuada, no necesitas tomar suplementos de vitaminas, a excepción del ácido fólico que no te puede faltar.
  • El hierro y el yodo te lo recetarán si lo aconsejan los análisis, o el tipo de dieta que sigas.
  • La vitamina A puede ser teratógena (sustancia que puede provocar malformaciones en el embrión) y debes evitarla. Por esta razón, evita también el consumo de hígado y patés.
  • Evita comer alimentos crudos o poco hechos, (huevos, carnes, pescados, patés frescos y embutidos, así como leche y quesos no pasteurizados) para prevenir la toxoplasmosis y otras infecciones o parásitos. Para evitar problemas, cocina suficientemente estos alimentos, o congélalos más de 24 horas a -20 ºC.

El ácido fólico es una vitamina (B9) que puedes encontrar en los vegetales de hoja verde (espinaca, brécol, acelgas…) , Si lo tomas en una cantidad adecuada ayudarás a prevenir defectos en la formación del sistema nervioso del bebé. Aunque sigas una dieta equilibrada será necesario que tomes un suplemento para completar la cantidad necesaria.

Ratio: 4 / 5

Inicio activado Inicio activado Inicio activado Inicio activado Inicio desactivado

Cambios Físicos, Psíquicos y Emocionales Embarazo

La mayoría de los cambios que se producen son normales y necesarios para que el bebé se pueda desarrollar, aunque serán muchas las ocasiones en las que sufras molestias e incomodidades. Si no la sientes tampoco pasa nada, hay mujeres que no tienen ninguna molestia en todo el embarazo.

Vive tu embarazo con una actitud positiva y acepta los cambios con naturalidad, recuerda que tu cuerpo está preparado para ello.

Puedes sentir algunos de estos síntomas o molestias:

Náuseas, vómitos y problemas digestivos: Los vómitos y náuseas son síntomas habituales en el primer trimestre. La digestión se vuelve más lenta, y por eso es normal que notes pesadez, gases y estreñimiento. Cuando el útero crece empuja el estómago hacia arriba causando acidez con frecuencia.

Consejos:

  • Usa ropa holgada que no apriete tu cintura,
  • Realiza comidas frecuentes y poco abundantes.
  • Mastica bien y come despacio.
  • Después de comer reposa incorporada sin tumbarte del todo.
  • Procura comer los alimentos a temperatura ambiente.
  • Toma líquidos (agua y zumos naturales) entre horas y a sorbos.
  • Opta por la comida poco condimentada.
  • Si sufres náuseas matutinas prueba a tomar tostadas, galletas o cereales antes de levantarte de la cama.
  • En caso de estreñimiento consume alimentos que contengan fibra natural (pan integral, kiwis, cereales integrales, frutas y verduras) y bebe líquidos.
  • Realiza ejercicio moderado. Procura tener horarios regulares para ir al baño.

Ratio: 5 / 5

Inicio activado Inicio activado Inicio activado Inicio activado Inicio activado

controles tercer trimestre 

Controles en el tercer trimestre de embarazo:

Cuatro a cinco semanas antes de la fecha probable de parto, se puede realizar la toma de una muestra vaginal y/o rectal para determinar si eres portadora del estreptococo beta hemolítico, una bacteria que no te causará ningún problema pero hay que evitar que contamine al bebé en el momento del parto. Si la prueba da positivo te darán antibióticos para evitar esa infección.

También te harán análisis de sangre y orina para descartar anemia y presencia de infecciones urinarias.

Sobre la 28 semanas te repetirán las pruebas de grupo sanguíneo ABO, Rh y otros antígenos de la sangre de la madre, para prevenir la enfermedad hemolítica del recién nacido. Si resultas Rh D negativa también se deben ofrecer estas pruebas al padre biológico. Según los resultados, se estudiará tu compatibilidad sanguínea con la del feto y, en su caso, puede proponerse la administración de un suero con carácter preventivo a las 28 semanas, si eres Rh D negativa, salvo que el padre también sea RH D negativo.

Ratio: 5 / 5

Inicio activado Inicio activado Inicio activado Inicio activado Inicio activado

 controles segundo trimestre

Controles en el segundo trimestre de embarazo:

Test de O’Sullivan: Es necesario hacer una prueba para detectar diabetes gestacional en este trimestre, especialmente en el caso de que tengas antecedentes familiares o factores de riesgo para padecer diabetes.  Se realiza entre las semanas 24 y 28.

Cultivo de orina: Para detectar infecciones asintomáticas, ya que en ocasiones estas infecciones son responsables de alteraciones en la madre y el feto. Suele hacerse en las semanas 15 a 16.

Análisis de sangre. Uno por trimestre

Ratio: 5 / 5

Inicio activado Inicio activado Inicio activado Inicio activado Inicio activado

Cómo proteger y fortalecer el suelo pélvico en el embarazo

Cómo proteger y fortalecer el suelo pélvico en el embarazo

El suelo pélvico está formado por un grupo de músculos (perineo) situados en la parte inferior de la pelvis, limitados por los muslos y las nalgas formando su base. Le proporciona sostén a la zona baja del abdomen (útero, vejiga e intestino). Esta zona se puede contraer de forma voluntaria. Y si está flácido, acaba cediendo y desestabilizando la posición de los órganos que sostiene.

En el embarazo, la debilidad de estos músculos favorece la incontinencia urinaria de esfuerzo. Se producen escapes de orina al toser, al coger peso, etc.

Cuando estas embarazada y durante el parto, el suelo pélvico soporta una presión muy grande que puede lesionar y afectar su integridad. Por eso es muy importante que lo fortalezcas con ejercicios y que lo protejas, contrayendo la musculatura del periné cuando estornudes, cojas peso, etc.

Ejercicios de Kegel para fortalecer y tonificar la musculatura perineal.