Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado
 

El puerperio o post-parto

En las semanas que siguen al parto tu cuerpo experimentará muchos cambios, es importante que visites al médico o matrona para una consulta postparto. En ella comprobarán tu presión sanguínea y peso, examinarán el útero, el cuello uterino, la vagina y los senos. Este es un buen momento para que le preguntes al médico cualquier duda que tengas.

Te dejamos unas recomendaciones para que te sientas mejor después del nacimiento de tu bebé:

  • Descansa todo lo que pueda. Trata de tomar siestas cuando tu bebé esté durmiendo. Pide ayuda siempre que lo necesites a tu pareja, familiares, amigos.
  • Si tienes problemas con la lactancia, habla con el personal médico que te atiende para que te asesoren o te informen sobre grupos de apoyo para la lactancia en tu comunidad.
  • Sigue una dieta sana y equilibrada y toma bastante líquido. Evita las bebidas alcohólicas y sustancias toxicas, hacerlo perjudica tu salud y puede hacerte sentir más cansada y/o deprimida.
  • Desde que el médico te autorice, comienza alguna rutina de ejercicio. Por ejemplo, salir a caminar al aire libre es formidable. Y puedes llevar al bebé contigo.
  • Podrás reanudar las relaciones intimas, cuando te autorice el médico y te sientas preparada.

Estos son algunos de los cambios por los que pasará tu cuerpo después del parto:

  • Loquios - Lochia o loquis: Es un derrame sanguíneo proveniente del útero. Es muy similar al período menstrual, aunque que el flujo es más fuerte. Al principio aparece de un color rojo brillante, luego cambia a rojo pardoso, y luego a un amarillento blanquecino. Este flujo puede durar de dos a cuatro semanas. Si prevalece más de este tiempo, tienes molestias abdominales, o si los loquios tienen un olor diferente al de tu regla consulta con el médico o matrona.
  • Entuertos: Después del parto, es normal que sientas durante unos días (4 ó 5) dolores parecidos a las contracciones debidos a descargas de oxitocina, cuya misión ahora es contraer la musculatura uterina. Estos dolores llamado entuertos son bastante molestos, así que habla con el médico para que te indique que analgésico tomar que sea compatible con la lactancia. Durante las primeras cuatro semanas es normal que notes estas contracciones en los momentos que le des el pecho al bebé. Pero, una vez pasen cinco días del parto si sigues teniendo dolores cuando no des el pecho y siguen siendo intensos, consulta con el médico.
  • Útero: Poco a poco irá volviendo a su estado normal. 24 horas después del parto estará a la altura de tu ombligo. E irá disminuyendo de tamaño como un dedo por día. llegando al pubis sobre los 15 días. Y cuando acabes la cuarentena ya estará en su lugar y tamaño correspondiente.
  • Puede ser que la entrada a la vagina esté más estrecha después del parto, así que puedes sentir molestias unos días. Si te hicieron una episiotomía, continuarás sintiendo algo de incomodidad mientras sana.
  • Vejiga e intestinos: Después del parto puede ser que tengas problemas al orinar, en ese caso toma bastante líquido. Si no sientes alivio, informa al médico o matrona. Tan bien es habitual el estreñimiento durante una semana o más. Poco a poco el tránsito intestinal irá volviendo a la normalidad. Toma bastante líquido, sigue una dieta saludable que incluya bastantes frutas y verduras, y camina regularmente.
  • Menstruación: Si estás con la lactancia materna, tu período menstrual puede volver en algún momento después del tercer mes. Hay mujeres a las que no les vuelve el período hasta que dejaron de amamantar al bebé. Si no has optado por la lactancia materna, el período puede volver unas seis semanas después del nacimiento. Pero ojo, Esto no significa que no puedas quedarte embarazada, aunque tu período no haya vuelto.