Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado
 

El cuarto trimestre: los primeros tres meses después del parto

¬ŅQu√© es el cuarto trimestre del embarazo?

Este cuarto trimestre postnatal, debe tenerse en cuenta tanto para el bebé como para la madre. Porque al nacer, la simbiosis entre los dos seres permanece quieta por un tiempo. Proximidad física y psíquica, período de retransformación del cuerpo de la mujer... Aquí está todo lo que necesitas saber sobre este trimestre en particular, donde todo está al revés.

Para traer un ni√Īo "plenamente" al mundo, f√≠sica y psicol√≥gicamente, algunas personas piensan que una mujer no necesitar√≠a 3, sino 4 trimestres. Tres en el interior y uno en el exterior. Este per√≠odo posterior al nacimiento requiere, en efecto, un per√≠odo de adaptaci√≥n para acostumbrarse a esta disociaci√≥n de los dos cuerpos. La fusi√≥n que se experimenta durante los 9 meses de embarazo debe prolongarse y no puede terminar en una separaci√≥n brutal. Este concepto, llamado continuo, es por lo tanto necesario para el bienestar del ni√Īo y de los padres: cambios hormonales, sensibilidad emocional, lactancia materna... ¬ŅC√≥mo emprender este viaje hacia un nuevo equilibrio?

4¬ļ trimestre del embarazo: origen y principio

Jean Liedloff, un autor americano, fue uno de los primeros en mencionar el cuarto trimestre de embarazo en 1975. En su ensayo, el concepto de continuidad. En busca de la felicidad perdida, relata su estancia en la selva amaz√≥nica entre las "primitivas" tribus yekwanas y sanemas, cuyos miembros encuentra particularmente satisfechos y felices. Observando la "paternidad natural", llega a esta conclusi√≥n: al nacer, el contacto f√≠sico y ps√≠quico madre-hijo debe mantenerse hasta que el ni√Īo pueda desprenderse de √©l, con confianza, solo.

Seg√ļn ella, lo que el beb√© encuentre y experimente inmediatamente despu√©s del nacimiento determinar√° su percepci√≥n de la vida. El beb√© no ha sido preparado por la naturaleza para encontrarse en la nada, en la "no-vida", perdido en un cesto lleno de tela o en una caja de pl√°stico (cuna, canasto) sin movimiento, sonido, olor o sentimiento de vida.

Explica que las sensaciones visuales, auditivas, din√°micas, gustativas y olfativas que se experimentan en los brazos de la madre act√ļan sobre los ansiosos sentidos de la experiencia del beb√©.

En resumen, el reci√©n nacido necesita crear un v√≠nculo de apego estable y coherente, y se adapta m√°s f√°cilmente si encuentra sensaciones similares a la vida en el √ļtero.

Cuarto trimestre del embarazo: escucha tus instintos

Encuentra tu orientación, escucha tus necesidades y las de tu bebé, no te dejes desorientar ni te sientas culpable por la presión social. Este es el objetivo de este período posparto para encontrar un nuevo equilibrio.

Aunque esta noción de adaptación todavía se tiene muy poco en cuenta, muchos profesionales de la salud (matronas y terapeutas) están ayudando ahora a prepararse para un trimestre más, desde el nacimiento del bebé.

Porque esta necesidad de una fusi√≥n intensa entre la madre y el ni√Īo durante los tres primeros meses de la vida del beb√© es muy real.

Para quienes deseen redescubrir este sentimiento de uni√≥n, es simplemente aconsejable seguir el instinto, casi mam√≠fero, de la madre del reci√©n nacido: lactancia materna a demanda, colecho, porteo, piel con piel... Todas estas pr√°cticas permiten tener en cuenta las necesidades de la madre y del beb√©, seg√ļn sus propios sentimientos.

Cabe se√Īalar, sin embargo, que cada mujer, y cada madre, experimenta diferentes emociones, deseos y sensaciones. Si no sientes esta necesidad de simbiosis con tu beb√©, no te sientas culpable. Lo importante es poder desprenderse de las obligaciones y restricciones impuestas a las madres de hoy y escucharte a ti misma: seguir tus instintos, tus necesidades y las de tu reci√©n nacido.

Porque aparte del vínculo madre-hijo, la madre tiene que enfrentarse a muchos trastornos físicos y emocionales durante este cuarto trimestre.

4¬ļ trimestre del embarazo: per√≠odo de retransformaci√≥n del cuerpo de la mujer

Adaptarse a este cuerpo posparto no es nada sencillo.

En el momento del parto, la madre ya no est√° embarazada del beb√©, pero todo su cuerpo est√° todav√≠a en gestaci√≥n; y la progresi√≥n hacia un nuevo equilibrio llevar√° de seis semanas a tres meses. La lactancia materna tambi√©n es un facilitador de estos procesos, particularmente a nivel del sue√Īo materno: la prolactina, una de las hormonas de la lactancia, aumenta el sue√Īo profundo y, por lo tanto, la recuperaci√≥n y regeneraci√≥n celular.

*** El contenido de este sitio web es solo para fines informativos, es de carácter general y no está destinado a diagnosticar, tratar, curar o prevenir ninguna enfermedad, y no constituye asesoramiento profesional. La información en este sitio web no debe considerarse completa y no cubre todas las enfermedades, dolencias, condiciones físicas o su tratamiento. Debe consultar con su médico antes de comenzar cualquier programa de ejercicios, pérdida de peso o atención médica y / o cualquiera de los tratamientos de belleza.

Comparte este artículo!