Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado
 

Depresión posparto en padres

La depresión posparto puede afectar tanto a los padres como a las madres.

¿Pueden los padres tener depresión posparto? Sí, ciertamente pueden tenerla.

En diferentes blogs, sitios web, foros y salas de chat donde los padres comparten sus historias existen muchas publicaciones, donde dicen que no sabían que los hombres podían tener depresión posparto y las mujeres que vieron los signos no estaban seguros de cómo llamarlo.

Los nuevos padres estaban frustrados por la falta de información y porque la información que encontraron se centró en las madres.

Al igual que muchas madres, los padres también se han sentido abrumados, exhaustos y atrapados.

Muchos se sintieron olvidados por sus esposas, el sistema de salud y la sociedad.

Evidencia creciente

Al igual que las mujeres, los hombres pueden desarrollar depresión. Pero no existe una medida específica para evaluar la depresión posparto en los padres como lo hay para las madres.

Un estudio longitudinal de 2014 basado en la población señaló que la tasa de depresión en los padres en todo el mundo oscila entre el 5 y el 10 por ciento. El estudio encontró que la tasa es más alta entre los padres que no viven con sus hijos. Además, los hombres que viven con sus hijos muestran síntomas depresivos cada vez mayores a medida que sus hijos crecen hasta los 5 años.

Una revisión de los estudios realizada en 2004 descubrió que la depresión paterna oscilaba entre el 1,2 y el 25,5 por ciento en las comunidades de la muestra. Pero la depresión entre los hombres cuyas parejas tenían depresión posparto aumentó de 24 a 50%.

Según la Clínica Mayo, los padres que son jóvenes, tienen antecedentes de depresión o tienen problemas de relación o económicos tienen mayor riesgo de depresión posparto.

Al ser un estudio cualitativo, esta investigación en particular no dice mucho sobre cuántos hombres se ven afectados por la depresión posparto o cuánto dura.

Pero el estudio hace un buen trabajo al describir el tipo de temas que surgen cuando los nuevos padres deprimidos escriben sobre sus experiencias en Internet.

Suelen ser hombres jóvenes en edad reproductiva que, mientras buscan apoyar a sus parejas y a su hijo recién nacido, corren el riesgo de sentirse desanimados, deprimidos, agotados o abrumados por las presiones y obligaciones de la nueva paternidad.

Además de los factores estresantes como los asociados con tener un nuevo bebé hay otras cosas que pueden influir en un estado de ánimo deprimido.

Por ejemplo, el desempeño laboral puede verse perjudicado como resultado de la falta de sueño ligada al cuidado de un recién nacido, lo que lleva a un mayor conflicto con los superiores o compañeros. O la pérdida de relaciones de apoyo con amigos o familiares puede profundizar la sensación de depresión o desesperanza de un nuevo padre. Estos tipos de estresores pueden aumentar el riesgo de desarrollar depresión.

En resumen, la depresión posparto en los padres es una realidad.

La falta de sueño, cambios en la dinámica de vida, la dependencia y necesidades del bebé exigen mucho tiempo: al unir todo, la familia entera está expuesta a este estrés.

Cuando se está estresado continuamente, afecta al cortisol y otras hormonas del estrés. Las hormonas del estrés son buenas, pero bajo presión y ansiedad continuas, desgastan el sistema inmunológico.

Algunos hombres son reacios a hablar

Según los investigadores, los hombres son menos propensos que las mujeres a buscar ayuda profesional para la depresión. No siempre les resulta fácil admitir síntomas de depresión clínica o hablar en términos de depresión posparto.

Cuando se está sufriendo una depresión posparto todo es negativo. Salir de esa oscuridad es importante para el padre y su familia. Especialmente para los niños. Ese es el mayor motivador. Si ves cambios que son más que el estrés habitual, algo está mal y es mejor hablar y pedir ayuda.

Diagnóstico de depresión posparto

Tanto los hombres como las mujeres pueden desarrollar depresión después del nacimiento de un bebé.

Los signos de depresión mayor en los hombres incluyen cambios en el sueño y el apetito, disminución del interés en actividades agradables, problemas para concentrarse y poca energía.

También puede incluir sentimientos de tristeza, culpa y pensamientos de autolesión.

Si tienes más de cuatro de estos síntomas la mayoría de los días durante dos semanas o más, es muy probable que estés deprimido.

Tratamiento

Es fundamental que los padres tengan en quien confiar, ya sea la madre de su hijo, un amigo, un pariente o un compañero de trabajo.

Los padres también pueden aprovechar los controles del bebé para hablar con el pediatra de su hijo acerca de cómo se sienten.

Si te sientes desesperado o con necesidad urgente de ayuda habla inmediatamente con tu médico de cabecera.

Sin tratamiento, las cosas pueden ir a peor. Cuando hay un completo descuido de nuestra propia salud y seguridad, y pensamientos negativos, no podemos cuidar de nosotros mismos y esto puede reflejarse en los niños.

Los hombres deben buscar tratamiento para la depresión posparto igual que lo harían para un problema físico.

*** El contenido de este sitio web es solo para fines informativos, es de carácter general y no está destinado a diagnosticar, tratar, curar o prevenir ninguna enfermedad, y no constituye asesoramiento profesional. La información en este sitio web no debe considerarse completa y no cubre todas las enfermedades, dolencias, condiciones físicas o su tratamiento. Debe consultar con su médico antes de comenzar cualquier programa de ejercicios, pérdida de peso o atención médica y / o cualquiera de los tratamientos de belleza.