Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado
 

Braxton-Hicks o Contracciones reales

¿Cómo distinguir las contraciones falsas de las reales?

Cuando estás en las etapas finales del embarazo, las contracciones son como el despertador de tu cuerpo y te alertan de que estás en trabajo de parto. A veces, sin embargo, las contracciones pueden hacer sonar una falsa alarma.

Estas se llaman contracciones de Braxton-Hicks, nombradas en honor al médico que las describió por primera vez. Puede pensar en ellas como prácticas de contracciones que preparan tu cuerpo para la llegada del bebé, pero no son reales.

¿No estás segura de sí lo que sientes son contracciones de Braxton-Hicks o son las verdaderas? Aquí hay una guía para ayudarte a notar la diferencia.

¿Qué son las contracciones de Braxton-Hicks?

Las contracciones de Braxton-Hicks a veces se llaman "trabajo de parto falso" porque dan la falsa sensación de que estás teniendo contracciones reales.

Aunque pueden adelgazar el cuello uterino (la abertura del útero) como lo hacen las contracciones reales, las contracciones de Braxton-Hicks no conducirán finalmente al parto.

Las contracciones de Braxton-Hicks generalmente comienzan en el tercer trimestre del embarazo. Llegarán de vez en cuando, a menudo por la tarde o por la noche y especialmente después de que hayas tenido un día activo. No notarás ningún patrón real, pero las contracciones de Braxton-Hicks pueden aparecer con mayor frecuencia cuanto más se acerque la fecha de parto.

Cuando aparece una contracción de Braxton-Hicks, sentirás un nudo en el abdomen. No suele ser doloroso, pero puede serlo.

Las señales de que tienes contracciones de Braxton-Hicks incluyen:

  • Contracciones que van y vienen.
  • Contracciones que no se fortalecen ni son aproximadas.
  • Contracciones que desaparecen cuando cambias de posición o vacías la vejiga.

¿Qué son las contracciones de parto reales?

Las contracciones reales ocurren cuando el cuerpo libera una hormona llamada oxitocina, que estimula la contracción del útero. Son una señal de que el cuerpo está en trabajo de parto:

Para muchas mujeres, las contracciones reales comienzan alrededor de las 40 semanas de embarazo.

Las contracciones reales que comienzan antes de la semana 37 pueden clasificarse como parto prematuro.

Las contracciones reales tensan la parte superior del útero para empujar al bebé hacia abajo por el canal de parto. También adelgazan su cuello uterino para ayudar al bebé a pasar.

La sensación de una verdadera contracción ha sido descrita como una ola. El dolor comienza bajo, aumenta hasta que alcanza su punto máximo y finalmente desaparece. Si te tocas el abdomen, se siente duro durante una contracción.

Puedes darte cuenta de que estás en trabajo de parto real cuando las contracciones estén espaciadas de manera uniforme (por ejemplo, con cinco minutos de diferencia), y el tiempo entre ellas se acorta cada vez más (tres minutos de diferencia, luego dos minutos, luego uno). Las contracciones reales también se vuelven más intensas y dolorosas con el tiempo.

Hay otras pistas de que estás de parto, incluidas estas:

  • Es posible que veas un moco rosado o sangriento cuando uses el baño. Es la expulsión del tapón mucoso.
  • Puedes sentir al bebé en una posición más baja en el vientre.
  • Puedes experimentar fugas de líquido de la vagina. Esta es una señal de que se ha roto la bolsa de aguas.

¿Cómo puedes diferenciarlas?

Contracciones de Braxton Hicks

  • ¿Cuándo comienzan? Ya en el segundo trimestre, pero con mayor frecuencia en el tercer trimestre.
  • ¿Con qué frecuencia vienen? De vez en cuando, sin un patrón regular.
  • ¿Cuánto tiempo duran? De menos de 30 segundos a 2 minutos.
  • ¿Cómo se sienten? Como una presión, pero no suele ser doloroso.

Contracciones reales

  • ¿Cuándo comienzan? Después de la semana 37 de embarazo (si llegan antes, esto puede ser un signo de parto prematuro)
  • ¿Con qué frecuencia vienen? A intervalos regulares, cada vez más cerca en el tiempo.
  • ¿Cuánto tiempo duran? De 30 a 70 segundos.
  • ¿Cómo se sienten? Como un endurecimiento o calambres que vienen en ondas, comenzando en la espalda y avanzando hacia el frente, volviéndose más intenso y doloroso con el tiempo.

Qué hacer si tienes contracciones

Las contracciones que solo aparecen de vez en cuando son muy probablemente Braxton-Hicks. Pero si comienzan a venir regularmente, durante aproximadamente una hora. Si se fortalecen o se unen, es probable que estés experimentando un verdadero parto.

Cuando están separadas por unos cinco o seis minutos, probablemente sea hora de dirigirse al hospital.

Si no está segura de si realmente estás en trabajo de parto, Acuda a su centro médico, aunque acabe siendo una falsa alarma.

Es especialmente importante llegar al hospital si tiene menos de 37 semanas de embarazo, las contracciones son especialmente dolorosas o has roto aguas.

*** El contenido de este sitio web es solo para fines informativos, es de carácter general y no está destinado a diagnosticar, tratar, curar o prevenir ninguna enfermedad, y no constituye asesoramiento profesional. La información en este sitio web no debe considerarse completa y no cubre todas las enfermedades, dolencias, condiciones físicas o su tratamiento. Debe consultar con su médico antes de comenzar cualquier programa de ejercicios, pérdida de peso o atención médica y / o cualquiera de los tratamientos de belleza.