El Parto Prematuro señales y síntomas

Nacimiento prematuro ¿Cuándo y por qué puede ocurrir?

La mayoría de los embarazos duran 40 semanas. Un bebé que nace antes de la semana 37 se conoce como un bebé prematuro o prematuro. Los avances médicos han hecho que más de 9 de cada 10 bebés prematuros sobrevivan, y la mayoría se desarrolla normalmente.

El parto prematuro es aquel que se produce entre la semana 22 y 37 de gestación. Antes de la semana 22 se considera un aborto. A partir de la semana 37 se considera que el embarazo está a término.

Los bebés muy prematuros corren un mayor riesgo de tener problemas de desarrollo. Es posible que los bebés que nacen entre las 23 y 24 semanas sobrevivan, pero es arriesgado.

Las causas de un parto prematuro a veces son difíciles de identificar. Sólo la mitad de los nacimientos antes de tiempo se producen en mujeres que pertenecen a un grupo de riesgo reconocido.

Los riesgos que pueden llevar a un parto prematuro son, entre otros, los siguientes:

Pero muchas mujeres que no han padecido nunca ninguno de estos síntomas también tienen partos prematuros. A veces la causa es desconocida. 

El Parto Prematuro y el Bebé Prematuro

Qué síntomas nos deben preocupar (entre las 22 y las 37 semanas):

Ante cualquiera de estos síntomas debemos acudir rápidamente al hospital para valorar la situación.

¿Cómo será el parto de un bebé prematuro?

Es mejor para los bebés muy prematuros nacer en un hospital que tenga una Unidad de cuidados intensivos neonatales. Si el hospital en el que nace el bebé no tiene una podrían ser trasladados a otro hospital.

Cuando estés de parto, es posible que te den medicamentos para detener las contracciones por un tiempo. Esto permite que te trasladen a otro hospital si es necesario. También puedes recibir inyecciones de corticoesteroides de 12 a 24 horas antes del nacimiento para ayudar a que los pulmones del bebé funcionen más eficientemente.

Los bebés prematuros pueden nacer muy rápidamente. Por lo general, nacen por parto vaginal. Sin embargo, en algunos casos el médico puede decidir que lo más seguro es que el bebé nazca por cesárea.

Un equipo médico de la unidad de neonatología (recién nacidos) estará presente en el parto. Tan pronto como nazca el bebé, lo atenderán inmediatamente. El equipo mantendrá al bebé caliente y lo ayudará a respirar con una máscara de oxígeno o un tubo de respiración, y posiblemente con medicamentos. Algunos bebés necesitan ayuda para mantener su corazón latiendo con la resucitación cardiopulmonar (RCP) o una inyección de adrenalina.

Una vez que el bebé esté estable, puede ser trasladado a la UCIN.

En este vídeo el Dr. Mario Espósito neonatologo y director de la Clínica del Sol Córdoba nos habla sobre los bebés prematuros.

¿Cómo será el bebé prematuro nada más nacer?

Los bebés que nacen entre las 36 y 37 semanas suelen tener el aspecto de pequeños bebés nacidos a término. Los bebés muy prematuros serán pequeños (tal vez encajen en tu mano) y se verán muy frágiles.

Piel: puede que no esté completamente desarrollada, y puede parecer brillante, translúcida, seca o escamosa. El bebé puede no tener grasa bajo la piel para mantenerle calientes.

Ojos: los párpados de los bebés muy prematuros pueden estar fusionados al principio. A las 30 semanas deberían ser capaces de responder a diferentes puntos.

Desarrollo inmaduro: el bebé podría no ser capaz de regular su temperatura corporal, su respiración o su ritmo cardíaco. Puede que se mueva, se ponga rígido o que sea incapaz de mantenerse alerta.

Pelo: el bebé puede tener poco pelo en la cabeza, pero mucho pelo corporal suave (llamado "lanugo").
Genitales: los genitales del bebé pueden ser pequeños y poco desarrollados.

¿Cómo es el desarrollo de un bebé prematuro?

Algunos problemas comunes de los bebés prematuros incluyen:

  • problemas respiratorios
  • problemas de corazón
  • problemas en su tracto digestivo
  • ictericia
  • anemia
  • infecciones

⇒ También te puede interesar leer: ¿Cómo cuidar a un bebé prematuro? y Infecciones y Enfermedades más habituales en el recién nacido

La mayoría de los bebés prematuros se desarrollarán con normalidad, pero corren un mayor riesgo de tener problemas de desarrollo, por lo que necesitarán controles regulares de salud y desarrollo en el hospital o con un pediatra. Si te preocupa el desarrollo de tu hijo, habla con su médico.

Los problemas en el desarrollo que pueden ocurrir más tarde en los niños que nacieron prematuramente incluyen:

  • retrasos en el lenguaje
  • problemas de crecimiento y movimiento
  • problemas con los dientes
  • problemas con la visión o la audición
  • dificultades de pensamiento y aprendizaje
  • problemas sociales y emocionales

¿Cómo calcular la edad corregida del bebé prematuro?

Cuando evalúes si el bebé prematuro se está desarrollando con normalidad, es importante entender su "edad corregida".

La edad corregida es la edad cronológica del bebé menos el número de semanas o meses en que nació antes de tiempo. Por ejemplo, un bebé de 6 meses que nació 2 meses antes tendría una edad corregida de 4 meses. Eso significa que puede que sólo haga las cosas que hacen otros niños de 4 meses. La mayoría de los pediatras recomiendan corregir la edad al evaluar el crecimiento y el desarrollo hasta que el niño tenga 2 años.

Para saber más acerca de partos y bebés prematuros podéis contactar con la Asociación de Padres de Niños Prematuros (APREM).

🔆 Parto. También te puede interesar leer:

***El contenido de este sitio web es solo para fines informativos, es de carácter general y no está destinado a diagnosticar, tratar, curar o prevenir ninguna enfermedad, y no constituye asesoramiento profesional. La información en este sitio web no debe considerarse completa y no cubre todas las enfermedades, dolencias, condiciones físicas o su tratamiento. Debe consultar con su médico antes de comenzar cualquier programa de ejercicios, pérdida de peso o atención médica y / o cualquiera de los tratamientos de belleza.

Comparte este artículo!