Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado
 

El Parto Prematuro y el Bebé Prematuro

El parto prematuro es aquel que se produce entre la semana 22 y 37 de gestación. Antes de la semana 22 se considera un aborto. A partir de la semana 37 se considera que el embarazo está a término.

Las causas de un parto prematuro a veces son difíciles de identificar. Sólo la mitad de los nacimientos antes de tiempo se producen en mujeres que pertenecen a un grupo de riesgo reconocido.

Los riesgos que pueden llevar a un parto prematuro son, entre otros, los siguientes:

  • Si ya han sufrido otro parto prematuro.
  • Embarazos múltiples.
  • Abortos previos.
  • Estrés durante el embarazo.
  • Tabaquismo.
  • Alcoholismo.
  • Consumo de drogas.
  • Tener menos de 17 años o más de 35 años.
  • Infecciones vaginales o urinarias no tratadas.
  • Bajo peso durante el embarazo.
  • Anormalidades uterinas o de la placenta.
  • Placenta previa o desprendimiento de placenta.
  • Hipertensión arterial durante el embarazo.

Pero muchas mujeres que no han padecido nunca ninguno de estos síntomas también tienen partos prematuros. A veces la causa es desconocida.

Qué síntomas nos deben preocupar (entre las 22 y las 37 semanas):

  • Contracciones dolorosas de Braxton Hicks con una frecuencia de 10 minutos o menos.
  • Cambio en el color de su flujo vaginal.
  • Mal olor del flujo vaginal.
  • Sangrado vaginal o hemorragia.
  • Presión pélvica.
  • Dolor en la parte baja de la espalda.
  • Cólicos como si tuvieras la regla.
  • Dolor de estómago con o sin diarrea.
  • Sensación de pérdida de líquido amniótico.

Ante cualquiera de estos síntomas debemos acudir rápidamente al hospital para valorar la situación.

En este vídeo el Dr. Mario Espósito neonatologo y director de la Clínica del Sol Córdoba nos habla sobre los bebés prematuros.

Cuantas menos semanas de gestación, menor es la posibilidad del bebé de sobrevivir. En caso de salir adelante son muchos los problemas médicos con lo que se pueden encontrar estos niños: problemas cerebrales, neurológicos, respiratorios, digestivos.

A medio plazo puede haber también retrasos en el desarrollo, en la motricidad y tener problemas de aprendizaje en su vida escolar.

Para saber más acerca de partos y bebés prematuros podéis contactar con la Asociación de Padres de Niños Prematuros (APREM).