Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado
 

Detección de las infecciones en recién nacidos a tiempo

¬ŅCu√°les son las infecciones neonatales?

Después del nacimiento, el recién nacido a término y especialmente el bebé prematuro son muy vulnerables a las infecciones y es esencial una higiene rigurosa para evitar esta infección postnatal. La infección neonatal es una de las principales causas de morbilidad y mortalidad. El diagnóstico debe hacerse pronto para poder iniciar rápidamente un tratamiento eficaz. El tratamiento es urgente porque una infección puede complicar la vida de un recién nacido en pocas horas.

  1. Infecciones neonatales, ¬Ņqu√© es?
  2. Diagnóstico de infecciones neonatales
  3. Infecciones neonatales: ex√°menes y pruebas adicionales
  4. Tratamiento de las infecciones neonatales
  5. La listeriosis del recién nacido
  6. Infecciones bacterianas postnatales
  7. Septicemia bacteriana
  8. Meningitis purulenta neonatal
  9. Infecciones respiratorias
  10. Peritonitis
  11. Gastroenteritis
  12. Osteoartritis
  13. Infección del tracto urinario (pielonefritis)
  14. Prevención de las infecciones neonatales

Infecciones neonatales, ¬Ņqu√© son?

La infección neonatal es una de las principales causas de morbilidad y mortalidad. Afecta a más del 1% de los nacimientos y al 10-15% de los recién nacidos admitidos en una unidad de cuidados intensivos. En las infecciones neonatales se distinguen arbitrariamente varias etapas cronológicas. Durante toda la vida intrauterina, el embrión y luego el feto corren el riesgo de ser afectados por diversos agentes infecciosos transportados por la madre: bacterias, virus o parásitos. Estas son conocidas como "embriono-foetopatías". Durante el período perinatal, las infecciones bacterianas son frecuentes y graves, es decir, infecciones prenatales y perinatales (durante el parto). Después del nacimiento, el recién nacido a término y el bebé prematuro son muy vulnerables a las infecciones y es esencial una higiene rigurosa para evitar esta infección postnatal.

El papel de los anticuerpos

Hay varias variedades de inmunoglobulinas (Ig) o anticuerpos - IgG, IgM e IgA.

Sólo la IgG de la madre cruza la placenta y se encuentra en la sangre del feto y luego del recién nacido. Tienen un papel importante contra la infección porque representan la mayoría de los anticuerpos antibacterianos y antivirales.

Las IgM maternas son moléculas demasiado grandes para cruzar la placenta. El feto hace muy pocos y el recién nacido nace con un nivel muy bajo de IgM.

Si el feto ha sido infectado, ha desarrollado IgMs en el √ļtero, que son por lo tanto sus propios anticuerpos de defensa contra la infecci√≥n. Al nacer, el nivel de IgM del ni√Īo se usar√° para diagnosticar la infecci√≥n perinatal cuando el nivel sea alto.

La IgA de la madre no cruza la placenta. El feto sintetiza muy poco, esté o no infectado.

Si el análisis de IgA en un recién nacido muestra altos niveles de IgA, significa que se ha realizado una transfusión madre-fetal, es decir, que la sangre de la madre se ha mezclado con la sangre del bebé durante, por ejemplo, las maniobras obstétricas hemorrágicas.

Esta transfusi√≥n materno-fetal tambi√©n es responsable del paso de IgM de la madre a la sangre del ni√Īo.

Por lo tanto, cuando un recién nacido tiene un alto nivel de IgM, se tendrá que hacer una diferencia entre una infección y una transfusión. La determinación simultánea de IgA permite esto: ausente, certifican la infección; alto, prueban la transfusión.

Diferencias entre embriopatías y fetopatías

Hay tres períodos en el desarrollo del óvulo humano a partir de la fertilización.

Durante los primeros veinte días hay una intensa multiplicación de células indiferenciadas. Cualquier agresión seria lleva a la muerte del huevo.

Los tres primeros meses corresponden a la diferenciaci√≥n de tejidos y √≥rganos, lo que se denomina embriog√©nesis. Una infecci√≥n en esta etapa puede determinar la muerte del embri√≥n o m√ļltiples malformaciones. Los diferentes √≥rganos se forman seg√ļn un programa cronol√≥gico preestablecido y siempre id√©ntico. Dependiendo de la fecha de la infecci√≥n, la malformaci√≥n se referir√° a tal o cual √≥rgano que se estaba formando cuando se produjo la infecci√≥n. Estas son las "embriopat√≠as".

Los √ļltimos seis meses de embarazo corresponden al crecimiento del embri√≥n que se ha convertido en feto. Las infecciones en esta etapa dan lugar a la "fetopat√≠a".

Hay diferentes circunstancias que sugieren una embriono-foetopatía en un recién nacido.

Este es el caso, en particular, en el caso de una dismadurez inexplicable, una malformación visceral o en el caso de una sepsis neonatal, que es una combinación variable de varios elementos:

  • Una alteraci√≥n del estado general con tez gris, palidez, ictericia temprana o prolongada, edema o esclerema, hipotermia o fiebre.
  • Un aumento del volumen del h√≠gado y del bazo (hepatoesplenomegalia).
  • Los signos de la piel son p√ļrpura, eritema, burbujas...
  • Apnea respiratoria, polipnea de acidosis...
  • Problemas digestivos, rechazo a la alimentaci√≥n, v√≥mitos, diarrea, meteorismo abdominal, estancamiento de la curva de peso...
  • Problemas de comportamiento, lloriqueos continuos...
  • Trastornos neurol√≥gicos mala gesticulaci√≥n, ni√Īo demasiado somnoliento o por el contrario hiperexcitable, asimetr√≠a o desaparici√≥n de un reflejo primario, convulsiones, anormalidades de tono etc...

En la práctica, cualquier recién nacido que no se encuentre bien es sospechoso de infección neonatal hasta que se demuestre lo contrario.

Las infecciones microbianas del recién nacido

La contaminación prenatal del feto puede producirse por vía sanguínea a través del cordón umbilical y la placenta o principalmente por vía ascendente a través del cuello uterino.

La infecci√≥n bacteriana puede causar la muerte en el √ļtero o un parto prematuro. Los signos cl√≠nicos de infecci√≥n son muy tempranos en el reci√©n nacido.

La contaminación intraparto puede ocurrir cuando el saco de agua se rompe prematuramente, facilitando la infección del líquido amniótico con gérmenes vaginales, o al pasar por el canal de nacimiento infectado. El recién nacido se contamina al ingerir o inhalar los gérmenes y las manifestaciones clínicas aparecen unas horas o días después del nacimiento.

Entre los gérmenes más frecuentes se encuentran el Estreptococos B, seguido por el Escherichia coli. Otros agentes también pueden estar involucrados: E.coli, estafilococos, listeriosis, gonococos, anaerobios etc....

Diagnóstico de infecciones neonatales

Debe ser temprano para que el tratamiento efectivo comience rápidamente. Se basa en el examen clínico y algunas pruebas complementarias. Las siguientes nociones deben ser buscadas por el médico durante la entrevista con la madre: una infección urinaria (cistitis, pielonefritis...), una infección vaginal (secreción o leucorrea), una infección respiratoria (estado gripal), un estado febril inexplicable con dolor lumbar.

La historia del parto debe ser reconstruida cuidadosamente para buscar signos de infección:

  • Un saco de agua roto m√°s de 12 horas antes de la expulsi√≥n.
  • Un l√≠quido amni√≥tico te√Īido o un olor f√©tido.
  • Un trabajo de parto largo y dif√≠cil.
  • Reanimaci√≥n del reci√©n nacido en condiciones de asepsia cuestionable.
  • Fiebre en la madre durante o despu√©s del parto.
  • Un aspecto patol√≥gico de la placenta, el cord√≥n o las membranas.

El pediatra busca signos de sepsis neonatal. En la práctica, se sospecha que cualquier recién nacido que no se encuentre bien está infectado.

Infecciones neonatales: ex√°menes y pruebas adicionales

Son importantes:

  • El recuento sangu√≠neo puede ser una gu√≠a de diagn√≥stico √ļtil cuando hay anemia, hiperleucocitosis o trombocitopenia (= recuento de plaquetas inferior a 100.000/mm 3 ). La prote√≠na C-reactiva CRP, un marcador de inflamaci√≥n, es √ļtil de 48 a 72 horas despu√©s del nacimiento.
  • El estudio de la coagulaci√≥n de la sangre proporciona informaci√≥n valiosa cuando se aumenta la fibrina o cuando hay signos de coagulaci√≥n intravascular diseminada (CIV). Un nivel elevado de bilirrubina conjugada, hipoglucemia, acidosis recurrente son argumentos adicionales.
  • La radiograf√≠a de t√≥rax puede mostrar signos de infecci√≥n.
  • En caso de sospecha, los frotis de placenta con cultivos y especialmente los cultivos de sangre del ni√Īo son el examen de referencia. La punci√≥n lumbar es sistem√°tica en el reci√©n nacido que no est√° bien.

El descubrimiento del germen responsable es el principal objetivo de las investigaciones. Se busca en la sangre, la orina, el tracto genital y la placenta de la madre. En el reci√©n nacido, un frotis del l√≠quido de aspiraci√≥n g√°strica puede ser muy √ļtil para mostrar los g√©rmenes directamente bajo el microscopio. Tambi√©n se toman muestras bacteriol√≥gicas de la piel, la nariz, los ojos, los o√≠dos, la tr√°quea y el recto. Los cultivos de sangre y el examen citobacteriol√≥gico de la orina (E.C.B.U.) son sistem√°ticos. Para ciertos g√©rmenes, las t√©cnicas modernas pueden revelar ant√≠genos solubles en suero y orina.

Tratamiento de las infecciones neonatales

Es urgente porque una infecci√≥n puede llevar a un reci√©n nacido a un triste desenlace en cuesti√≥n de horas. Se inicia inmediatamente despu√©s de que se toman las muestras bacteriol√≥gicas sin esperar los resultados. Es mejor tratar mal que tratar demasiado tarde. El tratamiento utiliza combinaciones de 2 antibi√≥ticos de amplio espectro, por v√≠a intravenosa, en combinaci√≥n bactericida. Si el ni√Īo muestra signos graves de infecci√≥n, se le administran tres antibi√≥ticos. La duraci√≥n del tratamiento es de 2 a 4 semanas dependiendo del curso de la enfermedad. El antibiograma y el estudio del poder bactericida permiten adaptar el tratamiento lo mejor posible a partir de entonces seg√ļn los g√©rmenes identificados por el laboratorio.

A este tratamiento antibi√≥tico hay que a√Īadirle el reequilibrio hidroelectrol√≠tico y cal√≥rico, el mantenimiento del equilibrio t√©rmico en la incubadora, el mantenimiento de una buena hemodin√°mica y una correcta funci√≥n respiratoria, el posible tratamiento de las convulsiones o la ictericia, la intercambio-transfusi√≥n en caso de trombocitopenia grave, C.I.V.D. o ictericia nuclear.

Si, despu√©s de iniciar un tratamiento con antibi√≥ticos, las muestras bacteriol√≥gicas y el progreso demuestran la ausencia de infecci√≥n, el tratamiento se detiene. Este tratamiento habr√° sido in√ļtil pero seguro. La actitud opuesta podr√≠a haber matado al ni√Īo en caso de infecci√≥n.

El pronóstico depende de la edad de la infección, el diagnóstico y el tratamiento precoces, la sensibilidad de los gérmenes a los antibióticos, la gravedad del cuadro clínico y las posibles complicaciones (hemorragias cerebro-meníngeas, neumotórax, C.I.V.D.).

La listeriosis del recién nacido

La listeriosis es causada por el bacilo listeria monocytogenes. Su frecuencia est√° disminuyendo. El reci√©n nacido puede estar contaminado por la hematog√©nesis transplacentaria, por la contaminaci√≥n amni√≥tica que asciende desde el cuello del √ļtero tras la ruptura prematura de las membranas, por la infecci√≥n placentaria local de origen endometrial, por la contaminaci√≥n durante el parto y, por √ļltimo, por la contaminaci√≥n postnatal a trav√©s del contacto con un ni√Īo infectado.

El germen no cruza la placenta antes del 5¬ļ mes de embarazo y por lo tanto no causa embriopat√≠a. Despu√©s del 5¬ļ mes de embarazo, la listeriosis se manifiesta como una septicemia que afecta al feto o al reci√©n nacido. Cuando la contaminaci√≥n es temprana o masiva, puede acabar en muerte fetal. La listeriosis ser√≠a responsable del 1,6% de los abortos espont√°neos.

La listeriosis nodular diseminada es la forma m√°s grave de septicemia. El parto tiene lugar antes del t√©rmino tras la ruptura prematura de las membranas. La madre est√° febril durante el parto. El l√≠quido amni√≥tico contiene meconio. El ni√Īo presenta signos de sufrimiento neurol√≥gico precoz (hipoton√≠a, convulsiones, etc...), una tez gris y cian√≥tica, dificultades respiratorias, problemas digestivos, un h√≠gado grande, un bazo grande, secreci√≥n nasal y ocular, un sarpullido en la piel.

El germen se encuentra en el líquido cefalorraquídeo, en cultivos de sangre y en muestras periféricas (nariz, garganta, oídos, ojos, estómago, placenta, meconio). La evolución suele ser fatal a pesar del tratamiento.

La listeriosis también puede manifestarse después de unos días de latencia como meningitis neonatal.

Hay formas atenuadas en las que todo se reduce a una conjuntivitis banal, un aumento del volumen del h√≠gado y/o del bazo o una p√ļrpura. Las formas inadvertidas son muy comunes.

Infecciones bacterianas postnatales

Los recién nacidos sanos al nacer tienen más probabilidades de infectarse después del nacimiento si no se siguen las normas de higiene. Las fuentes de infección son diversas.

La sepsis con localizaciones meníngeas, respiratorias, renales o articulares supuradas es posible desde un catéter o equipo de infusión. Los procedimientos de reanimación son una fuente importante de contaminación. La alimentación por sonda y los biberones pueden causar infecciones gastrointestinales. Las manos del personal de maternidad pueden contaminarse a través del contacto con otros bebés, la ropa, los lavabos, la ropa, el equipo, etc.

Los gérmenes implicados son a menudo gérmenes Gram-negativos como E. coli, piocianinas, proteus, salmonela, klebsiella etc...

Septicemia bacteriana

El cuadro es bastante claro: condición general alterada, tez gris, palidez, ictericia temprana, hígado grande, bazo grande, erupción cutánea, trastornos respiratorios, trastornos digestivos, hinchazón abdominal, pérdida de peso, trastornos neurológicos, etc.

Meningitis purulenta neonatal

Los signos pueden ser discretos y el diagn√≥stico puede retrasarse: cloniasis localizada (espasmos musculares), ni√Īo demasiado somnoliento o irritable, lloriqueo continuo o llanto quejumbroso, tono anormal, ictericia temprana o prolongada, palidez, deshidrataci√≥n inexplicable, cianosis, apnea, problemas digestivos (rechazo a la slimentaci√≥n, v√≥mitos, diarrea), hipotermia o fiebre, cuello demasiado blando, fontanela tensa, etc.

En realidad, la punci√≥n lumbar es sistem√°tica en cualquier reci√©n nacido que se encuentre mal porque es la √ļnica manera de hacer un diagn√≥stico temprano. Los g√©rmenes m√°s frecuentemente responsables son los estreptococos beta-hemol√≠ticos del grupo B y el colibacilo presente en el tracto genital femenino. Despu√©s de la primera semana de vida, los g√©rmenes m√°s comunes son el staphylococcus aureus, klebsiella, enterobacter, citrobacter y pseudomonas. S√≥lo un tratamiento iniciado a tiempo da esperanza de una cura sin secuelas.

Las secuelas son posibles: hidrocefalia, epilepsia, sordera, déficit visual, retraso mental, diabetes insípida, pubertad precoz, trastornos del comportamiento, etc.

Infecciones respiratorias

Pueden estar latentes. Los signos de dificultad respiratoria, las alteraciones en el ritmo respiratorio son a veces sugestivas. Las radiografías de tórax se toman sistemáticamente en los recién nacidos enfermos y permiten así hacer un diagnóstico.

Peritonitis

El objetivo de los cuidados umbilicales es evitar que los gérmenes lleguen al peritoneo o a la corriente sanguínea a través del ombligo.

En el caso de la contaminación por vía umbilical, se produce un deterioro progresivo del estado general con vómitos, hinchazón abdominal, diarrea y luego el cese del tránsito. El abdomen es grande, firme y doloroso. El ombligo rezuma, rodeado de una piel edematosa y azulada. Una radiografía sin preparación del abdomen muestra signos evocadores. El tratamiento consiste en una aspiración gástrica continua y controlada, una terapia masiva de antibióticos y un balance hidroelectrolítico y calórico.

Gastroenteritis

Se revelan por los v√≥mitos y la diarrea. Los g√©rmenes m√°s comunes involucrados son E. coli, salmonela y estafilococos. La Candida albicans y los virus tambi√©n se encuentran como agentes infecciosos. La coprocultura es a veces √ļtil. El tratamiento implica el uso de antibi√≥ticos intestinales. El mayor riesgo es la deshidrataci√≥n. La sepsis es posible.

Osteoartritis

Se sientan mayormente en la cadera y el hombro. El diagnóstico es difícil y urgente. Uno piensa en ello frente a una inercia de la extremidad después de un período de movilidad normal. La movilización de la articulación es dolorosa. La radiografía muestra un engrosamiento de los tejidos blandos y un ensanchamiento del espacio articular del lado sano. Todas las demás articulaciones deben ser revisadas. A menudo, la osteomielitis se extiende a la articulación. El diagnóstico se basa en la punción articular que recoge el pus e identifica el germen. El tratamiento es largo y complicado; se basa en la inmovilización con yeso y una importante terapia de antibióticos.

Infección del tracto urinario (pielonefritis)

Se detecta mediante un examen citobacteriológico urinario. A menudo revela una malformación urinaria a esta edad y requiere una ecografía renal y luego una cistografía retrógrada.

Prevención de las infecciones neonatales

El tratamiento preventivo es primordial. Se reduce a la asepsia de todos los gestos, incluso los más insignificantes, por todos los cuidados que se dan al recién nacido. En la sala de partos, los procedimientos de reanimación deben ser asépticos. El equipo estéril de un solo uso es un importante paso adelante en este sentido.

En las salas de maternidad y las salas de hospital, las manos deben lavarse antes y despu√©s de cada manipulaci√≥n de los ni√Īos, las manos deben limpiarse en toallas de papel desechables (las toallas de tela se ensucian r√°pidamente), los biberones y las tetinas deben esterilizarse, y los objetos limpios y sucios deben pasarse por diferentes pasajes.

Cabe recordar que, a pesar de los medios médicos modernos, la infección sigue siendo una de las principales causas de muerte de los recién nacidos y que es indispensable la prevención con medios de higiene sencillos.

***El contenido de este sitio web es solo para fines informativos, es de carácter general y no está destinado a diagnosticar, tratar, curar o prevenir ninguna enfermedad, y no constituye asesoramiento profesional. La información en este sitio web no debe considerarse completa y no cubre todas las enfermedades, dolencias, condiciones físicas o su tratamiento. Debe consultar con su médico antes de comenzar cualquier programa de ejercicios, pérdida de peso o atención médica y / o cualquiera de los tratamientos de belleza.

Comparte este artículo!