Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado
 

insomnio gestacion

El insomnio y las dificultades para dormir son uno de los problemas más frecuentes entre las mujeres embarazadas. Más de un 65% de mujeres pueden llegar a padecer estos trastornos a lo largo del embarazo.

Los problemas más comunes son: dificultad en conciliar el sueño, sensación de falta de descanso, frecuentes despertares.

Según el momento del embarazo en que nos encontremos habrá  diferentes factores a tener en cuenta, diferentes motivos y diferentes consecuencias.

Primer trimestre:

  • La misma hormona que causa fatiga durante el día también puede afectar al sueño.
  • Es necesario levantarse varias veces al baño para orinar, por la presión que el crecimiento del útero ejerce sobre la vejiga..

Segundo trimestre:

  • El tamaño del útero y en consecuencia de la barriga aumenta, lo que dificulta una buena posición para conciliar el sueño.
  • Nerviosismo y cierta ansiedad por estar más próximo el nacimiento del bebé.

Tercer trimestre:

  • Dolor de espalda.
  • Mala circulación en las piernas (dolores, calambres).
  • Orinar frecuentemente (el bebé es más grande y presiona de nuevo la vejiga).
  • Acidez y dolor estomacal.
  • Hemorroides.
  • Congestión nasal e incluso dificultad respiratoria por el volúmen de la barriga.

Es muy importante que intentemos mejorar nuestro descanso.

Algunos consejos útiles:

Debemos reducir el nerviosismo y la ansiedad. Es un buen momento para practicar ejercicios de relajación y respiración. Además esto nos servirá de cara al parto.

Si por la noche es difícil conciliar el sueño, debemos intentar dormir de día, una buena siesta, o varias siestas cortas nos ayudarán a recuperar esas horas de sueño nocturnas.

Sobre todo a partir del segundo trimestre se debe evitar dormir boca arriba, ya que dicha postura puede favorecer los dolores de espalda, la acidez de estómago, los problemas respiratorios. La mejor postura es tumbada del lado izquierdo. Y en el tercer trimestre ayudará también colocarse una cómoda almohada entre las piernas. Ello favorecerá la circulación.

En las últimas semanas de embarazo, puede que no resulte cómoda esta postura, en tal caso, es conveniente recostarse boca arriba pero con algunas almohadas que la hagan estar incorporada y al mismo tiempo cómoda.

El ejercicio moderado ayudará a mejorar los problemas físicos añadidos, como la mala circulación, la dificultad para respirar, la sensación de pesadez. Si no hay contraindicación médica, en los dos primeros trimestres, caminar y nadar son dos actividades que nos mantendrán en forma y al mismo tiempo nos ayudarán a descansar mejor. En el último trimestre también se pueden practicar, desde luego, pero la natación en el último mes de embarazo, es mejor dejarla, o bien consultarlo con el ginecólogo.

Estos simples consejos nos ayudarán a descansar mejor y sobrellevar el embarazo de un modo más saludable.