Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado
 

Mitos y leyendas sobre si es niño o niña

Creencias populares y mitos sobre el s e x o del bebé

Uno de los temas de discusión más populares durante el embarazo es si ese pequeño bebé que se está gestando es un niño o una niña. Hay muchos cuentos de viejas y otros folclores sobre el tema.

Aquí hay algo de información para ayudarte a separar los mitos de los hechos.

¿Cuándo se determina el s e x o?

Tan pronto como el esperma se encuentra con el óvulo. Es en el momento de la concepción cuando un bebé recibe 23 cromosomas de cada uno de sus padres. Junto con el s e x o, cosas como el color de los ojos, el color del pelo e incluso la inteligencia quedan determinadas.

Los genitales del bebé comienzan a desarrollarse alrededor de la semana 11 del embarazo. Normalmente pasarán varias semanas hasta que a través de una ecografía te confirmen si es niño o niña. Por supuesto, eso no impide que las futuras mamás y sus familias hagan predicciones.

Los mitos

Te contamos cinco de los cuentos de viejas más populares. Ten en cuenta que ninguno de estos mitos se basa en hechos.

Recuerda: Incluso si algunos de estos puntos son verdaderos para ti (o lo han sido en el pasado), hay un 50% de probabilidades de que sean correctos.

1. Náuseas matinales

Puede que hayas oído que la gravedad de las náuseas matinales es una pista sobre el s e x o del bebé.

En el caso de las niñas, se piensa que los niveles hormonales son más altos. Por esa razón, tendrás más náuseas matutinas. Con los varones, deberías tener una navegación relativamente suave con las náuseas.

La verdad es que las náuseas matinales pueden variar de una mujer a otra y de un embarazo a otro.

Un estudio publicado en The Lancet reveló que las mujeres que tenían náuseas matinales severas en el embarazo tenían más probabilidades de tener niñas. Por lo demás, no hay mucha evidencia científica que apoye esta idea.

2. Condición de la piel

Algunas personas creen que una niña robará la belleza de la madre. Por otro lado, los chicos no le darán tanto acné.

Una historia similar gira en torno al crecimiento del cabello. Con un chico, tu pelo será más largo y tendrá más brillo. Con una chica, será débil y apagado.

No hay verdad, en cualquier caso. Las hormonas se vuelven locas en el embarazo y afectan a cada mujer de forma diferente.

3. Antojos

Con los chicos, se antojan comidas saladas y sabrosas como los pepinillos y las patatas fritas. Con las chicas, todo se trata de los dulces y el chocolate.

En realidad, no se han realizado estudios concluyentes sobre los antojos de comida como un predictor preciso. Estos antojos pueden estar relacionados con los cambios de las necesidades nutricionales.

4. El ritmo cardíaco

Uno de los mitos más universales sobre el género gira en torno a la frecuencia cardíaca del bebé. Si los latidos por minuto son inferiores a 140, se supone que el bebé es un varón. Por encima de 140, es una niña.

Desafortunadamente, aunque este suena más científico, no hay una verdad sólida detrás de él. Un estudio reveló que no hay una diferencia significativa entre los latidos de los niños y las niñas en los primeros meses del embarazo.

5. Posición de la barriga

Si la tienes baja, podrías tener un niño. En el caso contrario, es probable que sea una niña.

En realidad, la forma y posición del vientre durante el embarazo tiene más que ver con la forma del útero, tipo de cuerpo y músculos abdominales.

¿Cuándo puedes saber si vas a tener niño o niña?

Aunque el género se establece desde el principio, es probable que tengas que esperar un tiempo.

Hay algunas formas de averiguarlo antes, incluyendo las siguientes:

Análisis de ADN de células libres

Ahora puede hacerse un análisis de sangre ya a las nueve semanas de embarazo. Esto puede revelar si es niño o niña.

Los análisis de ADN de células libres funcionan en el embarazo porque tu sangre lleva restos del ADN del bebé. Sin embargo, averiguar el género no es lo prioritario de estas pruebas. En realidad, son una primera línea de pruebas para el síndrome de Down y otras condiciones genéticas heredadas.

Otras pruebas genéticas

Es posible que te hagan una amniocentesis o una muestra de vellosidades coriónicas (MVC) durante el embarazo. Estas pruebas son similares a la prueba de ADN de células libres, pero son más invasivas. Al igual que las pruebas de ADN de células libres, pueden decirte el género de tu bebé, pero no tan pronto.

Un MVC se realiza generalmente entre las semanas 10 y 12. La amniocentesis se realiza entre las semanas 15 y 18.

Si lo único que quiere saber es si traes niño o niña, puedes omitir estas pruebas, ya que conllevan cierto riesgo de aborto. Por lo general, sólo se recomiendan a mujeres mayores o a parejas con antecedentes familiares de ciertas condiciones genéticas.

Ecografía

Normalmente puedes averiguar el sexo de tu bebé a través de un ultrasonido. Se realizará entre las 18 y 20 semanas.

El especialista observará la imagen del feto en la pantalla y examinará los genitales en busca de diferentes marcadores que sugieran niño o niña. Esto forma parte de una exploración anatómica más amplia.

Incluso cuando se realiza una ecografía, es posible que el técnico no pueda determinar el género del bebé debido a una serie de circunstancias. Si tu bebé no coopera y está en una posición complicada, es posible que necesites repetir la ecografía o que simplemente tengas que esperar para averiguarlo.

***El contenido de este sitio web es solo para fines informativos, es de carácter general y no está destinado a diagnosticar, tratar, curar o prevenir ninguna enfermedad, y no constituye asesoramiento profesional. La información en este sitio web no debe considerarse completa y no cubre todas las enfermedades, dolencias, condiciones físicas o su tratamiento. Debe consultar con su médico antes de comenzar cualquier programa de ejercicios, pérdida de peso o atención médica y / o cualquiera de los tratamientos de belleza.

Comparte este artículo!