Ratio: 3 / 5

Inicio activado Inicio activado Inicio activado Inicio desactivado Inicio desactivado
 

Posturas correctas para evitar dolores y molestias en el embarazo

Posturas correctas para evitar dolores y molestias en el embarazo

El tener un buen tono muscular facilitará los movimientos y evitará o disminuirá muchas de las molestias causadas por el volumen y aumento de peso según vaya avanzando el embarazo.

Debes de tomar conciencia de tu propia postura siempre, cuando estés sentada, acostada, de pie o en movimiento. La posición ideal es la que tu decidas, siempre y cuando mantengas la columna estirada y los hombros relajados.

Recuerda que para mantener la columna erguida lo ideal es que uses zapatos que no sean ni de tacón alto ni totalmente plano.

Realiza ejercicio, y si no solías hacerlo, el embarazo es un buen momento para empezar.  Caminar, nadar, pilates, yoga... son los ejercicios más recomendables. Evita los que conlleven riesgo de lesión o que te cansen excesivamente.

Posturas correctas

  • Si estás de pie: Pies paralelos y separados ligeramente, talones apoyados. Rodillas flexionadas, glúteos levemente contraídos (para proteger la zona lumbar) y hombros relajados.
  • Si estás sentada: Debes tener los pies apoyados y separados ligeramente. Evita cruzar las piernas. Apóyate en los glúteos sin dejarte caer. Hombros relajados.
  • Si estás Tumbada: Colócate del lado izquierdo, con las piernas flexionadas. Para el bebé es la mejor postura.
  • Cuando tengas que agacharte o incorporarte: Saca la fuerza de las piernas y no de la espalda. Dobla siempre las rodillas con la espalda recta. Cuando estés acostada y vayas a levantarte, no lo hagas de frente ya que puedes dañar la parte inferior de la columna. Ponte de lado y poco a poco te sientas y luego te levantas, utilizando siempre la fuerza de los brazos.