Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado
 

10 semanas gestacion

¿Qué ocurre a las 10 semanas de embarazo?

Aún puede que estés luchando contra las náuseas matutinas, el cansancio y la indigestión, aprovecha el control con la matrona para que te ayude a aliviar la ansiedad que puedas tener. Esto es lo que debes esperar ahora que tienes 10 semanas de embarazo.

¿Qué está pasando a las nueve semanas?

Estos son algunos de los puntos clave en esta etapa:

  • El corazón del bebé está completamente formado.
  • Control con la matrona.
  • Cambios en tu sistema digestivo.
  • Es hora de comenzar con tus ejercicios de suelo pélvico.

Desarrollo y tamaño del bebé

Esta semana, tu bebé es más o menos del tamaño de un kumquat o naranja enana.

Su pequeño corazón ahora está completamente formado y latiendo 180 veces por minuto, ¡eso es dos o tres veces más rápido que el tuyo!

Mide unos 3,1 cm de la coronilla al trasero y pesa entre 3 y 4 gramos, pero a partir de ahora su ocupación principal será aumentar de peso.

Todos los órganos principales de tu bebé (el corazón, los pulmones, los riñones, el cerebro y los intestinos) están formados y son funcionales, aunque aún son muy pequeños, por supuesto. Y su mandíbula se está desarrollando, al igual que sus futuros dientes.

¿Qué está pasando con tu cuerpo?

A partir de esta semana es posible que se te empiece a notar la panza, haciendo difícil mantener tu embarazo en secreto por mucho más tiempo.

Si empujas suavemente sobre la parte superior del hueso púbico (justo debajo de la línea de tu bikini), es posible que sientas la parte superior del útero sobresaliendo.

Si tienes suerte, tus hormonas pueden a estabilizarse a partir de ahora, lo que significa que te sientas menos enferma y cansada.

Si ese es el caso, asegúrate de probar algún ejercicio suave o caminatas diarias para mantenerte lo más en forma posible durante el embarazo.

¡Invierte en un buen sujetador tipo deportivo si tus senos han aumentado en tamaño de copa en las últimas semanas!

Las hormonas del embarazo hacen que los músculos y ligamentos se relajen, lo que significa que tu sistema digestivo puede volverse un poco lento, ocasionando estreñimiento.

Qué esperar esta semana

Si aún no has asistido a una cita con tu matrona, ahora es el momento de hacerlo, ya que lo ideal es que tenga lugar antes de las 12 semanas de embarazo.

La matrona te hará muchas preguntas sobre ti, tu pareja y los antecedentes médicos familiares de ambos, por lo tanto, es una buena idea que antes de acudir a la cita averigüen si hay alguna enfermedad en las familia de la que no tengan conocimiento.

Esto se debe a que algunas afecciones pueden ser genéticas, en cuyo caso se verificarán en tu bebé en desarrollo. En este momento, se te ofrecerán pruebas de detección y es posible que la matrona o el médico solicite muestras de sangre para hacer estudio de:

  • Tus niveles de hemoglobina y plaquetas (para la coagulación).
  • El grupo sanguíneo y factor RH.
  • Si hay infección con hepatitis B, sífilis, VIH, rubéola…
  • Talasemia (afecciones hereditarias que afectan la sangre)
  • Enfermedad de célula falciforme.

La matrona también tomará tu presión arterial. Esto se usará como referencia para comparar durante el embarazo. La presión arterial puede elevarse si estás nerviosa o estresada, así que trata de ir a la cita relajada, si puedes.

Este es también el momento en que la matrona te dará la cartilla del embarazo que contiene y registra toda la información importante sobre el embarazo, desde ahora hasta que tengas el bebé.

Tendrás que llevarlos a todas las citas prenatales y llevarlos contigo si viajas fuera de tu ciudad, así que ¡no los pierdas!

También se pedirá una muestra de orina en este momento, y todas las citas prenatales posteriores, para comprobar:

  • Acetona: el cuerpo la excreta si no comes suficientes nutrientes y tiene que descomponer la grasa. También puedes tener cetonas si ha estado enferma o estás haciendo ejercicio excesivamente, o si estás desarrollando diabetes gestacional.
  • Glucosa: esto puede ser un signo de diabetes o enfermedad renal. Si comes algo dulce antes de recoger la muestra, entonces puede detectarse glucosa en la orina.
  • Proteína: esto puede ser un signo de infección, pero también puede ser un signo de otros problemas, como la preeclampsia, por lo que debe investigarse.

Como se sabe que el abuso doméstico, que puede incluir abuso físico, verbal o emocional, comienza y, en algunos casos, empeora durante el embarazo, por lo que se ha convertido en una pregunta de rutina preguntar a todas las mujeres embarazadas. No te extrañes si te la hacen.

La matrona te dará fecha para el próximo control; Y recuerda que alrededor de las 12 semanas tendrás tu primer ultrasonido/ecografía.

Antes de irte, asegúrate de hacer cualquier pregunta y aclarar cualquier duda que tengas sobre tu embarazo.

Qué hacer esta semana: comienza tus ejercicios del suelo pélvico

El suelo pélvico es una zona de músculos que se extiende desde el hueso púbico en la parte frontal del cuerpo hasta la base de la columna vertebral en la parte posterior, y su función es sujetar los órganos pélvicos, es decir, el útero (útero), la vejiga, vagina e intestino con seguridad en su lugar.

Fortalecer esos músculos es muy importante porque un suelo pélvico fuerte puede facilitar el parto, ayudar en la recuperación postparto y mejorar tu vida sexual.

Lista de tareas a las 10 semanas

Buscar información sobre el embarazo y el parto puede ser muy útil para aclarar dudas y tener conocimiento de lo que está ocurriendo en cada etapa.

Ya puedes ir haciendo una lista de las compras que tendrás que hacer para preparar la llegada del bebé. Compara precios en diferentes sitios y compra con cabeza, a veces se se adquieren cosas que nunca llegan a usarse.

No olvides hacer siempre que puedas los ejercicios del suelo pélvico.

Si no lo has hecho aún, comienza a vincularte con el bebé: encuentra tiempo durante el día para colocar tus manos sobre tu barriguita y habla con tu bebé. Incluso los futuros padres pueden involucrarse también.

Si es necesario comunica en el trabajo tu estado.

Plantéate tomar clases de yoga y relajación durante el embarazo; es posible que no tengas ganas de hacerlo todavía, pero pueden ser útiles más adelante.

Lleva contigo un abanico y una botella de agua, especialmente si utilizas el transporte público, que puede estar abarrotado, caldeado y eso es suficiente para provocar un mareo, ya sea que estés embarazada o no.

Escribe cualquier pregunta: Anota cualquier duda que vaya surgiendo, para que puedas preguntar a tu médico o matrona en tu próxima cita.

Es importante hablar con la pareja sobre si desea saber cuál es el sexo del bebé: no podrán saberlo hasta que se realice la ecografía de las 20 semanas, lo que les da la oportunidad de decidir con tiempo que es lo que ambos desean.

Si haces algún ejercicio, no te excedas ni estires demasiado. Tu cuerpo está produciendo relaxina, hormona que ayuda a que todo se estire cuando sea necesario durante el parto (para el nacimiento del bebé). Pero no hay ninguna razón por la cual no puedas continuar con tus rutinas de ejercicio regular siempre que te detengas si te sientes incómoda o por supuesto si el médico te recomienda que no hagas ejercicio.

Aumenta la ingesta de fibra: es muy normal sentirse estreñida, ya que el sistema digestivo también se relaja en esta etapa, así que come muchas frutas y verduras.

Puedes comprar una pelota de parto o Pilates: son ideales para sentarse durante el embarazo y también para el trabajo de parto.

Qué pasará la próxima semana

¿Quieres saber qué sucede en la siguiente semana de embarazo? ¿O tal vez ya has olvidado lo que leíste la semana pasada? Sólo tienes que hacer clic en el número que te interese para obtener más información sobre qué esperar cuando tengas esa semana de embarazo.

4 - 5 - 6 - 7 - 8 - 9 - 10 - 11 - 12 - 13 - 14 - 15 - 16 - 17 - 18 - 19 - 20 - 21 - 22 - 23 - 24 - 25 - 26 - 27 - 28 - 29 - 30 - 31  - 32 - 33 - 34 - 35 - 36 - 37 - 38 - 39 - 40