Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado
 

30 semanas gestacion

¿Qué ocurre a las 30 semanas de embarazo?

A tan solo 10 semanas para llegar a la fecha de parto (semana arriba, semana abajo), esto es lo que debes esperar ahora que has alcanzado las 30 semanas. Desde sentirte sin aliento hasta comenzar las clases prenatales, esto es lo que está sucediendo en esta etapa del tercer trimestre.

¿Qué está pasando a las 30 semanas?

Estas son las cosas clave que puedes esperar en este momento:

  • Es posible que te sientas sin aliento ya que el bebé ocupa más espacio dentro de ti.
  • Intenta mantenerte activa; pero no exageres
  • Debes estar atenta a cualquier signo y síntoma de preeclampsia.

Desarrollo y tamaño del bebé

Tu bebé ahora tiene el tamaño de un hinojo entero. Con 39,9 cm de largo y 1,31 kg, tiene alrededor de dos tercios de su tamaño completo y continuará creciendo a una velocidad de casi 1 cm por semana.

Si naciera prematuramente ahora, tendría muchas posibilidades de sobrevivir (con la ayuda de la unidad especial de cuidado del bebé, por supuesto).

Sus pulmones todavía tienen que madurar para poder vivir en el mundo exterior y su tejido cerebral continúa creciendo y desarrollándose también. Su delicado sistema digestivo también está prácticamente formado y listo para alimentarse una vez que nazca.

Con los ojos abiertos ahora, también puede notar la diferencia entre la luz y la oscuridad. Si enciendes un foco o linterna sobre tu panza, incluso podría volverse para seguirlo.

¿Qué está pasando con tu cuerpo?

¿Te sientes sin aliento solo por subir las escaleras? A medida que la barriga continúa creciendo, comenzará a empujar hacia arriba contra los pulmones y, junto con el hecho de que estás cargando ese peso extra, puede hacer que te sientas sin aliento.

Sin embargo, hay luz al final del túnel, ya que alrededor de las 36 semanas la cabeza de tu bebé se moverá hacia la pelvis, lo que te proporcionará un poco de espacio para respirar.

Hacer algunos ejercicios suaves regulares ayudará a colocar al bebé en posición durante las próximas semanas, y también ayudará a mejorar tu fuerza y resistencia para el trabajo de parto.

No intentes nada extenuante o exigente en esta etapa, especialmente si no sueles hacer ejercicio. Tus ligamentos y articulaciones corren un mayor riesgo de lesión con la afluencia de hormonas del embarazo.

El ejercicio suave como media hora de natación, una caminata larga, una caminata más corta y enérgica, e incluso un breve período de tiempo subiendo una ligera pendiente en una cinta de correr te ayudarán a mantenerte activa, sin exagerar.

Qué esperar esta semana: Clases prenatales

Es probable que las clases de preparación al parto comiencen alrededor de las 8 / 10 semanas antes de la fecha de parto, que ya se conoce.

En ellas aprenderás más detalladamente sobre el parto, nacimiento y placenta, y cómo cuidar al recién nacido, es decir, la lactancia y primeros cuidados.

También conocerás a un grupo de futuras madres que están pasando por lo que estás pasando. Probablemente también vivan muy cerca de ti también.

Muchas madres hacen buenas amigas en las clases prenatales. Puede ser útil cuando hayas tenido al bebé y necesites apoyo moral, consejos o simplemente alguien para enviar un mensaje cuando estés despierta en mitad de la noche.

Qué hacer esta semana: cuidado con la preeclampsia

Seguro que habrás escuchado hablar de la preeclampsia desde el comienzo del embarazo. Se cree que esta afección es causada por problemas asociados con la función de la placenta durante el embarazo (el órgano que vincula el suministro de sangre del bebé con el de la madre).

La matrona buscará signos de ello en cada cita prenatal que tengas.

Esto se debe a que, a menos que se detecte y trate temprano, puede convertirse en eclampsia, que puede poner en peligro la vida de la madre y el bebé.

Los signos de preeclampsia que su matrona u obstetra buscará incluyen:

  • Aumento de la presión arterial.
  • Proteína en la orina.
  • Edema excesivo (hinchazón debido a la retención de agua), particularmente en las manos, cara y tobillos.

Si no se trata, pueden desarrollarse los siguientes síntomas:

  • Dolor de cabeza recurrente.
  • Visión borrosa.
  • Náuseas, con o sin vómitos.
  • Dificultad para respirar.
  • Dolor de hombro o abdominal.
  • Confusión.

Si sientes que tiene una combinación de los síntomas anteriores, Consulta inmediatamente a tu médico o matrona.

Una vez que se diagnostica, los controles serán más seguidos y es posible que se realicen exploraciones adicionales de la placenta durante el resto del embarazo. También se  aconsejará tener l bebé 2-3 semanas antes, ya sea por cesárea o por inducción.

Puedes leer más sobre la tensión alta en el embarazo, aquí: Hipertensión arterial en el embarazo

Lista de tareas a las 30 semanas

Hora de comenzar con las clases prenatales.

Bebe mucha agua; no solo ayudará con una digestión lenta (demasiado común durante el embarazo) es un buen hábito para prepararse para amamantar.

Recuerda que no necesitas comer para dos; los expertos dicen que solo necesitas 200 calorías adicionales en el último trimestre del embarazo.

Empieza a preparar la bolsa que va a llevar al hospital.

Comienza a controlar las patadas del bebé. Si disminuyen la velocidad o se detienen, consulta con la matrona de inmediato.

¿Sufres con las malas digestiones? En lugar de comer tres comidas al día, trata de comer cuatro o cinco más pequeñas, para aliviar la presión sobre tu sistema digestivo.

Si está luchando por dormir, asegúrate de no beber nada que contenga cafeína a partir de la tarde.

Pon los números clave en tu teléfono y el de tu compañero/a, también. Asegúrate de saber los números a los que debes llamar si ingresas por parto prematuro.

Realiza ejercicios de respiración y relajación.

Duerme sobre tu lado izquierdo. Recuerda, no importa si te levantas de espaldas, solo vuelve a girar hacia la izquierda cuando puedas.

Momento de pensar y consultar que tipo de parto deseas y si puedes llevarlo a cabo. En el hospital, en casa, en el agua. Averigua también sobre el permiso de maternidad.

Buscar nombres. Nombres de Niños - Nombres de Niñas

Levanta los pies siempre que puedas, esto ayuda con la hinchazón y también con las venas varicosas, que pueden aparecer durante el embarazo.

Busca información sobre posibles ayudas por maternidad y comprueba si puedes beneficiarte de alguna. ¿Qué Ayudas ofrece el Gobierno a las Familias con Hijos?

Vacaciones: si te apetece alejarte de todo antes de que llegue el bebé, puedes volar hasta las 37 semanas de embarazo (32 semanas con gemelos), así que es un buen momento para organizar unas vacaciones y no dejarlo para última hora. Los viajes y las vacaciones estando embarazada

Invierte en una buena crema para protegerte del sol: tu piel es más sensible al sol durante el embarazo, por lo que llevar un  factor 30 a diario en la cara puede ayudar a prevenir la pigmentación.

Preparativos en casa para la llegada del bebé. Elabora un plan de acción en términos de cualquier decoración, limpieza de alfombras, compra de muebles y construcción que deba hacerse. Las semanas van pasando rápido, así que cuanto más organizado esté todo, mejor.

No olvides hacer siempre que puedas los ejercicios del suelo pélvico.

Escribe cualquier pregunta: Anota cualquier duda que vaya surgiendo, para que puedas preguntar a tu médico o matrona en tu próxima cita.

Qué pasará la próxima semana

¿Quieres saber qué sucede en la siguiente semana de embarazo? ¿O tal vez ya has olvidado lo que leíste la semana pasada? Sólo tienes que hacer clic en el número que te interese para obtener más información sobre qué esperar cuando tengas esa semana de embarazo.

4 - 5 - 6 - 7 - 8 - 9 - 10 - 11 - 12 - 13 - 14 - 15 - 16 - 17 - 18 - 19 - 20 - 21 - 22 - 23 - 24 - 25 - 26 - 27 - 28 - 29 - 30 - 31 - 32 - 33 - 34 - 35 - 36 - 37 - 38 - 39 - 40