30 semanas gestacion

¿Qué ocurre a las 30 semanas de embarazo?

A tan solo 10 semanas para llegar a la fecha de parto (semana arriba, semana abajo), esto es lo que debes esperar ahora que has alcanzado las 30 semanas. Estas últimas semanas son muy importantes para el crecimiento, el desarrollo y la salud del bebé.

30 semanas de embarazo, ¿Cuántos meses son?

Treinta semanas de embarazo son más de siete meses de embarazo. â‡’ Â¿Cuántas semanas de embarazo y meses tengo? - Equivalencias

Desarrollo y tamaño del bebé a las 30 semanas de embarazo

A las 30 semanas de embarazo, el bebé tiene el tamaño de un calabacín. El feto de 30 semanas, mide 40 cm y pesa 1,3 kg.

En la semana 30, el bebé tiene una buena cantidad de pelo en la cabeza y ojos que se abren de par en par para empezar a distinguir lo que ve a su alrededor. Al bebé también le crecen las uñas y sigue practicando el agarre sujetando sus pies o el cordón umbilical.

¿Cuál es la posición del bebé a las 30 semanas?

A las 30 semanas, la posición del bebé es probablemente con la cabeza hacia abajo. El feto de 30 semanas está flotando cómodamente en aproximadamente unos 900 ml de líquido amniótico. Puede parecer que está apretado, pero todavía tiene espacio para moverse. En las próximas semanas, tu vientre crecerá aún más por encima de tu caja torácica para acomodar al bebé, pero seguirá estando un poco más apretado a medida que se acerque la fecha del parto.

¿Qué está pasando con tu cuerpo?

Es posible que te sientas muy cansada estos días. Encontrar una posición cómoda para dormir es cada vez más difícil, y despertarse para ir al baño también puede afectar a tu sueño. Intenta acostarte antes de lo habitual y, si puedes, duerme un poco más tarde por la mañana. Dormir la siesta también puede ayudar a mejorar tu energía.

A las 30 semanas de embarazo, las contracciones de Braxton Hicks son bastante comunes. Son la forma que tiene tu cuerpo de prepararse para el el parto. Las contracciones de Braxton Hicks suelen producirse después de hacer ejercicio o mantener relaciones, o cuando estás cansada o deshidratada. Si los tienes, siéntate o túmbate de lado, relájate y bebe agua. Si las contracciones no cesan, o si tienes cuatro o más en una hora, llama a tu médico. Podría tratarse de un parto prematuro.

¿Te sientes sin aliento solo por subir las escaleras? A medida que la barriga continúa creciendo, comenzará a empujar hacia arriba contra los pulmones y, junto con el hecho de que estás cargando ese peso extra, puede hacer que te sientas sin aliento. Sin embargo, hay luz al final del túnel, ya que alrededor de las 36 semanas la cabeza de tu bebé se moverá hacia la pelvis, lo que te proporcionará un poco de espacio para respirar.

¿Qué hace mi bebé a las 30 semanas? ¿Se considera que las 30 semanas son 7 meses de embarazo?

Hacer algunos ejercicios suaves regulares ayudará a colocar al bebé en posición durante las próximas semanas, y también ayudará a mejorar tu fuerza y resistencia para el trabajo de parto.

No intentes nada extenuante o exigente en esta etapa, especialmente si no sueles hacer ejercicio. Tus ligamentos y articulaciones corren un mayor riesgo de lesión con la afluencia de hormonas del embarazo.

El ejercicio suave como media hora de natación, una caminata larga, una caminata más corta y enérgica, e incluso un breve período de tiempo subiendo una ligera pendiente en una cinta de correr te ayudarán a mantenerte activa, sin exagerar.

Cuidado con la preeclampsia

Seguro que habrás escuchado hablar de la preeclampsia desde el comienzo del embarazo. Se cree que esta afección es causada por problemas asociados con la función de la placenta durante el embarazo (el órgano que vincula el suministro de sangre del bebé con el de la madre).

La matrona buscará signos de ello en cada cita prenatal que tengas. Esto se debe a que, a menos que se detecte y trate temprano, puede convertirse en eclampsia, que puede poner en peligro la vida de la madre y el bebé.

Los signos de preeclampsia que su matrona u obstetra buscará incluyen:

  • Aumento de la presión arterial.
  • Proteína en la orina.
  • Edema excesivo (hinchazón debido a la retención de agua), particularmente en las manos, cara y tobillos.

Si no se trata, pueden desarrollarse los siguientes síntomas:

  • Dolor de cabeza recurrente.
  • Visión borrosa.
  • Náuseas, con o sin vómitos.
  • Dificultad para respirar.
  • Dolor de hombro o abdominal.
  • Confusión.

Si sientes que tiene una combinación de los síntomas anteriores, Consulta inmediatamente a tu médico o matrona.

Una vez que se diagnostica, los controles serán más seguidos y es posible que se realicen exploraciones adicionales de la placenta durante el resto del embarazo. También se  aconsejará tener l bebé 2-3 semanas antes, ya sea por cesárea o por inducción.

Puedes leer más sobre la tensión alta en el embarazo, aquí: Hipertensión arterial en el embarazo

Síntomas de la semana 30 de embarazo

En la semana 30 de embarazo, puedes experimentar los siguientes síntomas:

  • fatiga o problemas para dormir
  • dolor de espalda
  • cambios en el tamaño o la estructura de los pies
  • cambios de humor
  • Dolor de espalda

El dolor de espalda es una dolencia común durante el embarazo y suele empeorar en el tercer trimestre con el aumento de peso adicional. A falta de unas 10 semanas de embarazo, te alegrará saber que hay varias cosas que pueden ayudarte.

En primer lugar, consulta a tu médico para asegurarte de que estás ganando la cantidad de peso adecuada. Ganar demasiado peso no sólo añade más riesgos a tu embarazo, sino que también puede aumentar el dolor de espalda. Por otro lado, ganar demasiado poco puede ser un problema.

A continuación, céntrate en tu postura. Si te resulta difícil ponerte de pie o sentarte con la barriga, quizá debas buscar un cinturón de apoyo para embarazadas. Si trabajas en un escritorio, asegúrate de que la silla, el teclado y el monitor del ordenador están preparados para crear un entorno ergonómico.

Elevar los pies también puede aliviar los problemas de espalda. Si todavía llevas los tacones de antes del embarazo, considera la posibilidad de cambiarlos por zapatos planos que ofrezcan apoyo. El calzado de apoyo puede ayudar a aliviar el dolor de espalda. Pero no te preocupes. Tu bonito calzado te seguirá esperando después de la llegada del bebé.

Recuérdate a ti misma que todo merecerá la pena al final, y si el dolor te molesta, habla con tu médico sobre los posibles remedios, o pide a tu pareja un masaje. Un masaje es también una buena forma de conectar con tu pareja.

No estás imaginando cosas si crees que tus pies están cambiando. Algunas mujeres aumentan un número de zapato completo durante el embarazo. El embarazo puede afectar tanto al tamaño como a la estructura de los pies. Mientras que la hinchazón provocada por la retención de líquidos suele remitir tras el parto, el embarazo puede alterar permanentemente el arco del pie.

Si no es posible caminar con unas zapatillas suaves y cómodas, puede ser el momento de invertir en un nuevo par de zapatos que se ajusten cómodamente durante el resto del embarazo.

Si el segundo trimestre te alivió un poco de los altibajos emocionales, es perfectamente normal que empieces a experimentar más cambios de humor en el tercer trimestre. Tienes muchas cosas en la cabeza y eso, unido a tu mayor agotamiento, puede ponerte los nervios de punta.

Si las ansiedades del embarazo o de la próxima maternidad te mantienen despierta la mayoría de las noches o interfieren en tus actividades diarias o en tus relaciones, deberías consultar a tu médico. No es raro que las mujeres sufran depresión durante o después del embarazo. Tu médico puede ayudarte a controlarla.

Ya puedes preparar tu lista de nacimiento

Crea una Lista de Nacimiento haciendo clic aquí -Añade productos de la categoría de Bebé a tu Lista de Nacimiento y así tus familiares y amigos sabrán que regalarte para la llegada del bebé. ðŸ‘¶ðŸ»ðŸ¤±ðŸ»ðŸŽðŸŽðŸŽ

⇒ Crear lista de nacimiento ðŸ‘¶ðŸ»

Lista de tareas a las 30 semanas de embarazo

Qué pasará la próxima semana ðŸ¤°ðŸ»â¤µâ¤µ

¿Quieres saber qué sucede en la siguiente semana de embarazo? ¿O tal vez ya has olvidado lo que leíste la semana pasada? Sólo tienes que hacer clic en el número que te interese para obtener más información sobre qué esperar cuando tengas esa semana de embarazo.

4 - 5 - 6 - 7 - 8 - 9 - 10 - 11 - 12 - 13 - 14 - 15 - 16 - 17 - 18 - 19 - 20 - 21 - 22 - 23 - 24 - 25 - 26 - 27 - 28 - 29 - 30 - 31  - 32 - 33 - 34 - 35 - 36 - 37 - 38 - 39 - 40

***El contenido de este sitio web es solo para fines informativos, es de carácter general y no está destinado a diagnosticar, tratar, curar o prevenir ninguna enfermedad, y no constituye asesoramiento profesional. La información en este sitio web no debe considerarse completa y no cubre todas las enfermedades, dolencias, condiciones físicas o su tratamiento. Debe consultar con su médico antes de comenzar cualquier programa de ejercicios, pérdida de peso o atención médica y / o cualquiera de los tratamientos de belleza.

Comparte este artículo!