6 semanas gestacion

¿Qué ocurre a las 6 semanas de embarazo?

Los primeros meses del embarazo están llenos de emoción, nervios y muchas hormonas que provocan diversos síntomas. Es emocionante, pero también puede estar lleno de sensaciones nuevas para ti.

Es posible que empieces a sentir cosas que se parecen a los síntomas del síndrome premenstrual, como fatiga, dolores de cabeza, dolor en los pechos, calambres, micción frecuente, más gases o hinchazón. También están las temidas náuseas matutinas que muchas embarazadas experimentan al principio.

Pero todos estos síntomas no tan divertidos significan que tu cuerpo está produciendo las hormonas adecuadas en el momento oportuno para empezar a favorecer el desarrollo de tu precioso bebé.

Hablemos de todo lo que te ocurre a las 6 semanas de embarazo.

6 semanas de embarazo: Qué esperar

  • Es posible que tengas síntomas del síndrome premenstrual como fatiga, dolor de pecho y dolores de cabeza.
  • Es posible que tengas náuseas matutinas.
  • Tu bebé es todavía muy pequeño: Tiene el tamaño de un grano de arroz o de una semilla de granada.
  • Tu bebé está desarrollando su cerebro y su médula espinal, y su corazón está empezando a latir.
  • Deberás programar una cita con el médico prenatal.

6 semanas de embarazo, ¿Cuántos meses son?

Estás en el segundo mes. Tienes un mes y unas dos semanas de embarazo. Recuerda que el embarazo se mide a partir del primer día de la última menstruación.

¿Qué tamaño tiene el bebé a las 6 semanas de embarazo?

A las 6 semanas de embarazo, el bebé tiene el tamaño de un guisante. El embrión medio en la sexta semana mide unos 6,35 mm y volverá a duplicar su tamaño la próxima semana.

Desarrollo y tamaño del bebé en la semana 6 de embarazo

En la sexta semana, tu bebé todavía es muy pequeño. El bebé se parece a un renacuajo, con una pequeña cola que se convertirá en columna vertebral. Es aproximadamente del tamaño de una semilla de granada (4-7 mm), con pequeños brotes diminutos donde sus brazos y piernas pronto comenzarán a crecer.

Unos diminutos brotes están en camino de convertirse en brazos, piernas y orejas. También se están desarrollando el cerebro, los pulmones y otros órganos.

A pesar de que su corazón es del tamaño de una cabeza de alfiler, ya está latiendo extremadamente rápido, aproximadamente al doble de velocidad que el tuyo. El latido del bebé puede detectarse a menudo mediante una ecografía vaginal en esta fase del embarazo.

Aunque es demasiado pronto para ver si el bebé tiene la nariz de la tía Ana, se están desarrollando los que serán los rasgos faciales. Hay dientes y también está creciendo tejido y piel, que lo cubre tan finamente, que en realidad es transparente en esta etapa temprana. El bebé está haciendo circular la sangre con un sistema circulatorio cada vez más sofisticado. Puede que el bebé incluso mueva sus manos y pies en forma de pala. Tu embrión de 6 semanas también está a punto de ponerse más guapo, ya que le están empezando a salir la nariz, los ojos, las orejas, la barbilla y las mejillas.

Si te han hecho una ecografía de 6 semanas, es posible que el médico pueda ver un polo fetal o el latido del corazón del feto, una clara señal de que tienes un embrión en desarrollo. Sin embargo, si el médico no ve un polo fetal o un latido del corazón, no te asustes: puede que no estés tan avanzada como pensabas. Probablemente el médico te pedirá que vuelvas dentro de unos días o una semana para hacer otra ecografía.

¿Qué está pasando con tu cuerpo?

¿Cómo se siente el vientre a las 6 semanas de embarazo? 6 semanas de embarazo: síntomas

Aunque es habitual estar hinchada a las 6 semanas de embarazo, lo más probable es que no parezcas embarazada en absoluto. Dentro de tu vientre de 6 semanas de embarazo, el embrión crece rápidamente pronto ocupará una mayor cantidad de espacio en tu vientre. Por supuesto, si estás embarazada de 6 semanas de gemelos, la expansión del vientre se producirá un poco antes que para otras futuras mamás.

Tu barriga de embarazada de 6 semanas aún no es una gran barriga, así que tú eres la única que notará las diferencias. Dicho esto, como probablemente estés empezando a sentir calambres e hinchazón, puede que sientas tu vientre un poco más grande de lo normal.

El aumento del tamaño del pecho es de lo más normal, aunque hasta ahora hayas sido plana o de poco pecho (aunque algunas pueden ver estos cambios más adelante). Es muy probable que sientas las mamas un poco doloridas y sensibles.

El aumento en el suministro de sangre también es evidente en un lugar menos visible, y la ducha es un buen lugar para echar un vistazo. Es probable que la piel de la vagina y la vulva sea ahora de un color más oscuro y purpúreo.

Síntomas del embarazo de 6 semanas

Algunos de los síntomas de las 6 semanas de embarazo son:

  • náuseas matutinas
  • micción frecuente
  • fatiga
  • pechos hinchados o doloridos
  • areolas más grandes y oscuras alrededor de los pezones
  • Sensación emocional o irritable.

Náuseas matutinas (por la tarde y por la noche)

Es posible que ya estés experimentando náuseas matutinas que, para muchas, no se limitan sólo a la mañana.

La causa de las náuseas matutinas no se conoce del todo, pero se cree que influye el aumento de la hormona gonadotropina coriónica humana. La mayoría de las personas se sienten mejor en el segundo trimestre.

Consulta a tu médico si las náuseas o los vómitos son inusualmente intensos para descartar la hiperémesis gravídica, que provoca náuseas y vómitos graves durante el embarazo.

Unido a las náuseas, el útero en crecimiento, la digestión lenta, los niveles elevados de ácido estomacal y lo que se siente con el sentido del olfato más sensible del mundo, ¡es probable que te sientas un poco enferma!

La buena noticia es que los síntomas a menudo se alivian después de 12 semanas (aunque algunas mujeres continúan sufriendo hasta el final).

Qué puede hacer para sentirse mejor con las náuseas matutinas

  • Come pequeñas cantidades varias veces al día.
  • Ten a mano alimentos que toleres bien para picar. Muchas mujeres confían en comer galletas saladas antes de levantarse de la cama por la mañana.
  • Evita los alimentos picantes o grasos. Una dieta blanda suele ser más fácil de digerir.
  • No te acuestes justo después de comer.
  • Intenta evitar los olores que desencadenan las náuseas.
  • Bebe mucho líquido, sobre todo si has vomitado.
  • Pregunta a tu médico si puedes tomar cápsulas de jengibre o té de jengibre, que pueden aliviarte.
  • Las náuseas pueden aliviarse temporalmente con alimentos y bebidas ácidas.

Del mismo modo, no entres en pánico si no estás sufriendo de náuseas matutinas. Muchas mujeres (¡muy afortunadas!) Disfrutan de embarazos saludables con pocas o ninguna náusea matutina.

Fatiga

¿Te sientes agotada? El cansancio que probablemente experimentes es normal. Está causada por las hormonas del embarazo y el aumento del volumen de sangre. Tomárselo con más calma puede convertirse en parte de tu rutina.

Lo que puedes hacer para aliviar la fatiga:

  • Tomar siestas. Esto puede ser un reto si estás trabajando o cuidando a otros niños, pero encontrar tiempo para una siesta durante el día puede ayudar a combatir la fatiga. Esto también será importante después de que nazca el bebé.
  • Acuéstate antes.
  • Bebe más líquidos a primera hora del día para no tener que levantarte tan a menudo por la noche.
  • Deja que otros se encarguen de algunas de las tareas, si es posible.
  • Prescinde de la cafeína y confía en mantenerte hidratada y en tomar algo de energía de alta calidad de la fruta.

Estreñimiento

Las vitaminas prenatales suelen ser vitales para tu salud y la de tu bebé, pero todo ese hierro puede provocar estreñimiento. El estreñimiento es un visitante indeseado, pero tiene remedio.

Qué puedes hacer para aliviar el estreñimiento:

  • Bebe mucho líquido. Si tu orina es de color amarillo oscuro, es posible que estés deshidratada.
  • Aumenta tu consumo de fibra.
  • Ponte en movimiento. El ejercicio es bueno para el cuerpo y la mente, pero también ayuda a prevenir el estreñimiento.
  • No caigas en la tentación de tomar laxantes antes de hablar con tu médico.

Lista de tareas a las 6 semanas de embarazo

  1. Programar una cita prenatal con tu médico o matrona si aún no lo has hecho. Tendrás muchas preguntas en la primera cita, así que asegúrate de anotar todo lo que se te ocurra antes de ver a tu médico. Toma nota de los síntomas, los antecedentes familiares y cualquier preocupación que pueda surgir a medida que se acerque tu primera revisión prenatal.
  2. Repasa los alimentos que debes evitar durante el embarazo
  3. Consulta a tu médico si las náuseas del embarazo no te permiten hacer tu vida normal.
  4. Asegúrate de saber dónde se encuentra tu centro hospitalario más cercano, por si en algún momento lo necesitas.
  5. Toma tus multivitaminas. Si aún no lo estás haciendo, comienza a tomar 400 microgramos de ácido fólico todos los días, continúa tomándolo todos los días hasta que tengas 12 semanas de embarazo, ya que reduce el riesgo de desarrollar defectos congénitos del tubo neural como la espina bífida.
  6. No fumes.
  7. No bebas alcohol. El consumo de alcohol puede provocar el trastorno del espectro alcohólico fetal. Si tienes alguna fiesta o reunión con amigos, la necesidad de conducir, el malestar estomacal, los antibióticos o la dieta son buenas razones para evitar el alcohol, y te servirán de excusa si aún no has contado que estás embarazada.
  8. Evita los jacuzzis y las saunas pueden aumentar el riesgo de aborto y de anomalías fetales.
  9. Come bien y Bebe mucha agua.
  10. Las mujeres embarazadas tienen un mayor riesgo de padecer infecciones urinarias, así que asegúrate de beber mucha agua y no aguantarte cuando tengas que orinar.
  11. Es difícil comer todo lo correcto y hacer ejercicio diario cuando estás agotada y tienes ganas de vomitar todo el tiempo. No tienes que ser perfecta, sólo tienes que encontrar el equilibrio. Camina o haz una ligera sesión de yoga cuando tengas energía. Come bien cuando puedas soportarlo, pero cuando todo lo que puedas soportar sean carbohidratos insípidos, prueba con pasteles de arroz o palomitas de maíz para obtener un poco de valor nutricional.
  12. Tómatelo con calma.

Desarrollo de los gemelos en la sexta semana

Más bebés pueden significar más diversión. Pero tienes un mayor riesgo de desarrollar ciertas complicaciones en el embarazo si tienes varios bebés. Éstas son las complicaciones más comunes que quizá quieras consultar con tu médico:

Si se te diagnostica un embarazo gemelar (o más), tu tratamiento puede cambiar ligeramente. Es posible que necesites revisiones más frecuentes, que tengas que hacer frente a ciertas restricciones o incluso que tengas que adelantar el parto por cesárea, si tu equipo médico lo considera necesario.

Las embarazadas de gemelos suelen ganar más peso. También suele necesitar más nutrientes que si sólo lleva un bebé, entre ellos:

  • ácido fólico
  • calcio
  • hierro
  • proteínas

Cuándo avisar al médico

Mucho de lo que sientes es totalmente normal y no hay que preocuparse. Pero llama a tu médico inmediatamente si tienes alguno de los siguientes síntomas:

  • sangrado vaginal
  • pérdida de líquido de la vagina
  • dolor abdominal o pélvico intenso
  • fiebre superior a 38 °C
  • visión borrosa
  • dolor de cabeza intenso
  • hinchazón grave o repentina de las manos, la cara o los dedos
  • dolor o ardor al orinar

Qué pasará la próxima semana ðŸ¤°ðŸ»â¤µâ¤µ

¿Quiere saber qué sucede en la siguiente semana de embarazo? ¿O tal vez ya has olvidado lo que leíste la semana pasada? Sólo tienes que hacer clic en el número que te interese para obtener más información sobre qué esperar cuando tengas esa semana de embarazo.

4 - 5 - 6 - 7 - 8 - 9 - 10 - 11 - 12 - 13 - 14 - 15 - 16 - 17 - 18 - 19 - 20 - 21 - 22 - 23 - 24 - 25 - 26 - 27 - 28 - 29 - 30 - 31  - 32 - 33 - 34 - 35 - 36 - 37 - 38 - 39 - 40

***El contenido de este sitio web es solo para fines informativos, es de carácter general y no está destinado a diagnosticar, tratar, curar o prevenir ninguna enfermedad, y no constituye asesoramiento profesional. La información en este sitio web no debe considerarse completa y no cubre todas las enfermedades, dolencias, condiciones físicas o su tratamiento. Debe consultar con su médico antes de comenzar cualquier programa de ejercicios, pérdida de peso o atención médica y / o cualquiera de los tratamientos de belleza.

Comparte este artículo!