Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

14 semanas gestación

¿Qué ocurre a las 14 semanas de embarazo?

Averigua qué puedes esperar ahora que tienes 14 semanas de embarazo y estás en el segundo trimestre. Te contamos lo que sucede dentro y fuera de ti. Además, suponiendo que tu apetito esté de vuelta, te hacemos un recordatorio sobre cómo comer de forma segura durante el resto del embarazo.

¿Qué está pasando a las 14 semanas?

Estos son algunos de los puntos clave en esta etapa:

  • Tu cabello está más grueso y voluminoso.
  • Las manos y los pies pueden comenzar a hincharse.
  • Es posible que tengas hemorragias nasales.
  • El apetito regresa y los antojos pueden aparecer.

Desarrollo y tamaño del bebé

Su bebé es del tamaño de una nectarina esta semana, mide aproximadamente 8.7 cm desde la coronilla hasta el culete y pesa aproximadamente 43 gramos.

La energía que antes necesitaba para desarrollar los órganos ahora se canaliza hacia el crecimiento y la maduración. El bebé está empezando a perfeccionar sus reflejos.

Sorprendentemente, los bebés niños ya pueden producir esperma, y ​​las niñas ya tendrán ovarios que, al nacer, contendrán todos sus óvulos.

¿Qué está pasando con tu cuerpo?

Muchas futuras mamás notan que su cabello luce mejor que nunca espeso y brillante.

Si es tu caso, Disfrútalo mientras dure. Lamentablemente, después de que hayas tenido al bebé, notarás que el cabello comienza a caerse.

También puedes notar que tus anillos o zapatos te quedan más apretados.

La hinchazón es causada por el exceso de líquido en tu organismo, y a menudo ocurre al final del día. Consulta con el médico inmediatamente si tienes hinchazón repentina en las manos, pies o cara, ya que a veces puede ser un signo de preeclampsia.

Qué esperar esta semana: hemorragias nasales

Los médicos dicen que una mujer embarazada es aproximadamente tres veces más propensa a tener una hemorragia nasal que una mujer no embarazada en el mismo rango de edad.

No se sabe exactamente por qué las hemorragias nasales ocurren durante el embarazo, aunque es probable que se deba a los cambios hormonales y al aumento del flujo sanguíneo.

Aunque te pueden dar un poco de miedo, no es probable que sean una señal de que algo anda mal con el bebé, así que no te preocupes.

Si las hemorragias nasales son particularmente fuertes o si te sientes mal con ellas, habla con el médico o matrona acerca de ellas.

Sin embargo, si son leves, no hay mucho que puedas hacer más que tratar de detenerla. Esto es lo que puedes hacer si se produce una hemorragia nasal:

  • Siéntate y pellizca firmemente la parte blanda de la nariz, justo por encima de las fosas nasales, durante 10 minutos.
  • Inclínate hacia adelante y respira por la boca. Esto drenará la sangre por la nariz en lugar de por la parte posterior de la garganta.
  • Mantente en posición vertical, en lugar de acostarte, ya que esto reduce la presión sanguínea en las venas de la nariz y evitará más sangrado.
  • Mantén la presión sobre la nariz unos 15-20 minutos para que la sangre se coagule.
  • Coloca una bolsa de hielo cubierta en el puente de la nariz.
  • Evita sonarte la nariz, inclinarte y realizar actividades extenuantes durante al menos 12 horas después de una hemorragia nasal.

Qué hacer esta semana: comer de forma segura

Es muy posible que hasta ahora no hayas tenido un gran apetito en el embarazo. Sin embargo, una vez que desaparece el malestar matutino (generalmente al comienzo del segundo trimestre), el apetito debe regresar.

Si no has prestado mucha atención a lo que puedes y no puedes comer durante el embarazo, aquí hay una guía rápida de las preguntas frecuentes sobre los alimentos más habituales:

  • Sushi: Mucha precaución. Está bien comer sushi siempre que el pescado utilizado para hacerlo se haya congelado previamente durante 24 horas para eliminar los parásitos que puedan estar presentes. Si vas a comprarlo o a consumirlo en una a tienda o restaurante debes estar completamente segura de que ha sido congelado. Ante la duda no lo consumas.
  • Pescado ahumado: El salmón ahumado y la trucha ahumada son seguros para comer durante el embarazo.
  • Cacahuetes: El debate sobre si estos alimentos son seguros para comer durante el embarazo se ha discutido durante años, pero el consejo actual es que son seguros, a menos que tengas una alergia. Las últimas investigaciones no han demostrado claramente que comer cacahuetes durante el embarazo afecte las posibilidades de que el bebé desarrolle una alergia al cacahuete.
  • Helado: Hay que tener cuidado con los helados artesanales ya que las máquinas en las que están fabricados pueden estar contaminadas con listeria.
  • Café: Debes limitar la cafeína a 200 mg al día, ya que consumir más se ha asociado con abortos espontáneos y bajo peso al nacer.
  • Miel: Está bien para mujeres embarazadas, pero no para bebés menores de un año.
  • Yogurt en vivo o probiótico: Es seguro comerlos mientras estén pasteurizados.
  • Barbacoas: La carne a la barbacoa está bien, siempre y cuando esté bien cocida y esté bien caliente, hay que asegurarse de que el interior no queda crudo.
  • Ensalada: Las ensaladas deben permanecer en la nevera hasta el momento de consumo, porque las bacterias pueden prosperar una vez que están fuera de un ambiente frío
  • Alcohol: Se debe evitar beber alcohol por completo si estás embarazada o tratando de quedar embarazada.

Aquí puedes leer más sobre la alimentación en el embarazo

Lista de tareas a las 14 semanas

No comas para dos. ¡Recuerda que solo necesitas 300 calorías adicionales por día y eso es en el último trimestre!

Levanta los pies. Si notas que tus pies se están hinchando hacia el final del día, aprovecha un rato de descanso para ponerlos en alto durante 10 minutos o el mayor tiempo posible, para ayudar a la circulación.

Aprovecha para dormir todo lo que puedas, en el último trimestre quizás lo tengo más complicado por el tamaño de la panza y otras posibles molestias.

Vacaciones: si te apetece alejarte de todo antes de que llegue el bebé, puedes volar hasta las 37 semanas de embarazo (32 semanas con gemelos), así que es un buen momento para organizar unas vacaciones y no dejarlo para última hora. Los viajes y las vacaciones estando embarazada

Invierte en una buena crema para protegerte del sol: tu piel es más sensible al sol durante el embarazo, por lo que llevar un  factor 30 a diario en la cara puede ayudar a prevenir la pigmentación.

Preparativos en casa para la llegada del bebé. Elabora un plan de acción en términos de cualquier decoración, limpieza de alfombras, compra de muebles y construcción que deba hacerse. Las semanas van pasando rápido, así que cuanto más organizado esté todo, mejor.

Reserva tu próxima cita con la matrona (si aún no lo has hecho). Esto será cuando tenga 16 semanas de embarazo.

Añade aceite de coco o manteca de cacao a tu lista de compras. Muchas mujeres lo utilizan para minimizar las estrías la piel.

Ya puedes ir haciendo una lista de las compras que tendrás que hacer para preparar la llegada del bebé. Compara precios en diferentes sitios y compra con cabeza, a veces se se adquieren cosas que nunca llegan a usarse.

No olvides hacer siempre que puedas los ejercicios del suelo pélvico.

Escribe cualquier pregunta: Anota cualquier duda que vaya surgiendo, para que puedas preguntar a tu médico o matrona en tu próxima cita.

Es importante hablar con la pareja sobre si desea saber cuál es el sexo del bebé: no podrán saberlo hasta que se realice la ecografía de las 20 semanas, lo que les da la oportunidad de decidir con tiempo que es lo que ambos desean.

Qué pasará la próxima semana

¿Quieres saber qué sucede en la siguiente semana de embarazo? ¿O tal vez ya has olvidado lo que leíste la semana pasada? Sólo tienes que hacer clic en el número que te interese para obtener más información sobre qué esperar cuando tengas esa semana de embarazo.

4 - 5 - 6 - 7 - 8 - 9 - 10 - 11 - 12 - 13 - 14 - 15 - 16 - 17 - 18