Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado
 

33 semanas gestacion

¿Qué ocurre a las 33 semanas de embarazo?

A tan solo 7 semanas para llegar a la fecha de parto (semana arriba, semana abajo), esto es lo que debes esperar ahora que has alcanzado las 33 semanas. Esto es lo que está sucediendo en esta etapa del tercer trimestre.

Desarrollo y tamaño del bebé

Tu bebé es ahora del tamaño de unos tallos de espárragos. Pesa alrededor de 1.9 kg y mide 43 cm.

Es posible que ya tenga la cabeza cubierta de pelo, aunque el color no sea el definitivo una vez nazca.

Debajo de ese pelo, su cerebro y su sistema nervioso están casi completamente desarrollados.

Sus huesos se están endureciendo, excepto los huesos del cráneo. A diferencia de los adultos, los bebés tienen muchos huesos más pequeños que se pueden deslizar unos sobre otros cuando el bebé pasa por el canal de parto, lo que hace que sea más fácil sacarlo de forma segura.

Esta es la razón por la cual algunos bebés nacen con cabezas ligeramente puntiagudas o en forma de cono. No te preocupes, ya que los huesos del cráneo se fusionarán gradualmente y cambiarán la forma de su cabeza a medida que crezca un poco.

¿Qué está pasando con tu cuerpo?

Además de que tus tobillos se hinchan hacia el final del día, puedes notar que tus dedos también están hinchados. Todavía es probable que sea causado por la retención adicional de líquido en el embarazo, así que asegúrate de levantar los pies por encima de tu corazón cuando puedas.

No te sientas tentada a reducir el consumo de agua, ya que es importante mantenerse hidratada. Y si tus anillos te quedan apretados, deja de usarlos por un tiempo. Puedes usarlos en una cadena alrededor del cuello hasta que vuelvan a encajar en los dedos (después de haber tenido al bebé).

Si tu cara, pies y manos se hinchan repentinamente, consulta con la matrona o acude al hospital inmediatamente, ya que esto puede ser un signo de preeclampsia.

Es muy posible que en esta etapa no duermas bien. Las causas pueden ser muchas, preocupación por el parto, sueños extraños o la necesidad de levantarse para ir al baño con frecuencia. Trata de recuperar el sueño tomando una siesta durante el día, cuando puedas.

De alguna manera, esto es un ensayo para las noches de sueño ininterrumpido que te esperan una vez que llegue el bebé.

Qué hacer esta semana:

La posición ideal para el parto y el parto es la posición 'occipito-anterior'. Esto significa que el bebé tendrá la cabeza hacia abajo, mirando hacia atrás, con la espalda hacia el frente de su barriga. Esto le facilita moverse más fácilmente a través de la pelvis.

Pregúntale a la matrona en tu próxima cita en qué posición se encuentra el bebé. Incluso puedes hacerte una idea al sentir sus movimientos.

La cabeza del bebé se sentirá dura y redonda, mientras que la parte de abajo generalmente se sentirá un poco más suave, así puedes saber cómo está posicionado.

Si está en la posición anterior, probablemente sentirás la mayoría de sus patadas debajo de las costillas. La espalda del bebé se sentirá dura y redondeada en un lado de su barriga.

Si no, puede estar en la posición posterior, también conocida como espalda con espalda o 'occipito-posterior'.

Probablemente sentirás más patadas en la parte delantera de la barriga. Desafortunadamente, esta posición puede hacer que el trabajo de parto sea más largo y lento, aunque la mayoría de los bebés se moverán a una posición más fácil antes del parto, así que no te preocupes demasiado si el tuyo está en una posición extraña. Todavía hay mucho tiempo para que se dé la vuelta.

Si el bebé viene de "nalgas", es muy posible que requiera una cesárea.

Existe un procedimiento llamado versión cefálica externa que puede realizar un obstetra experimentado para tratar de dar la vuelta al bebé manualmente mediante la manipulación externa de la panza.

Esto no se intentará hasta alrededor de las 37 semanas y no siempre funciona. También puede ser bastante incómodo.

Lista de tareas a las 33 semanas

Compra el asiento de seguridad del bebé para el coche y aprende a colocarlo.

Realiza una prueba de diferentes rutas al hospital, teniendo en cuenta los diferentes momentos del día, para saber cuánto tardas en llegar. También es bueno comprobar las opciones de estacionamiento.

Aprovecha para pasar tiempo a solas con tu pareja antes de que llegue el bebé, una cena, una película en el cine, etc.

Hora de comenzar con las clases prenatales si no lo has hecho ya.

Bebe mucha agua; no solo ayudará con una digestión lenta (demasiado común durante el embarazo) es un buen hábito para prepararse para amamantar.

Recuerda que no necesitas comer para dos; los expertos dicen que solo necesitas 200 calorías adicionales en el último trimestre del embarazo.

Ten preparada la bolsa que vas a llevar al hospital.

Controla las patadas del bebé. Si disminuyen la velocidad o se detienen, consulta con la matrona de inmediato.

¿Sufres con las malas digestiones? En lugar de comer tres comidas al día, trata de comer cuatro o cinco más pequeñas, para aliviar la presión sobre tu sistema digestivo.

Si está luchando por dormir, asegúrate de no beber nada que contenga cafeína a partir de la tarde.

Pon los números clave en tu teléfono y el de tu compañero/a, también. Asegúrate de saber los números a los que debes llamar si ingresas por parto prematuro.

Realiza ejercicios de respiración y relajación.

Duerme sobre tu lado izquierdo. Recuerda, no importa si te levantas de espaldas, solo vuelve a girar hacia la izquierda cuando puedas.

Momento de pensar y consultar que tipo de parto deseas y si puedes llevarlo a cabo. En el hospital, en casa, en el agua. Averigua también sobre el permiso de maternidad.

Buscar nombres. Nombres de Niños - Nombres de Niñas

Levanta los pies siempre que puedas, esto ayuda con la hinchazón y también con las venas varicosas, que pueden aparecer durante el embarazo.

Busca información sobre posibles ayudas por maternidad y comprueba si puedes beneficiarte de alguna. ¿Qué Ayudas ofrece el Gobierno a las Familias con Hijos?

Vacaciones: si te apetece alejarte de todo antes de que llegue el bebé, puedes volar hasta las 37 semanas de embarazo (32 semanas con gemelos), así que es un buen momento para organizar unas vacaciones y no dejarlo para última hora. Los viajes y las vacaciones estando embarazada

No olvides hacer siempre que puedas los ejercicios del suelo pélvico.

Escribe cualquier pregunta: Anota cualquier duda que vaya surgiendo, para que puedas preguntar a tu médico o matrona en tu próxima cita.

Qué pasará la próxima semana

¿Quieres saber qué sucede en la siguiente semana de embarazo? ¿O tal vez ya has olvidado lo que leíste la semana pasada? Sólo tienes que hacer clic en el número que te interese para obtener más información sobre qué esperar cuando tengas esa semana de embarazo.

4 - 5 - 6 - 7 - 8 - 9 - 10 - 11 - 12 - 13 - 14 - 15 - 16 - 17 - 18 - 19 - 20 - 21 - 22 - 23 - 24 - 25 - 26 - 27 - 28 - 29 - 30 - 31 - 32 - 33 - 34 - 35 - 36 - 37 - 38 - 39 - 40