Pica en el embarazo, comer tierra, comer arena, comer barro, comer hielo

El embarazo se caracteriza por síntomas y antojos extraños, y uno de los más extraños es la pica, en la que se antojan o se comen cosas que no son alimentos, como hielo, tierra, jabón y tiza. La pica está clasificada médicamente como un trastorno alimentario y se cree que se debe a deficiencias nutricionales. Sigue leyendo para saber más sobre las posibles deficiencias nutricionales en el embarazo, más sobre los síntomas de la pica y qué hacer para hacer frente a la pica durante el embarazo.

Necesidades nutricionales durante el embarazo

El embarazo es una época intensa para tu cuerpo. Al nacer, es probable que tu volumen sanguíneo haya aumentado en un 50%, que hayas ganado una cantidad significativa de peso y que tu pelo, piel, ligamentos y músculos hayan sufrido cambios. Para poder soportar estos cambios y hacer crecer a toda una nueva persona, tus necesidades nutricionales son diferentes a las de cuando no estás embarazada.

En primer lugar, es probable que necesites un aumento de calorías que se incrementa a medida que tu bebé crece. Al principio del embarazo se recomienda mantener una dieta de entre 1.800 y 2.000 calorías al día, añadiendo entre 200 y 400 calorías por trimestre. En realidad esto puede ser diferente para ti, pero la idea es comer una variedad de alimentos densos en nutrientes. Puede ser difícil obtener una variedad de nutrientes si tienes aversión a algunos alimentos o experimentas náuseas y vómitos durante el embarazo. Por este motivo, es muy importante seguir una dieta sana y equilibrada y tomar una vitamina prenatal, que te recetará tu médico.

Síntomas y problemas de la pica en el embarazo

🤰🏻👶🏻🎁 Crea tu lista de nacimiento y actualízala siempre que quieras. Comparte tu lista con familiares y amigos para que puedan acertar con el regalo que necesitas â‡“⇓⇓lista de nacimiento bebe 

El principal síntoma de la pica es el deseo de comer o anhelar artículos no alimentarios. Si te encuentras mirando con anhelo tu pastilla de jabón en la ducha o la mascarilla de arcilla que utilizas para el cuidado de la piel, o agarrando y haciendo crujir hielo a lo largo del día, es una buena idea hablar con tu médico lo antes posible.

En general, el hecho de hacer crujir el hielo no suele ser un problema (a no ser que te hagas daño en los dientes), pero el deseo de hacer crujir el hielo puede ser un signo de un problema mayor, como la falta de hierro en la dieta, que puede provocar anemia. La anemia puede ser un problema durante el parto, ya que es normal perder un poco de sangre, pero tener poco hierro puede significar que la pérdida de sangre sea más grave. Comer productos no alimentarios, como la arcilla o la tiza, tampoco es una buena idea, ya que puede hacer que enfermes o que te sientas demasiado llena para obtener los alimentos que necesitas para nutrirte a ti o a tu bebé.

Cómo se trata la pica en el embarazo

Si estás comiendo de acuerdo con las directrices dietéticas y sigues experimentando antojos no alimentarios y ya has hablado con tu médico o matrona, las siguientes son algunas ideas que pueden ayudarte. Tomar un suplemento de hierro (es probable que el médico tenga una recomendación) es una buena idea, así como intentar aumentar la cantidad de hierro que ingieres en tu dieta. Los alimentos con alto contenido en hierro son las espinacas, las legumbres, la quinoa, la carne roja y el brócoli.

Si la pica es grave, puede ser útil consultar y recibir tratamiento de un profesional de la salud mental especializado en trastornos alimentarios. Tu matrona o tu médico pueden tener ideas de profesionales a los que puedes dirigirte, o puedes preguntar en un grupo local de crianza o hacer una búsqueda en Internet.

También puede ser útil saber que la pica asociada al embarazo suele desaparecer cuando se solucionan las deficiencias nutricionales o cuando nace el bebé. Es probable que no sea un problema para ti a largo plazo, lo que puede ser un alivio.

Artículos relacionados

🔅 También te puede interesar leer:

***El contenido de este sitio web es solo para fines informativos, es de carácter general y no está destinado a diagnosticar, tratar, curar o prevenir ninguna enfermedad, y no constituye asesoramiento profesional. La información en este sitio web no debe considerarse completa y no cubre todas las enfermedades, dolencias, condiciones físicas o su tratamiento. Debe consultar con su médico antes de comenzar cualquier programa de ejercicios, pérdida de peso o atención médica y / o cualquiera de los tratamientos de belleza.

Comparte este artículo!

Menudo Embarazo: Guía sobre el embarazo      inglés para niños