Consejos para combatir las náuseas del embarazo

Las náuseas, suelen aparecer durante el primer mes y desaparecer en el tercer o cuarto mes de embarazo. Pero pocas embarazadas se libran de ellas: casi cuatro de cada diez mujeres sufren náuseas al principio del embarazo. Estas náuseas se producen principalmente al despertar durante los tres primeros meses, aunque pueden ocurrir durante todo el día. Si las náuseas son muy fuertes, habla con tu médico: él puede prescribir un tratamiento adecuado. No te preocupes, hay algunos consejos y hábitos que puedes adoptar para calmar las náuseas sin tener que recurrir necesariamente a la medicación. Nuestros consejos para reducir las náuseas:

Espera un poco antes de levantarte

Por la mañana, el nivel glucémico es bajo, lo que favorece la aparición de náuseas. Come algunos frutos secos, galletas saladas o pan cuando estés en la cama y espera unos minutos antes de levantarte.

Come pequeñas porciones

Las náuseas se acentúan por un periodo de tiempo demasiado largo entre las comidas. Por lo tanto, es preferible comer menos, pero más a menudo para no quedarse con hambre o con el estómago lleno. El objetivo es reducir el tiempo entre comidas. Se aconseja hacer tres comidas ligeras, un tentempié y dos meriendas, una por la mañana y otra por la noche. Esto te ayudará a digerir lo que comes. Obviamente, saltarse una comida es una muy mala idea.

¡Cuidado con los alimentos grasos y azucarados!

Si tienes que dividir tus comidas, también debes cuidar tu dieta. Los platos demasiado grasos, demasiado dulces y/o demasiado picantes suelen provocar náuseas. En su lugar, elige alimentos más ligeros que no estén ni demasiado calientes ni demasiado fríos y cómelos lentamente. Sin embargo, no es necesario comer alimentos que no se desean. Lo más importante es disfrutar.

🤰🏻👶🏻🎁 Crea tu lista de nacimiento y actualízala siempre que quieras. Comparte tu lista con familiares y amigos para que puedan acertar con el regalo que necesitas â‡“⇓⇓
lista de nacimiento bebe

Evita los olores fuertes

Cuando se está embarazada, se es especialmente sensible a los olores. Perfume, comida, cigarrillos... Algunos olores que antes no te molestaban pueden ser insoportables ahora que esperas un hijo. Es mejor evitarlos en la medida de lo posible para no provocar náuseas. Además, ventila regularmente las habitaciones de tu casa para renovar el aire. Ten en cuenta que los espacios cerrados y calurosos tienden a empeorar las náuseas. Además, si lo que te echa para atrás es el olor de la cocina, desayuna en la cama. Si no soportas el olor del café, pide a tu pareja que sea comprensiva y apague rápidamente la cafetera después de hacerlo. Del mismo modo, si a él le encantan los huevos revueltos por la mañana, pero a ti no te gusta el olor, pídele que haga un esfuerzo mientras estás embarazada. Por último, no te obligues a comer alimentos que no te gustan o que suelen ponerte enferma. Confía en tus papilas gustativas. â‡’ Â¿Por qué no soporto los olores durante el embarazo?

Beber fuera de las comidas

Durante el embarazo, es esencial mantenerse bien hidratada. Esto es aún más necesario si eres propensa a vomitar para evitar la deshidratación. Sin embargo, es mejor beber pequeños sorbos a lo largo del día, preferiblemente fuera de las comidas. Bebe agua. Un limón exprimido también puede calmar las náuseas.

No te acuestes después de comer

Lo mejor es no acostarse después de las comidas. Los alimentos pueden permanecer más tiempo en el estómago y, por tanto, ralentizar la digestión. Sin embargo, no es cuestión de privarse de una siesta, puedes dormitar en posición semisentada.

Los remedios de la abuela

Ante los primeros síntomas de náuseas, puedes tomar una cucharada de miel. Esto te dará un alivio inmediato, pero ten cuidado, la miel tiene muchas calorías. La menta, el tomillo y la melisa también calman las náuseas. Por lo tanto, es aconsejable consumirlas en forma de infusión. El jengibre también tiene propiedades contra las náuseas. Puedes preparar un té de jengibre rallando jengibre fresco y poniéndolo en infusión en agua hirviendo de 3 a 5 minutos. No superar 1 gramo de jengibre al día.

Homeopatía

La homeopatía está autorizada para las mujeres embarazadas. Si tienes náuseas, puedes hablar con tu médico, que puede recetarte remedios homeopáticos. No tomes nada sin consultar con tu médico.

¡Descansa un poco!

La fatiga y el estrés pueden provocar náuseas. Así que recuerda tomártelo con calma. Intenta dormir bien y descansar. No dudes en pedir ayuda para la limpieza, las comidas, etc., o para cuidar a los niños si ya los tienes.

Si las náuseas y los vómitos son demasiado frecuentes y/o te molestan mucho, no dudes en consultar al médico.

🔅 También te puede interesar leer:

***El contenido de este sitio web es solo para fines informativos, es de carácter general y no está destinado a diagnosticar, tratar, curar o prevenir ninguna enfermedad, y no constituye asesoramiento profesional. La información en este sitio web no debe considerarse completa y no cubre todas las enfermedades, dolencias, condiciones físicas o su tratamiento. Debe consultar con su médico antes de comenzar cualquier programa de ejercicios, pérdida de peso o atención médica y / o cualquiera de los tratamientos de belleza.

Comparte este artículo!

Menudo Embarazo: Guía sobre el embarazo      inglés para niños