La Llegada del Bebé, Época de Cambios

Cómo prepararse para el nacimiento del bebé y sus primeras semanas de vida

Después de meses de nutrir una pequeña vida dentro de ti, pronto llega el momento de empezar a prepararse para las últimas etapas del embarazo y la inminente llegada de tu pequeño.

Sumario

Consejos para prepararse psicológicamente para el nacimiento

¿Estás preparada física y psicológicamente para el nacimiento? ¿Cuáles son tus expectativas?

A menudo la gente describe el nacimiento como un momento de alegría trascendental, logros, orgullo y alivio al traer un nuevo bebé al mundo. Aunque para la mayoría este es el resultado final, llegar a ese punto puede ser largo, doloroso y agotador, y a veces el modo de parto no fue para nada como lo deseábamos o preveíamos.

Las experiencias de nacimiento varían enormemente de una mujer a otra, e incluso de un nacimiento a otro, pregúntele a cualquiera que haya tenido más de un hijo.

Dado que cada nacimiento es tan diferente y que pueden ocurrir cosas que están fuera de nuestro control, ¿Cómo nos preparamos psicológicamente para el nacimiento? Hay algunas cosas que es útil tener en cuenta cuando se piensa en el próximo nacimiento del bebé.

No existe una única forma "correcta" de dar a luz

No hay una manera "correcta" de dar a luz. Harás lo que te parezca correcto en ese momento y sólo cuando estés en esa situación y experimentes el proceso de nacimiento, sabrás lo que realmente es.

Las clases prenatales pueden ser muy útiles para ayudarte a conocer y comprender cuáles son tus opciones a la hora de dar a luz (por ejemplo, alivio del dolor, posiciones de parto) y las diferentes maneras en que puede manejar las etapas del proceso de parto.

Sin embargo, sólo cuando te encuentres en la situación sabrás realmente qué es lo que más te gusta, así que estate abierta a ello y prepárate para "seguir la corriente".

Prepara la llegada de tu bebé con hasta un 15% de descuento ⬇⬇⬇lista de nacimiento bebe

Pueden ocurrir cosas fuera de nuestro control que no son culpa de nadie

Es importante recordar que durante el proceso de nacimiento pueden ocurrir cosas que pueden no ser como las habíamos planeado, esperado o anticipado, y en la mayoría de los casos se trata de situaciones que están fuera de nuestro control. Por ejemplo, el bebé puede llegar antes de tiempo, el bebé puede ponerse en una posición incómoda, tu presión arterial puede subir o bajar, estos son sólo algunos ejemplos de la cantidad de cosas que pueden sucederle a cualquiera, están fuera de nuestro control y no son culpa de nadie.

Si esto te sucede, trata de mantener una mente abierta. Durante el proceso de parto, déjate guiar por tu equipo médico, que son los más indicados para evaluar la situación en ese momento y gestionar la llegada segura del bebé.

Aunque puedes tener un plan de parto previsto después de hablarlo con tu médico en el período previo al nacimiento, recuerda que pueden ocurrir cosas que lleven a una intervención o resultado diferente. Además, en los casos en los que se requieran más intervenciones, el tiempo de recuperación puede ser mayor, tanto física como mentalmente.

Enfócate en el objetivo final

No importa lo que suceda, o lo cerca o lejos que tu experiencia de parto termine estando de tus ideales o plan de nacimiento inicial, el enfoque es dar a luz de forma segura al bebé (o bebés) y trabajar con los profesionales de la salud para que esto suceda. Déjate guiar por el equipo médico.

Consejos para prepararse físicamente para el parto

Aquí hay algunos consejos para preparar el cuerpo para el nacimiento del bebé.

Yoga

Las clases de yoga prenatal a menudo incluyen alguna charla sobre el trabajo de parto y el nacimiento, y sobre cómo preparar el cuerpo y la mente para este gran evento. El yoga en sí mismo se centra en suavizar y fortalecer diferentes áreas de tu cuerpo, lo cual es extremadamente beneficioso para el trabajo de parto. Las técnicas de respiración que se practican en el yoga también se pueden aplicar al trabajo de parto, y ayudan a tu cuerpo a prepararse para el nacimiento.

Masaje perineal

Se ha descubierto que el masaje perineal disminuye la posibilidad de desgarro en un parto vaginal normal. La intención del masaje perineal no es sólo suavizar el perineo, sino también liberar los músculos que mantienen la tensión en el área. Esto a su vez permite que el tejido blando se estire, y reduce la posibilidad de desgarrarse. Hay algunos tutoriales estupendos en YouTube sobre cómo realizar un masaje perineal en uno mismo, o que lo haga tu pareja.

Control del suelo pélvico

El suelo pélvico está sometido a una cantidad significativa de estrés adicional durante el embarazo, y en distintos grados según el tipo de parto que tengas. Es importante que funcione bien para evitar la incontinencia y el prolapso.
Un fisioterapeuta puede evaluar cómo tu suelo pélvico está afrontando el embarazo, y guiarte sobre cómo fortalecerlo para el futuro. ⇒ Proteger y fortalecer el suelo pélvico en el Embarazo

Mantente activa, siempre que sea posible

Siempre que tu cuerpo lo permita (y no haya ninguna indicación médica), mantenerse activa durante todo el embarazo ayuda a tu cuerpo a prepararse para el trabajo de parto. Tanto la natación como caminar son generalmente muy seguros durante el embarazo, y la natación tiene el beneficio añadido de permitir que la barriga caiga hacia delante y ayudar a la colocación óptima del bebé. ⇒ Cómo saber la posición del bebé en el útero - Belly-mapping

Tu cuerpo se está preparando para el parto desde el principio del embarazo, ¡sin que tú lo sepas!

🔆 Antes de continuar con los primeros días del bebé, También te puede interesar leer:

Primera semana de vida del recién nacido

Los recién nacidos pasan su primera semana de vida adaptándose a su nuevo entorno.

primera semana vida bebé

El mundo exterior es muy diferente del útero, donde es oscuro, la temperatura es constante y el ruido es amortiguado. Puedes ayudar a tu bebé a acostumbrarse al mundo exterior dándole calor, amor, seguridad, atención y muchos abrazos y sonrisas.

El aspecto del recién nacido en la primera semana de vida

La apariencia del bebé cambiará durante la primera semana.

Si la cabeza del recién nacido tiene una forma un poco cónica después de atravesar el canal de parto o debido a un parto asistido por vacío, debería redondearse a una forma de aspecto más normal.

Cualquier hinchazón alrededor de la cara y los ojos se reducirá en unos pocos días. Si la cara o la cabeza se ha magullado, por ejemplo, después de un parto con fórceps, los moretones desaparecerán.

El cordón umbilical del recién nacido se secará gradualmente, se volverá negro y luego se caerá, generalmente dentro de los primeros 10 días. Trata de mantener el cordón umbilical limpio y seco. Si la zona alrededor del cordón umbilical se ve roja o está pegajosa, habla con el médico. ⇒ Averigua ¿Cómo cuidar y curar el cordón umbilical del recién nacido?

El bebé podría tener una o más marcas de nacimiento, ya sea al nacer o más tarde. Las marcas de nacimiento son comunes y normalmente no necesitan atención médica. Pero si la marca de nacimiento te preocupa o si cambia, es una buena idea que el médico la revisen. ⇒ Más información en Marcas o manchas de nacimiento

La alimentación y el sueño en la primera semana de vida

El recién nacido dormirá la mayor parte del tiempo, despertándose cada pocas horas para alimentarse. Los recién nacidos no pueden "dormir toda la noche". Tienen barriguitas diminutas, así que necesitan despertarse y alimentarse a menudo.

La mayoría de los recién nacidos se alimentan cada 2-4 horas, y tienen alrededor de 8-12 tomas en 24 horas. A veces las tomas pueden durar hasta una hora, especialmente si el recién nacido está amamantando.

Los recién nacidos generalmente se despiertan para alimentarse. Pero puede ser necesario despertar a algunos para alimentarlos, por ejemplo, a los recién nacidos que han perdido mucho peso, son muy pequeños o tienen ictericia.

Es probable que pase un tiempo antes de que veas un patrón o una rutina de alimentación y de sueño.

¿Cómo prepararse para la lactancia materna? 🤱 ⇒ Lactancia materna - Los primeros días

Consejo: En las primeras semanas, es importante que te cuides. Esto significa comer bien y hacer algo de actividad física, y también descansar cuando el bebé duerme, lo que te ayudará a recuperar el sueño. Obtener ayuda de la familia y los amigos también puede marcar una gran diferencia.

Desarrollo en la primera semana de vida

recién nacido primeros días

Tu bebé está aprendiendo mucho mientras pasan tiempo juntos todos los días. Su cerebro está creciendo y desarrollándose mientras ve, oye, huele y toca el mundo que le rodea.

El recién nacido cerrará sus manos involuntariamente en el reflejo de agarre y se asustará con los ruidos fuertes repentinos. También es probable que tenga movimientos bruscos repentinos mientras duerme.

Preocupaciones comunes de salud en la primera semana de vida

Pérdida de peso

Es normal que los recién nacidos pierdan peso durante los primeros cinco días después del nacimiento. Esto ocurre cuando pierden un exceso de líquido. Esta pérdida de peso no debería ser superior al 10% de su peso al nacer. La mayoría de los recién nacidos recuperan su peso después de una o dos semanas. Si tu bebé ha perdido demasiado peso, es posible que tenga que volver a ser hospitalizado hasta que se alimente bien y aumente de peso cada día.

Ojo pegajoso

Es común que los recién nacidos desarrollen ojos pegajosos o con secreciones durante las primeras semanas de vida. La causa más común es la obstrucción de los conductos lagrimales. Este problema suele mejorar por sí mismo, pero una limpieza suave de los ojos ayudará. Lo mejor es que el médico revise los ojos del recién nacido si están rojos y pegajosos.

Sarpullidos

Los recién nacidos pueden desarrollar todo tipo de sarpullidos, que por lo general no son graves. Pero si el bebé tiene un sarpullido, lo mejor es que su médico lo examine. Los sarpullidos comunes incluyen costra láctea, dermatitis del pañal, sarpullido por calor, eccema, milium y piel seca.

Busca ayuda médica lo antes posible si tu recién nacido:

  • No se está alimentando, por ejemplo, está tomando la mitad del volumen o del número normal de tomas en un período de 24 horas o vomita más de la mitad de tres tomas seguidas.
  • Tiene menos de 6-8 pañales mojados por día.
  • Parece irritable, letárgico o muy cansado todo el tiempo o es difícil de despertar para alimentarse.
  • Tiene la piel pálida o amarilla.

Los recién nacidos podrían llorar porque:

  • Están hambrientos.
  • Tienen el pañal mojado o sucio.
  • Sienten calor o frío.
  • Te quieren cerca.

Si el bebé está llorando, puedes intentar alimentarlo, cambiarle el pañal, acurrucarlo o acunarlo, hablarle o cantarle con una voz tranquilizadora, o darle un baño caliente y relajante.

Si tu recién nacido está llorando mucho, recuerda que es normal que los recién nacidos lloren. El hecho de consolar al bebé le ayudará a sentirse seguro y protegido. ⇒ El llanto del bebé: ¿Cómo comprenderlo y calmarlo?

Si crees que el bebé está llorando demasiado o tienes problemas para sobrellevarlo, habla con el médico.

Cuando vayas a los controles de tu bebé, es un buen momento para hacer preguntas sobre cualquier cosa, desde sarpullidos hasta vómitos y llanto. Puedes escribir una lista de preguntas antes de los chequeos para no olvidar preguntar cosa que quieras saber. ⇒ ¿Cuándo es la primera consulta con el pediatra?

Primeras semanas y meses después del nacimiento 👶

Los primeros meses de vida de un bebé marcan un antes y un después en la vida de los padres. Incluso en los que no son primerizos, ya que cada bebé es diferente.

Unos bebés se alimentarán con lactancia materna y otros con lactancia artificial. Algunos bebés llorarán sólo en momentos determinados y otras pasarán horas llorando. Unos dormirán toda la noche y otros se la pasarán bien despiertos.

En las primeras semanas el bebé irá estableciendo una serie de rutinas en cuanto alimentación, sueño y micciones.

El primer año estará llenos de cambios:

  • De tener una dieta sólo de leche, pasa a tomar alimentos sólidos.
  • De pasar muchas horas durmiendo, pasa a tener mucha actividad a lo largo del día, con alguna siesta.
  • Aprenderá a sentarse, a gatear y a caminar (esto último entre los 9 y 16 meses).
  • De comunicarse sólo a través del llanto, emitirá gorjeos, gritos, saludos con la mano, primeras silabas y palabras (ta, ma, mamá, pa, papá).

Recuerda que cada bebé se desarrolla a su propio ritmo. Cualquier duda que tengas consulta con el pediatra.

¿Cómo sobrevivir a las primeras semanas de la llegada del bebé?

Las primeras semanas suelen ser agotadoras para muchos padres. Aquí te dejamos algunos consejos para los primeros días y recuerda que lo más importante es disfrutar del bebé.

  • Duerme cuando el bebé lo haga.
  • Cocina cosas sencillas y rápidas.
  • No te agobies con la limpieza de la casa, limpia lo más importante y si es necesario cuenta con ayuda para esas primeras semanas.
  • No te sientas obligada a recibir a todas las visitas.
  • Acepta la ayuda que te ofrezcan familiares y amigos e incluso pídela si es necesario.

🔆 También te puede interesar leer:

***El contenido de este sitio web es solo para fines informativos, es de carácter general y no está destinado a diagnosticar, tratar, curar o prevenir ninguna enfermedad, y no constituye asesoramiento profesional. La información en este sitio web no debe considerarse completa y no cubre todas las enfermedades, dolencias, condiciones físicas o su tratamiento. Debe consultar con su médico antes de comenzar cualquier programa de ejercicios, pérdida de peso o atención médica y / o cualquiera de los tratamientos de belleza.

Comparte este artículo!