Ratio: 5 / 5

Inicio activado Inicio activado Inicio activado Inicio activado Inicio activado
 

Cómo proteger y fortalecer el suelo pélvico en el embarazo

Cómo proteger y fortalecer el suelo pélvico en el embarazo

El suelo pélvico está formado por un grupo de músculos (perineo) situados en la parte inferior de la pelvis, limitados por los muslos y las nalgas formando su base. Le proporciona sostén a la zona baja del abdomen (útero, vejiga e intestino). Esta zona se puede contraer de forma voluntaria. Y si está flácido, acaba cediendo y desestabilizando la posición de los órganos que sostiene.

En el embarazo, la debilidad de estos músculos favorece la incontinencia urinaria de esfuerzo. Se producen escapes de orina al toser, al coger peso, etc.

Cuando estas embarazada y durante el parto, el suelo pélvico soporta una presión muy grande que puede lesionar y afectar su integridad. Por eso es muy importante que lo fortalezcas con ejercicios y que lo protejas, contrayendo la musculatura del periné cuando estornudes, cojas peso, etc.

Ejercicios de Kegel para fortalecer y tonificar la musculatura perineal.

Realiza a diario durante el embarazo:

Ponte tumbada de medio lado o a gatas, así el suelo pélvico estará totalmente relajado.

Contrae los músculos del suelo pélvico despacio en cuatro tiempos. Vete contrayendo más y más, según vas subiendo y relajando poco a poco al bajar. Mueve sólo estos músculos.

El tiempo de relajación debe ser el doble que en la contracción. Vete alternando el ejercicio con contracciones más rápidas.

Consulta con tu matrona para que valore el estado de tu periné y te indique cómo realizar los ejercicios correctamente.