Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado
 

De Compras Preparando la Llegada del bebé

Ante la llegada de tu bebé no debes volverte loca comprando todo lo que el mercado ofrece, ya que sólo conseguirás llenar tu casa de trastos que muchas veces no llegarás a usar.

Empieza comprando las cosas más necesarias y deja pendiente otras como la trona, que usarás más adelante.

¿Qué cosas debes tener preparadas ante la llegada del bebé?

Moisés o cuco: pequeña cuna portátil, muy útil para los tres primeros meses. Algunos se pueden adaptar al coche de paseo y a soportes con patas fijas. Su base debe ser estable y amplia y no tener irregularidades que puedan dañar al bebé.

Cuna: Podrás encontrarlas metálicas, plegables , de madera, etc. Deben estar homologadas. Asegúrate de comprar una cuna que se adapte a las necesidades del bebé y también las tuyas (espacio...) ya que la usaras una larga temporada. Ten presente estas medidas de seguridad:

  • Separación de barrotes: menor de 6,5 cm.
  • Las piezas y tornillos de la cuna deben estar bien sujetos.
  • El soporte del colchón debe quedar perfectamente ajustado a las paredes de la cuna.
  • En caso de ruedas, dos de ellas deben tener frenos o ser fijas.
  • El colchón debe de ser firme. Y no se debe usar almohada.
  • Desde el somier sin colchón hasta el borde superior de la cuna tiene que superar los 60 cm.
  • Asegúrate que la pintura de la cuna o barniz no contienen sustancias tóxicas o plomo.
  • Para poder bajar el lateral de la cuna, se deberá accionar con un mecanismo simultaneo a través de dos dispositivos distintos.
  • Fíjate que no queden huecos entre el cochón y la cuna, como mucho que solo quepan dos dedos.

Bañera y/o cambiador: puedes optar por bañeras de plástico o bañeras plegables que se convierten en cambiador.  Asegúrate que esté homologada y con los mecanismos de seguridad necesarios en el caso de las plegables. También hay mesas para que puedas cambiar y vestir al bebé con comodidad. Deben tener correas de seguridad para evitar que el bebé se caiga. Nunca lo dejes solo, ten todo preparado al alcance de tu mano.

Coche de paseo: Ten en cuenta el tamaño, recuerda que tiene que caber en ascensores, pasillos de tiendas, puertas estrechas, espacio en el maletero, etc. Y también el peso, que se sumará al del bebé, que irá creciendo rápidamente. Asegúrate que los frenos y el sistema de bloqueo de plegado funcionan bien. Complementos como el impermeable, el parasol, bolso para ropa y pañales, cinturones de seguridad y cesta bajo el asiento te serán muy útiles.

A la hora de elegir el coche en la tienda te aconsejamos que lo abras y cierres varias veces con una sola mano. Comprueba que las ruedas se muevan bien y frenen adecuadamente. Coge el coche en peso y muévete por la tienda e incluso si hay escaleras prueba a subir y bajar con él. Toma medidas para saber cuánto te ocupará por ejemplo, en el coche.

Silla de seguridad para el automóvil: Imprescindibles desde el minuto cero. La silla debe ir bien anclada en el vehículo y tu bebé bien sujeto en ella. Deben ser sillas homologadas adaptadas a su tamaño y peso. Aquí puedes obtener más información sobre las Normas de Seguridad para Menores en los Vehículos

Ropa: Elige ropa cómoda, holgada y fácil de cambiar. Opta siempre por las fibras naturales, el hilo y el algodón. Evita usar angorina, tejidos que suelten pelo, cordones y lazos. Si las prendas llevan botones, deben estar por detrás y estar bien cosidos. Recuerda que el bebé crece rápido, así que no compres demasiada ropa.