¿Se puede seguir haciendo senderismo durante el embarazo? ¿Pueden las embarazadas hacer senderismo en la montaña?

¿Puedo hacer senderismo si estoy embarazada? ¿Es seguro?

No hay contraindicaciones para el senderismo. Siempre que se haga de forma razonable, a alturas moderadas y sobre todo durante un embarazo sin complicaciones. Por este motivo, te recomendamos que consultes primero a tu médico, que será quien mejor pueda indicarte si puedes o no hacer senderismo. Si vas a la montaña a desafiar la gravedad, evita a toda costa las diferencias de altitud excesivas.

Tu circulación también puede verse afectada si tomas teleféricos que ganan altura rápidamente. Recuerda también que tu equilibrio se ve afectado, lo que puede ser peligroso en caminos estrechos. En este caso, evita los caminos demasiado sinuosos y empinados, con el riesgo de caer en barrancos.

Recuerda proteger tu piel: Se recomienda un factor de protección muy alto, ya que la piel de las embarazadas es extremadamente sensible a la luz.

En cuanto al repelente de mosquitos, se recomienda aplicarlo en la ropa en lugar de ponerlo directamente en la piel. â‡’ Repelentes de insectos durante el embarazo ¿Son seguros?

Por último, es muy importante calibrar tu nivel de forma física. Incluso las mujeres que ya eran activas y deportistas antes de quedarse embarazadas, deben reducir la intensidad durante el primer trimestre y descansar bien. Es posible aumentar la intensidad y la duración del entrenamiento más adelante, durante el segundo trimestre, dentro de los límites de la comodidad de la futura madre.

No te olvides de mantenerte bien hidratada, de tomar tentempiés para evitar la hipoglucemia y de dormir bien.

Se consiente de tu cuerpo

Si estás acostumbrada a caminar todos los días, puedes mantener el ritmo saliendo una hora cada día. La idea es mantener una cierta regularidad sin hacer cambios bruscos que puedan sorprender a tu cuerpo.

Caminar tiene la ventaja de trabajar todo el cuerpo con suavidad. Caminando mejoras tu circulación, tu respiración y tu oxigenación. Así que es bueno para ti, pero también para el feto.

Escucha a tu cuerpo y sé razonable, no se trata de intentar conseguir nuevas hazañas físicas escalando las cimas más altas.

En los últimos tres meses del embarazo, probablemente estarás más cansada y esto es normal. En este momento, mantente alerta y reduce la duración de tus paseos si es necesario.

Caminatas cortas

🤰🏻👶🏻🎁 Crea tu lista de nacimiento y actualízala siempre que quieras. Comparte tu lista con familiares y amigos para que puedan acertar con el regalo que necesitas â‡“⇓⇓

lista de nacimiento bebe

Una corta caminata de medio día te hará mucho bien, y es más recomendable para ti que para cualquier otra persona. Sin embargo, se aconseja evitar los terrenos rocosos y embarrados, en definitiva, cualquier camino difícil. Ten cuidado con la diferencia de altitud aquí, y no pongas demasiada tensión en tus articulaciones.

Caminatas largas

Si eras muy activa antes del embarazo, no dudes en embarcarte en viajes un poco más intensos. No es el momento de privarse y bajar el ánimo, sobre todo porque el senderismo es excelente para la espalda, que está sometida a una gran tensión cuando se está embarazada. Sin embargo, hay que tener cuidado en este punto, a menos que se conozca el terreno, hay que estar muy atenta cuando se practica el senderismo, y nunca salir sola, aunque te conozcas el camino de memoria.

He aquí algunas recomendaciones:

  • En primer lugar, no hagas una excursión por encima de los 2.000 m, la presión sobre el vientre es demasiado grande, y la aclimatación a la altitud puede hacerte enfermar.
  • Evita ir de excursión a temperaturas extremas, no pongas demasiado esfuerzo en tu cuerpo, especialmente si tu circulación está muy alterada, ya que te resultará aún más difícil regularla. Recuerda, debes evitar las caminatas por terrenos accidentados. Sería una pena torcerse un tobillo estando embarazada.

Senderos

Otra cuestión importante en la planificación es conocer los senderos. Cualquier buen excursionista preguntará por el estado general de los senderos, pero cuando se está embarazada hay que investigar un poco más. Creo que es importante saber si hay áreas de descanso disponibles en los senderos. Algunas se sentirán cómodas sentándose en el tronco de un árbol o en una roca para descansar. Otras pueden preferir una mesa de picnic o un banco. Sea cual sea tu preferencia, descubre cómo puedes tomarte un descanso y poner los pies en alto durante tu excursión. En la misma línea, planea caminar en una zona de sombra. Una caminata por un sendero bajo la sombra de los árboles es mucho más recomendable que caminar por una zona descampada a pleno sol.

Asegúrate de planificar la pendiente y la distancia. Muchas mujeres embarazadas tendrán que reducir la cantidad de esfuerzo que realizan, pero también es importante recordar que el hecho de llevar un bebé desplaza el centro de gravedad y el descenso será más difícil que antes. Los bastones serán una herramienta muy útil para ayudarte.

Consultar siempre al médico

Repetimos porque es importante, lo primero que hay que hacer antes de lanzarse a la aventura es consultar con el médico o ginecólogo que sigue tu embarazo, que podrá informarte de cualquier contraindicación. Ten en cuenta que los paseos y las caminatas cortas son prácticas no agresivas que suponen un esfuerzo razonable para tu cuerpo y, por tanto, no te pondrán en peligro.

Usa el sentido común y tómatelo con calma. Y si tienes alguna duda, pide consejo a tu médico.

Los últimos consejos

  • El agua es tu mejor amiga. Ten aún más cuidado con el agua, no puedes arriesgarte a la deshidratación. Lleva paquetes individuales de electrolitos por si necesitas un poco más de hidratación. La hidratación de una mujer embarazada es diferente de la normal en el sentido de que en un corto período de tiempo una mujer embarazada puede deshidratarse.
  • Al igual que tendrás que beber más, tendrás que comer más. Una mochilera embarazada necesita comer con frecuencia (y hacer descansos) para mantener sus niveles de energía. Llénate de alimentos ricos en calorías antes, durante y después de una excursión para evitar el agotamiento.
  • También es muy recomendable llevar ropa adecuada.
  • Los números de emergencia y los botiquines de primeros auxilios son OBLIGATORIOS.
  • La elección del calzado es importante. Aumentarás de peso (esto puede variar de una mujer a otra) a lo largo del embarazo. Elegir un calzado adecuado a la forma de tu cuerpo te ayudará a evitar el dolor de espalda.
  • Los bastones de senderismo son muy útiles en esta situación, especialmente si has ganado unos cuantos kilos rápidamente. Aprovecha para meditar o hacer yoga, y sobre todo para respirar y oxigenarte correctamente.

Sugiero encarecidamente que se utilicen bastones de senderismo y una mochila para colocar correctamente el centro de gravedad. Un vientre prominente sitúa el centro de gravedad de una mujer embarazada por delante de su torso, con una mayor posibilidad de desequilibrio.

Tener una mochila ligera facilita el recentrado, y los bastones de senderismo ayudan a aliviar el peso cada vez mayor del bebé sobre las caderas, las rodillas y la espalda.

Por otro lado, no sobrecargues tu mochila. Llevar una mochila demasiado pesada es la mejor manera de que tu ritmo cardíaco aumente rápidamente y, por lo tanto, te agotes muy pronto, sobre todo al final del embarazo. Así que tu mejor accesorio es un compañero de excursión que se encargue de llevar lo que necesites.

Para concluir

Un embarazo saludable no significa que tengas que renunciar a tu afición por el senderismo, sino todo lo contrario. Con unos pocos ajustes, puedes seguir disfrutando de largos paseos que te ayudarán a sobrellevar el estrés del embarazo.

Otros deportes en el embarazo

  1. La natación, el deporte ideal durante el embarazo
  2. ¿Por qué hay que caminar durante el embarazo? Beneficios
  3. Marcha nórdica durante el embarazo: Los beneficios
  4. Yoga durante el embarazo
  5. Aquagym en el embarazo ¿Cuándo empezar? Beneficios
  6. ¿Puedo montar en bicicleta estando embarazada?
  7. ¿Las sentadillas ayudan a iniciar el parto?
  8. Mal de altura o montaña ¿Cómo afecta al embarazo?
  9. Snorkel durante el embarazo: ¿Es seguro?
  10. Hacer abdominales durante el embarazo: ¿Es seguro?
  11. Pilates para preparar el parto ¿En qué consiste?
  12. Jugar al fútbol durante el embarazo: ¿Es seguro?
  13. Jugar al baloncesto durante el embarazo: ¿Es seguro?
  14. Saltar durante el embarazo: ¿Es seguro?
  15. Tenis durante el embarazo: ¿Es seguro? 🎾
  16. kickboxing durante el embarazo: ¿Es seguro? 🥊
  17. Voleibol durante el embarazo: ¿Es seguro? 🏐
  18. Buceo durante el embarazo: ¿Es seguro? 🤿
  19. Patinaje sobre hielo durante el embarazo: ¿Es seguro? ⛸
  20. Escalada o Búlder durante el embarazo: ¿Es seguro?
  21. Montar a caballo durante el embarazo: ¿Es seguro? 🐎
  22. Patinar durante el embarazo: ¿Es seguro? ⛸
  23. Balonmano durante el embarazo: ¿Es seguro? ⚽
  24. Judo durante el embarazo: ¿Es seguro?
  25. Karate durante el embarazo: ¿Es seguro?
  26. Surf durante el embarazo: ¿Es seguro? 🏄🏻‍♀️
  27. Taekwondo durante el embarazo: ¿Es seguro?
  28. Alpinismo durante el embarazo: ¿Es seguro? 🌄

También te puede interesar leer:

***El contenido de este sitio web es solo para fines informativos, es de carácter general y no está destinado a diagnosticar, tratar, curar o prevenir ninguna enfermedad, y no constituye asesoramiento profesional. La información en este sitio web no debe considerarse completa y no cubre todas las enfermedades, dolencias, condiciones físicas o su tratamiento. Debe consultar con su médico antes de comenzar cualquier programa de ejercicios, pérdida de peso o atención médica y / o cualquiera de los tratamientos de belleza.

Comparte este artículo!

Menudo Embarazo: Guía sobre el embarazo      inglés para niños