¿Se puede seguir haciendo kickboxing durante el embarazo? ¿Pueden las embarazadas hacer kickboxing?

¿Puedo hacer kickboxing si estoy embarazada?

El kickboxing es un ejercicio divertido y eficaz, pero debes pensarlo bien antes de incorporarlo a tus planes de ejercicio durante el embarazo.

Por lo general, se anima a las mujeres a seguir participando en los ejercicios que han estado haciendo antes del embarazo, pero el kickboxing es un ejercicio único y se deben seguir ciertas pautas ya que conlleva muchos riesgos.

El ejercicio de impacto debe cesar después del primer trimestre, mientras que el uso de un saco de boxeo debe ser moderado para proteger al útero y al bebé de las sacudidas durante los golpes y las patadas. Consulta siempre con tu matrona o tu obstetra sobre los ejercicios específicos y tu embarazo.

El kickboxing es un deporte de contacto que combina patadas de artes marciales con movimientos de boxeo. El kickboxing como deporte y medio de ejercicio está creciendo rápidamente en popularidad, especialmente entre las mujeres, pero ¿es seguro durante el embarazo?

La mayor parte del ejercicio podría ser seguro con moderación mientras se está intentando concebir y durante el embarazo, siempre que no haya complicaciones y no seas de alto riesgo. Sin embargo, algunas formas de ejercicio y de deporte plantean su propio riesgo de peligro durante el embarazo. Según las recomendaciones del Colegio Americano de Obstetras y Ginecólogos, aquellas actividades con alto riesgo de caída o de traumatismo abdominal deben evitarse durante el embarazo.

¿Es seguro el kickboxing durante el embarazo? ðŸ¥Š

El kickboxing no es la mejor opción en este momento. De hecho, no deberías hacer ningún tipo de ejercicio con posibilidad de lesión por contacto. No quieres arriesgarte a recibir una patada en el abdomen, ¿verdad? Además, existe el riesgo de caerse, ya que tu equilibrio en la segunda mitad del embarazo está comprometido. Los ligamentos son más propensos a la sobreextensión y a las lesiones debido a los cambios hormonales del embarazo.

Si has practicado activamente kickboxing aeróbico, ¿es seguro continuar? Sólo si tu médico te da el visto bueno. Sin embargo, más adelante, durante el embarazo, tendrás que bajar las patadas y acortar los golpes para proteger tus articulaciones y tu equilibrio, que será más precario al cambiar tu centro de gravedad.

Si nunca has probado el kickboxing, el embarazo no es el momento ideal para empezar, ya que puede provocar lesiones si no se realiza correctamente. Sin embargo, si estás decidida a hacerlo, la forma ideal de empezar es tomando una clase con un instructor que pueda trabajar contigo en la forma y las modificaciones.

Algunos aspectos clave que debes vigilar son tu equilibrio y tus articulaciones. En los últimos meses del embarazo, tu equilibrio se verá afectado por el cambio del centro de gravedad y el kickboxing puede suponer un reto aún mayor para tu equilibrio. A medida que avanza el embarazo, tus articulaciones se aflojan con la liberación de la hormona relaxina. Esto puede causar inestabilidad en las articulaciones, lo que aumenta el riesgo de lesiones. Ten cuidado con los puñetazos y las patadas, y no hiperextiendas las articulaciones.

🤰🏻👶🏻🎁 Crea tu lista de nacimiento y actualízala siempre que quieras. Comparte tu lista con familiares y amigos para que puedan acertar con el regalo que necesitas â‡“⇓⇓

lista de nacimiento bebe 

Evita los traumas

La parte peligrosa del kickboxing y del embarazo es el riesgo de traumatismo si haces de sparring con un compañero.

Evita exponer tu cuerpo a las patadas y puñetazos de otra persona. No permitas que un compañero haga de sparring contigo. Opta por practicar con alguien que sostenga objetivos o un saco de boxeo en lugar de hacer sparring para practicar o competir.

Relaja tu intensidad habitual para evitar quedarte sin aliento o sufrir un tirón muscular o de ligamentos. Tómatelo con calma y escucha a tu cuerpo. Evita los rebotes excesivos o los movimientos bruscos.

Señales de peligro

Si tienes un embarazo sano, el ejercicio no debería causar problemas. Sin embargo, tu salud y tu embarazo pueden cambiar. Llama a tu matrona u obstetra si experimentas un dolor abdominal intenso, una hemorragia vaginal o calambres fuertes que no desaparecen. Prepárate para adaptar tu rutina de ejercicios si experimentas incluso molestias leves a medida que el útero crece.

Otros deportes en el embarazo

  1. La natación, el deporte ideal durante el embarazo
  2. ¿Por qué hay que caminar durante el embarazo? Beneficios
  3. Marcha nórdica durante el embarazo: Los beneficios
  4. Yoga durante el embarazo
  5. Aquagym en el embarazo ¿Cuándo empezar? Beneficios
  6. ¿Puedo montar en bicicleta estando embarazada?
  7. ¿Las sentadillas ayudan a iniciar el parto?
  8. Mal de altura o montaña ¿Cómo afecta al embarazo?
  9. Snorkel durante el embarazo: ¿Es seguro?
  10. Hacer abdominales durante el embarazo: ¿Es seguro?
  11. Pilates para preparar el parto ¿En qué consiste?
  12. Jugar al fútbol durante el embarazo: ¿Es seguro?
  13. Jugar al baloncesto durante el embarazo: ¿Es seguro?
  14. Saltar durante el embarazo: ¿Es seguro?
  15. Tenis durante el embarazo: ¿Es seguro? 🎾

También te puede interesar leer:

***El contenido de este sitio web es solo para fines informativos, es de carácter general y no está destinado a diagnosticar, tratar, curar o prevenir ninguna enfermedad, y no constituye asesoramiento profesional. La información en este sitio web no debe considerarse completa y no cubre todas las enfermedades, dolencias, condiciones físicas o su tratamiento. Debe consultar con su médico antes de comenzar cualquier programa de ejercicios, pérdida de peso o atención médica y / o cualquiera de los tratamientos de belleza.

Comparte este artículo!

Menudo Embarazo: Guía sobre el embarazo      inglés para niños