bicicleta, embarazo, embarazada, ciclismo

Montar en bicicleta, un deporte ideal para las embarazadas

El ciclismo durante el embarazo es un deporte que estimula los músculos, la circulación y la respiración sin afectar a las articulaciones. Es ideal para aliviar algunas de las molestias del embarazo. Para montar en bicicleta durante el embarazo, elige la bicicleta con cuidado y mantén la espalda recta.

Puedes consultar a un experto que corrija tu posición sobre la bicicleta: un entrenador deportivo, un monitor de fitness o un vendedor de bicicletas, generalmente un ciclista entusiasta. Tu posición tendrá que adaptarse durante el embarazo.

Durante el primer trimestre, el cansancio es casi omnipresente, tienes que aceptar pedalear más despacio, y a partir del segundo trimestre, el útero empieza a ocupar espacio y a dejar menos sitio a los demás órganos. Todo se reorganiza... la capacidad pulmonar es un poco menos relevante, en particular.

El tercer trimestre marca el cambio más importante, que puede influir en el ciclismo: el peso del vientre modifica el centro de gravedad de la mujer y, por tanto, influye en su sentido del equilibrio. Debes permanecer especialmente atenta para evitar cualquier caída, en particular en el momento del impulso de arranque y cuando te detengas.

En el segundo y tercer trimestre, debes pedalear con las piernas más separadas y las rodillas ligeramente giradas hacia fuera. El sillín debe estar perfectamente horizontal, no inclinado hacia delante desde el principio del embarazo. Ajusta el manillar para evitar montar en bicicleta con la espalda curva, que ejerce mucha presión sobre el útero y causa dolor. Si te gusta el ciclismo al aire libre, ten cuidado con las caídas. Una bicicleta de tipo "holandés" es adecuada para el embarazo.

🤰🏻👶🏻🎁 Crea tu lista de nacimiento y actualízala siempre que quieras. Comparte tu lista con familiares y amigos para que puedan acertar con el regalo que necesitas â‡“⇓⇓lista de nacimiento bebe

Para evitar el riesgo de caídas, puedes optar por la bicicleta estática, la bicicleta semirrecostada, el spinning o el aqua-spinning. Puedes encontrarlos en los centros de fitness y en las piscinas. El aqua-spinning es muy agradable porque se obtienen los beneficios del agua, incluida la activación de la circulación sanguínea, y un masaje de las piernas. Ideal para aliviar la retención de líquidos, la pesadez de piernas y las varices. Dile al monitor que estás embarazada.

Pide siempre consejo a tu ginecólogo o a tu matrona antes de volver a hacer deporte después del parto.

¿Cuánto tiempo puedo montar en bicicleta durante el embarazo?

Puedes pedalear durante todo el embarazo, pero en el segundo o tercer trimestre debes optar por pedalear en posición semirrecostada si te duele la pelvis o la sínfisis del pubis. El ciclismo en el agua o "aqua-spinning" es agradable en estas etapas del embarazo, porque el agua soporta el peso de tu cuerpo. Puede encontrar la bicicleta semirrecostada en una sala de fitness, y las clases de ciclismo acuático en una piscina o centro acuático.

¿Cómo se adapta una bicicleta para una mujer embarazada?

Además de la elección de la bicicleta, ciertas modificaciones y ajustes técnicos pueden mejorar significativamente la comodidad de la mujer embarazada:

  • Cambiar el sillín: elegir un sillín ancho y cómodo, acolchado con gel, maximizará la comodidad.
  • Bajar el sillín para que puedas tocar más fácilmente el suelo al detenerte. Sin embargo, es importante no bajar demasiado el sillín para no sobrecargar las rodillas.
  • Cambia la posición del sillín (muévelo hacia adelante o hacia atrás según sea necesario).
  • Ajusta el manillar según tus necesidades.

Se pueden considerar algunos accesorios para garantizar una mayor seguridad:

  • Un espejo retrovisor.
  • Un espaciador de peligro: anima a los automovilistas a alejarse cuando adelantan a la bicicleta.
  • ¿Y por qué no colgar un pequeño cartel casero de "Bebé a bordo" para informar a los conductores de que no estás sola en la silla?

Viajar en bicicleta durante el embarazo

Algunas mujeres experimentan la maternidad mientras están en pleno viaje; lo importante es hidratarse más de lo habitual y ajustar la bicicleta a medida que crece la barriga.

Deben evitarse los itinerarios con cuestas empinadas, así como la conducción nocturna o con mal tiempo, para evitar cualquier riesgo de caída. Del mismo modo, se deben adaptar las rutas para no circular en medio de un tráfico intenso o en carreteras con altas velocidades.

El ciclismo después del parto

El ciclismo puede reanudarse entre 3 y 4 semanas después del parto. Haz paseos cortos o sesiones de intensidad moderada. Dale a tu cuerpo y a tus músculos tiempo para recuperarse después del parto. Consulta con tu médico antes de comenzar para que te de el visto bueno.

🔆 También te puede interesar leer:

***El contenido de este sitio web es solo para fines informativos, es de carácter general y no está destinado a diagnosticar, tratar, curar o prevenir ninguna enfermedad, y no constituye asesoramiento profesional. La información en este sitio web no debe considerarse completa y no cubre todas las enfermedades, dolencias, condiciones físicas o su tratamiento. Debe consultar con su médico antes de comenzar cualquier programa de ejercicios, pérdida de peso o atención médica y / o cualquiera de los tratamientos de belleza.

Comparte este artículo!

Menudo Embarazo: Guía sobre el embarazo      inglés para niños