¿Es seguro vitamina C en la piel durante el embarazo?

¿Puedo usar vitamina C de uso tópico si estoy embarazada?

Cuando se aplica de forma tópica en los productos para el cuidado de la piel, la vitamina C puede proporcionar una gran cantidad de beneficios. Sin embargo, con todo lo que hay que hacer y lo que no hay que hacer durante el embarazo, puede que te preguntes si es seguro utilizarla.

A continuación, aclaramos si puede utilizar el suero de vitamina C durante el embarazo, así como otros productos de cuidado de la piel con vitamina C, como lociones, cremas y mascarillas.

¿Qué es la vitamina C para la piel?

La vitamina C es un potente antioxidante que se encuentra en la naturaleza, principalmente en los cítricos, las verduras de hoja verde y el brócoli. También se puede encontrar en las fresas, los tomates y la papaya. Y es un nutriente primario que tu cuerpo necesita. En términos científicos, la forma químicamente activa de la vitamina C se conoce como ácido L-ascórbico.

La vitamina C es una vitamina hidrosoluble que es esencial para la salud y la función de los tejidos. A menudo se utiliza en forma tópica debido a sus efectos protectores y reparadores en la piel.

Sin embargo, la cantidad de vitamina C que consumes a través de los alimentos y las bebidas no es suficiente para nutrir tu piel de forma óptima.

No te aconsejamos que te embadurnes la cara con frutas y verduras del supermercado. En el cuidado de la piel, la vitamina C se diluye para hacerla menos ácida y, por tanto, más suave para la piel.

Debe estabilizarse a un pH bajo. El ascorbato de tetrahexilo y el ascorbato de Mg son ejemplos de derivados estables para el cuidado de la piel con un pH más suave.

Si ves alguno de estos nombres -o el ácido L-ascórbico- en las etiquetas de tus productos de cuidado de la piel, estás ante un derivado de la vitamina C. Los encontrará en todo tipo de fórmulas respetuosas con la piel, desde limpiadores, tónicos y sueros hasta lociones, cremas y mascarillas.

También es importante tener en cuenta que los compuestos de la vitamina C tienden a ser inestables y pueden degradarse cuando se exponen al calor o a la luz solar. Por lo tanto, lo mejor es mantener el cuidado de la piel con vitamina C en un lugar fresco y oscuro.

¿Es seguro utilizar la vitamina C en el cuidado de la piel durante el embarazo?

Prepara la llegada de tu bebé con hasta un 15% de descuento ⬇⬇⬇lista de nacimiento bebe

Con todo lo que no se puede hacer mientras se está embarazada, nos complace decirte que, sí, puedes usar sueros de vitamina C durante el embarazo, así como otras formulaciones de vitamina C para el cuidado de la piel. Para que resulte perjudicial, tendría que aplicarse de 100 a 200 veces la dosis diaria recomendada en las etiquetas del producto, y probablemente tendrías que utilizar muchos productos de cuidado de la piel con vitamina C simultáneamente para alcanzar esa cantidad.

La vitamina C es un ingrediente estupendo y seguro para utilizar durante el embarazo. Afortunadamente, es un ingrediente súper seguro, y funciona bien con otros productos en la mayoría de los tratamientos básicos de la piel, como la protección solar.

Tanto la vitamina C como el protector solar protegen contra el envejecimiento prematuro y los factores de estrés oxidativo del entorno. Busca marcas y productos acreditados y respaldados por la investigación que estén formulados para pieles sensibles. Asegúrate de utilizar siempre un protector solar, como deberías hacer todos los días, durante todo el año, ya que la vitamina C tópica puede hacer que tu piel sea más sensible a la luz solar y a los daños causados por los rayos UV.

También hay que tener en cuenta que cuando se toma por vía oral, ya sea en los alimentos, las bebidas o la vitamina prenatal, la vitamina C ayuda a mantener la inmunidad y a fortalecer los músculos y los huesos. Aunque generalmente no se recomienda tomar un suplemento de vitamina C además de todas las fuentes mencionadas, este importante nutriente ayuda al cuerpo a absorber el hierro, lo que puede ser beneficioso para las personas embarazadas, ya que tienen un mayor riesgo de desarrollar anemia, una deficiencia en la sangre que puede causar debilidad y fatiga.

Beneficios de la vitamina C en el cuidado de la piel durante el embarazo

Aumenta la producción de colágeno

La edad y una protección solar inadecuada conducen a una disminución de la cantidad de colágeno que produce la piel, la proteína estructural que mantiene la piel con un aspecto juvenil suave y terso. La vitamina C es el único antioxidante que estimula la producción de colágeno, lo que puede reducir la aparición de líneas finas, arrugas y cicatrices.

Como la vitamina C puede estimular el colágeno, es una alternativa natural a los retinoides, que suelen estar contraindicados en el embarazo y la lactancia. Los retinoides, como el retinol, pueden afectar gravemente al desarrollo de tu bebé cuando estás embarazada o amamantando. Así que, si eres una fanática de los retinoides, y te desanima tener que dejarlos de lado por la seguridad de tu bebé, quédate tranquila, puedes incorporar la vitamina C a tu rutina de forma segura.

Iguala y aclara el tono de la piel

Las investigaciones han demostrado que la vitamina C, y el ácido L-ascórbico en particular, pueden mejorar el aspecto de la piel dañada por el sol. Los dañinos rayos UV pueden provocar la aparición de manchas oscuras, a menudo denominadas manchas de sol o de la edad. Además de reparar los daños causados por la luz solar en la piel, la vitamina C puede ayudar a mitigar los daños causados por la luz UV emitida por los dispositivos, como el teléfono, el ordenador y la televisión.

La vitamina C es un potente antioxidante que puede utilizarse de forma tópica para tratar y prevenir los cambios asociados al fotoenvejecimiento.

Trata la hiperpigmentación

La vitamina C también puede utilizarse para tratar la hiperpigmentación, otro tipo de decoloración de la piel causada por una sobreproducción de melanina, el pigmento que da color a la piel. La hiperpigmentación puede producirse como resultado de las manchas oscuras que deja el daño solar o las lesiones del acné, así como ciertas condiciones de la piel, como el melasma.

Las embarazadas son especialmente susceptibles de desarrollar melasma (también conocida como "máscara del embarazo"), que se cree que surge de una sobreproducción de hormonas. La vitamina C puede ayudar a desvanecer su apariencia, dejando un tono de piel más uniforme.

Protege contra los daños causados por los rayos UV

Junto con la protección solar diaria, la acción antioxidante de la vitamina C puede ayudar a proteger la piel contra los rayos UV emitidos por el sol y la luz azul, así como contra la contaminación. Para ello, neutraliza los radicales libres (especies reactivas del oxígeno) que, si no se controlan, pueden provocar el envejecimiento prematuro de la piel, como líneas finas, arrugas, pérdida de firmeza, manchas oscuras e hiperpigmentación. En resumen: la ventaja de la vitamina C en el cuidado de la piel es que puede ayudar a repararla y defenderla.

Riesgos del uso de la vitamina C para el cuidado de la piel durante el embarazo

Como ya hemos dicho, es absolutamente seguro utilizar productos de cuidado de la piel con vitamina C durante el embarazo. Sin embargo, no podemos dejar de mencionar que, en el caso de algunas personas, puede causar inicialmente un poco de escozor o enrojecimiento, que desaparecerá tan pronto como su piel se adapte a ella. Pero lo mejor de todo es que el uso de la vitamina C en el cuidado de la piel durante el embarazo es una situación en la que los beneficios superan con creces los riesgos temporales.

🔆 También te puede interesar leer:

***El contenido de este sitio web es solo para fines informativos, es de carácter general y no está destinado a diagnosticar, tratar, curar o prevenir ninguna enfermedad, y no constituye asesoramiento profesional. La información en este sitio web no debe considerarse completa y no cubre todas las enfermedades, dolencias, condiciones físicas o su tratamiento. Debe consultar con su médico antes de comenzar cualquier programa de ejercicios, pérdida de peso o atención médica y / o cualquiera de los tratamientos de belleza.

Comparte este artículo!

Menudo Embarazo: Guía sobre el embarazo      inglés para niños