CĂłmo cortar la comida para el Baby Led Weaning

No existe una respuesta universal sobre cómo preparar la comida para el baby led weaning. Todo depende de la edad de tu bebé y de la textura de la comida.

6 meses

Antes de aprender a cortar la comida para el baby led weaning, tienes que comprobar si tu hijo ha desarrollado el agarre de pinza, o si todavĂ­a coge y agarra la comida con la palma y los dedos.

A esta edad, la respuesta suele ser la segunda opciĂłn.

Eso significa que debes cortar los alimentos de forma que tu hijo pueda agarrarlos sin muchos problemas.

Por tanto, la mejor opciĂłn es cortar los alimentos en palitos largos y finos.

Es una buena idea utilizar el dedo meñique como referencia de la longitud y la circunferencia de lo que cortas.

No te decepciones si tu bebé come menos de lo que esperabas.

Al fin y al cabo, tu objetivo principal no es cambiar sus hábitos alimentarios de golpe.

En este momento, lo más importante es que tu pequeño explore sus nuevas opciones.

Le estás presentando algo completamente nuevo, así que no es de extrañar que quiera tocar, oler y probar la comida antes de comerla.

8-10 meses

Cuando tu bebé alcance los 8 meses de edad, habrá perfeccionado el agarre de pinza, lo que significa que ya es perfectamente capaz de agarrar la comida con el pulgar y el índice.

Esta es una clara señal de que tu hijo está preparado para empezar la alimentación dirigida por el bebé, así que puedes empezar a cortar su comida en trozos pequeños.

Empieza con trozos un poco más grandes y sigue reduciéndolos hasta que alcances el tamaño de un garbanzo.

Si ves que tu bebé no se adapta bien a un determinado tamaño de comida, no hay nada malo en volver a cortar los alimentos en palitos.

En cuanto a las bayas, tritúralas un poco, pero no hagas un puré.

Es una buena idea empezar a introducir una cuchara para bebés para que se alimenten solos.

Deja que tu bebé pruebe a comer alimentos triturados con ella.

Cómo cortar la comida para el bebé

Hay muchos tipos de alimentos que son perfectos para cortar para tu pequeño.

Aquí tienes algunos de los mejores ejemplos de alimentos, algunas formas estupendas de prepararlos para tu hijo, así como algunos datos nutricionales básicos.

Aguacate

Los aguacates están llenos de grasas saludables, fibra y potasio.

También tienen una textura cremosa y un sabor suave, por lo que son una de las mejores opciones para el BLW.

Es seguro darle aguacate a tu bebé cuando cumpla 6 meses de edad.

Por supuesto, puedes hacer puré al principio, y cortarlo más adelante.

Cuando tu bebé tenga 9 meses, dale de 4 a 8 cucharadas de aguacate al día, cuando tenga un año puedes aumentar la cantidad de aguacate a ¾ a 1,5 tazas al día.

Cuando se trata de un destete dirigido por el bebé, es una buena idea ofrecerle rodajas de aguacate, pero el truco es no pelar toda la rodaja.

En su lugar, pela sólo media rodaja. De este modo, será más fácil para tu bebé cogerla y se aferrará a la cáscara mientras se come el resto. Recuerda, el bebé debe estar vigilado en todo momento.

Manzana

Además de estar llenas de nutrientes saludables, también son estupendas para el BLW, ya que es fácil prepararlas y digerirlas.

En primer lugar, tienes que pelar las manzanas. Una vez hecho esto, el siguiente paso es cortar las manzanas en cuartos.

También hay que quitarles la parte dura, las semillas y la piel.

Cortarás los cuartos a lo largo, lo que significa que obtendrás 8 trozos iguales.

Las manzanas son una de las frutas más duras, por lo que debes considerar ablandarlas.

Si hicieras un puré horneando o cocinando las manzanas al vapor, el horneado sería demasiado. Basta con poner las manzanas en una vaporera o en una batidora para papillas durante un par de minutos.

Kiwi

El kiwi es otra gran opción para el primer alimento del bebé. En primer lugar, no tiene muchos azúcares naturales.

Al mismo tiempo, contiene altos niveles de vitamina C, que es beneficiosa para el bebé en varios aspectos.

Cuando se trata de cĂłmo cortar los alimentos para el baby led weaning, el kiwi parece definitivamente un reto.

Es bastante pequeño, por lo que parece imposible cortarlo a lo largo.

Aunque técnicamente puedes hacerlo, las rodajas de kiwi no tendrán el tamaño adecuado para que tu bebé las coja.

Por eso es importante cortar el kiwi más ancho que el resto de la fruta.

Esto es especialmente importante si tu bebé aún no ha desarrollado el agarre con pinzas.

En ese caso, cogerá el kiwi con la palma de la mano abierta y, si los trozos son demasiado pequeños, los aplastará con las manos.

Carne de vacuno

Introducir la carne en la dieta de tu bebé también es una buena idea. La carne de vacuno es rica en hierro y tiene proteínas de alta calidad, zinc, selenio y vitamina B6.

El primer paso para preparar la carne de vacuno para tu hijo es cocinarla. No añadas ningún condimento innecesario, especialmente la sal.

Una vez terminada, tendrás que cortar la carne. Una vez más, debes cortarla en un palito del tamaño y la forma de tu dedo meñique.

Quizá te preocupe que sea un trozo demasiado grande para tu bebé, pero cualquier pediatra te dirá que los trozos de comida más pequeños suponen un riesgo de asfixia mucho mayor para un bebé de 6 meses.

Cuando dejas que tu bebé luche con los bocados, básicamente está aprendiendo a comer.

Para ser más exactos, está aprendiendo a roer, a escupir lo que es demasiado para él y a tragar todo lo que quiera, que es exactamente en lo que consiste comer.

Además, si tu bebé aún no ha aprendido a agarrar con pinzas, no sabrá coger trozos de comida más pequeños.

Pollo

A la hora de alimentar a tu bebé con pollo, éste debe estar bien cocinado y cortado.

Si tu bebé tiene entre 6 y 8 meses, la opción más segura es darle un muslo entero.

Tendrás que quitarle el cartílago del hueso.

Estará bien comiendo pollo así y, cuando tenga 8 o 9 meses, puedes desmenuzar el pollo en trozos más pequeños.

A partir de los 18 meses, los bocados pueden ser cada vez más pequeños.

Cuando veas que domina el arte de masticar y tragar, vuelve a darle el muslo entero.

MelĂłn

El melón es otro alimento que contiene altos niveles de vitamina C, lo que es estupendo para el sistema inmunitario de tu bebé.

La mejor manera de ofrecer melón y sandía a tu bebé es cortarlos en formas rectangulares que deben ser finas pero anchas.

Es imprescindible quitarles las semillas.

Zanahorias

Las zanahorias son una buena fuente de vitamina K, B6 y fibra.

Primero hay que cocer las zanahorias para ablandarlas. Una vez cocidas, deberĂ­as poder aplastarlas con los dedos.

No deben estar tan blandas como para que el agarre del bebé haga que se deshagan.

La mejor manera de cortarlas es en palitos o en bocados de forma cuadrada.

Plátanos

Los plátanos son ricos en potasio y naturalmente dulces, lo cual es una gran combinación.

Cortarlos también es un juego de niños, basta con cortar el plátano por la mitad.

Pero el truco está en dejar la piel en parte del plátano. Basta con lavarlo bien y dárselo al bebé cortado por la mitad.

Si lo pelas completamente, la mano del bebé lo aplastará y acabarás teniendo un puré, de esta forma, cogerá la cáscara y se comerá el plátano como si fuera un polo.

Pepinos

Los pepinos son uno de los mejores antioxidantes naturales, y son estupendos si tu bebé está estreñido.

Sólo tienes que cortar el pepino en cuatro o seis partes a lo ancho y tu bebé estará listo. Ten en cuenta que los bebés pueden comer pepino, pero suele recomendarse a partir de los 12 meses de edad.

Pan

Elige siempre pan integral en lugar de pan blanco, que es más pegajoso. Ten en cuenta que es mucho mejor tostar ligeramente el pan antes de servirlo. Una vez más, córtalo en rebanadas con forma de dedo.

Textura de los alimentos

El hecho de que estés empezando a introducir a tu hijo en los sólidos no significa que tu bebé sea capaz de comer alimentos firmes de la misma manera que tú.

Independientemente de la edad de tu hijo, la comida debe seguir siendo blanda hasta cierto punto. La mejor manera de comprobarlo es intentar apretar el alimento entre el índice y el pulgar. Si puedes aplastarlo, es señal de que este alimento es seguro para tu bebé. Si no es así, significa que tienes que procesarlo un poco más.

Las verduras y frutas crudas son en su mayorĂ­a un no, no. Esto se aplica especialmente a las manzanas, la calabaza, las zanahorias crudas o los frutos secos. Puedes elegir entre cocinar al vapor, cocer o asar tus verduras y frutas.

La carne debe estar tierna.

Advertencias de seguridad

  • Aunque estĂ©s enseñando a tu pequeño a alimentarse por sĂ­ mismo, debes estar siempre presente durante el proceso.
  • Tu trabajo no termina una vez que has elegido las mejores recetas de comida para bebĂ©s, has preparado una comida sabrosa y has seguido los consejos sobre cĂłmo cortar la comida para el baby led weaning.
  • Aunque las bayas y las uvas enteras parezcan demasiado pequeñas para ser peligrosas para tu bebĂ©, en realidad suponen un riesgo de asfixia.
  • Si decides incluir estos alimentos, asegĂşrate de cortarlos en trocitos despuĂ©s de rebanarlos.
  • Seguro que no hace falta que te diga que alimentos como los caramelos, las pasas, los cacahuetes, las nueces, las palomitas de maĂ­z y otros alimentos similares son un peligro potencial de asfixia, pero es mejor prevenir que curar.
  • En lo que respecta a los sĂłlidos, prueba la comida de tu bebĂ© antes de dársela y comprueba si se deshace en la boca si se ha triturado antes de servirla.
  • Sea lo que sea lo que decidas ofrecer a tu hijo, asegĂşrate de mantenerlo seguro a toda costa.

También te puede interesar:

***El contenido de este sitio web es solo para fines informativos, es de carácter general y no está destinado a diagnosticar, tratar, curar o prevenir ninguna enfermedad, y no constituye asesoramiento profesional. La información en este sitio web no debe considerarse completa y no cubre todas las enfermedades, dolencias, condiciones físicas o su tratamiento. Debe consultar con su médico antes de comenzar cualquier programa de ejercicios, pérdida de peso o atención médica y / o cualquiera de los tratamientos de belleza.

Comparte este artĂ­culo!