¿Cuándo puede comer uvas el bebé? ¿Son las uvas seguras para los bebés?

¿Cuándo pueden comer uvas los bebés?

Las uvas son uno de esos alimentos que aportan beneficios para la salud y exponen a tu bebé a un nuevo sabor. El uso de zumo de uva para el estreñimiento del bebé es algo que mucha gente suele recomendar, mientras que el sabor agridulce de las uvas puede entusiasmar a tu bebé.

¿Es seguro dar uvas a un bebé?

No hay nada malo en dar uvas a tu bebé, pero hay que tomar ciertas precauciones. También es necesario estar atento a cualquier signo de alergia en tu bebé.

¿Cuándo puede comer uvas un bebé?

Por lo general, las uvas deben darse a los bebés cuando empiezan a comer sólidos. Puedes darle uvas a tu bebé cuando alcance los 10 meses de edad aproximadamente. Algunos recomiendan empezar justo a los 6 meses, pero normalmente se recomienda esperar al menos hasta los 8 meses o así.

Beneficios para la salud de introducir las uvas en la dieta de tu bebé

Ya sea haciendo zumo de uva para bebés o utilizando uvas en diversas recetas, incluirlas en la dieta de tu pequeño le proporcionará una serie de ventajas para favorecer su salud.

Mejor calidad de la sangre

Los niveles de hemoglobina en la sangre deben ser óptimos junto con una buena cantidad de glóbulos rojos para que el oxígeno pueda ser transportado a varios órganos del cuerpo y absorbido con éxito. Las uvas ayudan a mantener el nivel de hemoglobina en los bebés y a que sus órganos funcionen correctamente.

ProtecciĂłn contra las infecciones respiratorias

Dar uvas a los bebés puede reducir las posibilidades de bronquitis, asma y otros problemas respiratorios típicos que son comunes entre los niños de su edad.

Fácil de digerir

Los sólidos pueden ser un poco duros para los bebés pequeños, que tienen problemas para digerirlos de inmediato e incluso pueden causar indigestión a veces. Las uvas son extremadamente ligeras, lo que ayuda al cuerpo a descomponerlas fácilmente. La acidez de las uvas maduras también ayuda a resolver los problemas de acidez.

Potencial laxante

El estreñimiento puede afectar a numerosos bebés en los primeros años, y el comienzo de los sólidos puede suponer varios problemas en torno a él. Las uvas tienen una buena cantidad de fibra, dando lugar a un fácil movimiento intestinal.

ProtecciĂłn del sistema nervioso

En la edad de crecimiento de los niños pequeños es cuando el cerebro se desarrolla rápidamente, formando nuevas conexiones dentro de su red y creando más neuronas que se disparan rápidamente. Estas deben ser protegidas de cualquier tipo de daño para mantener el funcionamiento inteligente del cerebro. Las uvas contienen componentes que pueden proteger esta parte central del cerebro con bastante eficacia.

Fuente rica en antioxidantes

El rápido aumento del apetito y de la dieta de los niños conduce a un aumento del metabolismo, liberando material de desecho en forma de radicales libres y toxinas dentro del cuerpo. Si no se eliminan eficazmente, empiezan a dañar las moléculas de ADN y otras células sanas del cuerpo. Los antioxidantes de las uvas pueden unirse a estas sustancias y evitar que causen daños, lo que permite eliminarlas de forma segura.

Cómo seleccionar y conservar las uvas para la alimentación del bebé

Lo mejor es comprar uvas frescas en el mercado y utilizarlas en un par de días aproximadamente. Almacenarlas mucho tiempo hace que maduren y se pongan blandas, además de agrias. Opta por uvas ecológicas sin pepitas si puedes encontrarlas. Intenta comprar uvas ecológicas en la medida de lo posible, ya que las normales pueden contener pesticidas.

La forma correcta de cortar las uvas para evitar el atragantamiento de los bebés

También es importante saber cómo dar de comer uvas a un bebé. Las uvas deben cortarse siempre a lo largo y luego triturarse antes de dárselas al bebé. Incluso en el caso de los niños un poco más mayores, nunca hay que cortarlas a lo ancho ni dárselas enteras, ya que podrían atragantarse muy fácilmente.

Precauciones para dar uvas a los bebés

Desde la elección de las uvas apropiadas hasta su correcta preparación, hay un montón de precauciones que debes seguir, que mantendrán a tu pequeño a salvo.

Presta atenciĂłn a la textura

Cuando elijas las uvas para tu bebé, asegúrate de elegir las adecuadas. Elige uvas que no tengan manchas ni zonas blandas. Deben ser firmes y redondas. Las uvas blandas suelen estar maduras y no duran mucho. Prueba algunas y luego elige las que sean algo dulces.

Lávalas correctamente

Tanto si las uvas son ecológicas como si son normales, existe la posibilidad de que haya varios materiales externos en ellas, desde simple suciedad y gérmenes, hasta pesticidas u otros productos químicos. La solución está en aclarar los contaminantes poniendo las uvas bajo el grifo. Mantenlas empapadas en agua para limpiarlas por completo.

Triturar o picar las uvas

Los bebés no pueden masticar o triturar las uvas por sí mismos. Darles una uva entera podría hacer que se la tragaran directamente, lo que podría alojarse en su garganta y asfixiarles. Corta las uvas, quita las semillas y tritúralas antes de dárselas a tu hijo.

Recetas con uvas para bebés

Cazuela de Boniato y uvas al horno

Ingredientes

  • Queso cheddar
  • Uvas rojas
  • Arroz integral
  • Caldo de verduras
  • Pimiento morrĂłn
  • Cebolla
  • Aceite de oliva
  • Boniato

CĂłmo se prepara

  1. Añade aceite a una sartén; saltea en ella los boniatos pelados con un poco de pimiento y cebolla picada durante unos minutos.
  2. Añade el caldo de verduras y déjalo hervir. Sigue añadiendo arroz integral.
  3. Déjalo cocer a fuego lento, y cocina hasta que el caldo se haya absorbido. Resérvalo.
  4. Cuando se enfríe un poco, añade las uvas troceadas, cubre con el queso y hornea este plato durante una media hora a 180 grados. El queso debería derretirse y estar dorado para entonces.

Puré de Pollo y Verduras con Frutas

¿Por qué no combinar diferentes frutas, verduras y carne para hacer un puré completo?

Ingredientes

  • 1 Pechuga de pollo deshuesada
  • Caldo de pollo casero, Âľ de taza
  • 1 Zanahoria pelada y cortada en rodajas
  • 10 Uvas rojas sin pepitas
  • 1 Batata o boniato pelado y cortado en rodajas

PreparaciĂłn

  1. Poner la pechuga de pollo troceada y todos los demás ingredientes a hervir en una cacerola a fuego fuerte.
  2. Reducir el fuego cuando la mezcla llegue a hervir.
  3. Deja que la mezcla se cocine a fuego lento hasta que las batatas estén tiernas y el pollo esté cocido.
  4. Pásalo a una batidora y hazlo puré hasta conseguir la consistencia deseada.

El sabor de las uvas es interesante y hacer que tu hijo las coma por primera vez puede provocar diversas reacciones. Si tu bebé tiende a encontrar el sabor fuerte un poco incómodo al principio, acompáñalo con algunas buenas recetas. Pronto se acostumbrará al sabor y empezará a disfrutar de ellas con regularidad.

También te puede interesar:

***El contenido de este sitio web es solo para fines informativos, es de carácter general y no está destinado a diagnosticar, tratar, curar o prevenir ninguna enfermedad, y no constituye asesoramiento profesional. La información en este sitio web no debe considerarse completa y no cubre todas las enfermedades, dolencias, condiciones físicas o su tratamiento. Debe consultar con su médico antes de comenzar cualquier programa de ejercicios, pérdida de peso o atención médica y / o cualquiera de los tratamientos de belleza.

Comparte este artĂ­culo!