¬ŅCu√°ndo puede comer alb√≥ndigas el beb√©? ¬ŅSon las alb√≥ndigas seguras para los beb√©s?

¬ŅEs seguro para los beb√©s comer alb√≥ndigas?

La carne es una incre√≠ble fuente de nutrici√≥n para los beb√©s y los ni√Īos peque√Īos, ya que puede introducirse primero en forma de semis√≥lidos y luego como un gran comienzo con los s√≥lidos. Las alb√≥ndigas son un excelente alimento para los ni√Īos peque√Īos cuando empiezan a destetarse y a aventurarse en diferentes tipos de alimentos. Las alb√≥ndigas se pueden adaptar para incluir una gama de texturas y sabores que animen a tu hijo a mostrar inter√©s por los alimentos para comer con los dedos. Entonces, ¬ŅC√≥mo introducir las alb√≥ndigas a tu beb√©? ¬ŅCu√°l es el momento adecuado para introducir las alb√≥ndigas a un beb√©? ¬ŅCu√°les son algunas de las mejores recetas de alb√≥ndigas? Sigue leyendo para descubrirlo.

¬ŅSon seguras las alb√≥ndigas para los beb√©s?

Las alb√≥ndigas con ingredientes sencillos suelen ser seguras para la mayor√≠a de los beb√©s, a menos que sean al√©rgicos a los ingredientes. Como ocurre con la introducci√≥n de cualquier alimento nuevo, siempre es mejor probar cada ingrediente por separado antes de a√Īadirlo a la receta. Lo mejor es consultar al pediatra de tu beb√© antes de empezar a hacerlo por primera vez.

El segundo punto de preocupación, aparte de las alergias, es el relativo a que las albóndigas supongan un peligro de asfixia. Las albóndigas preparadas con ingredientes duros cortados en trozos grandes suponen un riesgo de asfixia y deben evitarse. Cualquier ración de albóndigas para bebés debe ser blanda y fácil de tragar.

¬ŅCu√°ndo pueden los beb√©s empezar a comer alb√≥ndigas?

Los expertos consideran que las alb√≥ndigas suponen un riesgo de asfixia en los primeros meses, ya que los beb√©s no desarrollan una capacidad de masticaci√≥n avanzada hasta los nueve meses. Sin embargo, si tu receta es segura y est√° aprobada por el pediatra, puedes introducir las alb√≥ndigas con sus primeros pur√©s y alimentos semis√≥lidos. Si adoptas el enfoque del destete dirigido por el beb√©, tambi√©n puedes cortar las alb√≥ndigas en trozos del tama√Īo de un bocado y ofrec√©rselas como alimento para los dedos antes de los nueve meses de edad. Lo ideal es utilizar carne fresca reci√©n molida para hacer las alb√≥ndigas para el beb√© y evitar riesgo de intoxicaci√≥n.

Información nutricional sobre las albóndigas

Si vas a preparar alb√≥ndigas de pollo para ni√Īos y ni√Īas, aqu√≠ tienes la informaci√≥n nutricional aproximada para una raci√≥n de 28 gramos.

Energía total 70 calorías
Energía procedente de las grasas 38 calorías
Carbohidratos totales 2,2g
Grasa total 4,3g
Sodio 125mg
Potasio 147mg
Fibra 0,2g
Proteínas 5,8g

Beneficios de las albóndigas para la salud de los bebés

Las albóndigas son una excelente fuente de proteínas

La carne es una buena fuente de prote√≠nas de alta calidad que el cuerpo absorbe f√°cilmente. Los ni√Īos peque√Īos necesitan entre 11 y 13 gramos de prote√≠nas al d√≠a en su dieta, que las alb√≥ndigas pueden cubrir f√°cilmente. Las prote√≠nas son necesarias para el crecimiento y el mantenimiento de las c√©lulas del organismo. Las fuentes de prote√≠na animal se absorben m√°s f√°cilmente, ya que son m√°s biodisponibles, lo que las convierte en una buena fuente de prote√≠nas de alta calidad.

Fuente de vitaminas B variadas

Las carnes son fuentes de varias vitaminas B, como la vitamina B1, B2, B3, B6 y B12. Estas vitaminas desempe√Īan un papel importante en varios procesos corporales relacionados con el crecimiento y el desarrollo.

Una fuente de nutrientes esenciales

Las carnes animales son una rica fuente de minerales esenciales como el hierro, el zinc, el calcio, el potasio, etc. El cuerpo absorbe m√°s f√°cilmente el hierro hemo presente en las carnes que el hierro no hemo, lo que lo convierte en una fuente mineral de alta calidad. El resto de los minerales son necesarios para mantener el crecimiento y el desarrollo del organismo.

Las mejores formas de cocinar albóndigas para los bebés

Ten en cuenta estos consejos antes de empezar a preparar albóndigas para tu bebé:

Utiliza carnes frescas y bien cocinadas

Para obtener la mejor nutrición, sabor y seguridad, es mejor ofrecer carnes frescas a tu bebé. Además, las albóndigas deben estar bien cocidas para que puedan masticarse y tragarse fácilmente. La carne poco cocinada es más difícil de tragar y supone un riesgo de asfixia, además de ser un factor de riesgo de infecciones bacterianas. Utiliza un termómetro de alimentos para comprobar la temperatura de la carne y, en caso de duda, mantén los tiempos de cocción exactos para mantener la consistencia. Si encuentras alguna porción dura o poco cocida en la albóndiga, retírala antes de dársela a tu hijo.

Mezclar con hierbas y verduras para dar sabor

Mezclar la carne con verduras y hierbas mejora el sabor y la calidad nutricional de las albóndigas. Empieza las recetas de albóndigas con hierbas sencillas para evitar cualquier sabor exagerado y haz una prueba de alergias antes de hacer albóndigas con muchos ingredientes.

Alimentar en peque√Īas porciones

El truco para que funcione es que las porciones sean peque√Īas, para que el beb√© pueda agarrar f√°cilmente las alb√≥ndigas y mordisquearlas. Adem√°s, las alb√≥ndigas deben tener una consistencia blanda, que se deshaga sin esfuerzo cuando el ni√Īo las muerda. Para los beb√©s de menos de nueve meses es mejor que la receta de las alb√≥ndigas sea sencilla y que todos los ingredientes est√©n bien triturados. Para los ni√Īos de m√°s de un a√Īo, se pueden a√Īadir ingredientes m√°s duros, como verduras hervidas y cortadas en dados; sin embargo, es necesario picarlas finamente.

Cosas que hay que tener en cuenta al dar de comer albóndigas a los bebés

Consultar al pediatra

Para estar seguro, consulta a un pediatra, sobre todo si dudas de la capacidad de masticación de tu bebé y de sus alergias. Las albóndigas pueden introducirse poco después de que tu bebé pueda disfrutar de la carne picada o troceada como parte de su dieta habitual. Pide al pediatra que compruebe si hay alergias a determinados alimentos antes de seguir adelante con la introducción de nuevos productos.

Prepara la carne fresca en casa

Empieza con albóndigas blandas para bebés que se preparen frescas en casa. Mantén los niveles de sodio y conservantes bajos comprando carne fresca en lugar de carnes congeladas o de charcutería. Las carnes recién preparadas te dan un control total sobre la comida y son saludables.

Mantener la higiene

La contaminación microbiana es un riesgo importante cuando se trata de la manipulación y el almacenamiento de la carne. No almacenes nunca juntas la carne cruda y la cocida en el frigorífico. Lávate siempre las manos después de manipular la carne cruda. La misma regla se aplica a los utensilios utilizados para manipular la carne cruda.

Comienza con ingredientes simples

Empieza a darle albóndigas con ingredientes sencillos que sepas que son seguros para tu bebé. Esta es una buena manera de probar nuevos ingredientes para detectar alergias. Tener demasiados ingredientes nuevos aumenta las probabilidades de alergias y hace más difícil identificar el ingrediente concreto. Si los ingredientes son sencillos, el bebé podrá digerir más fácilmente la albóndiga.

Vigila los signos de alergia

Si tu bebé muestra síntomas como erupciones en la piel, hinchazón, malestar o diarrea, podría ser un signo de alergia. El riesgo de que se produzca una alergia de este tipo es mayor cuando las albóndigas están cargadas de diferentes tipos de proteínas que vienen con el queso y los huevos. En tal caso, se pueden probar las albóndigas sin huevo para bebés para que sea más sencillo para su sistema digestivo antes de volver a los ingredientes completos más adelante.

No dejar a los bebés sin supervisión

Las albóndigas conllevan un riesgo ligeramente mayor de atragantamiento; por lo tanto, nunca dejes a tu bebé sin supervisión cuando coma albóndigas. Esto también se aplica a los bebés mayores, ya que el atragantamiento puede producirse de varias maneras diferentes y no sólo a través de trozos de verdura más grandes.

Dar siempre albóndigas frescas

Dado que la carne se estropea fácilmente, no refrigeres nunca las albóndigas a medio comer. Un lote de albóndigas refrigerado poco después de su preparación sin contaminación es relativamente seguro.

Recetas de alb√≥ndigas para beb√©s y ni√Īos peque√Īos

Albóndigas de queso

Estas deliciosas albóndigas son adecuadas para bebés de 6 meses en adelante. ** Consulta con el médico antes de introducir nuevos ingredientes en la dieta del bebé.

Ingredientes

  • Avena para beb√©s fortificada (1/2 taza)
  • F√≥rmula/leche materna (1/2 taza)
  • Carne picada (600 gramos)
  • Queso cheddar finamente rallado (1 taza)
  • 1 huevo batido
  • Or√©gano seco (1 cucharadita)
  • Tomillo seco (1 cucharadita)
  • Pimienta negra en polvo (1/2 cucharadita)

Cómo se hace

  1. Engrasar la bandeja para hornear y mantenerla a un lado-precalentar el horno a 200 grados.
  2. En un bol grande, mezclar la avena con la leche y dejar que la mezcla repose durante 10 minutos.
  3. Despu√©s, a√Īadir el queso, el huevo batido, la carne picada y las especias y mezclar bien.
  4. Toma una cucharada de la mezcla, forma peque√Īas alb√≥ndigas y col√≥calas en la bandeja del horno.
  5. Coloca la bandeja en el horno y hornea durante 15 minutos hasta que las albóndigas estén crujientes y doradas.
  6. Sirve las albóndigas cortadas en trozos o trituradas.

Albóndigas de carne y verduras

Esta receta es para ni√Īos de 9 meses o m√°s que puedan masticar c√≥modamente. ** Consulta con el m√©dico antes de introducir nuevos ingredientes en la dieta del beb√©.

Ingredientes

  • Carne picada (200g)
  • ¬Ĺ Cebolla roja finamente picada
  • ¬Ĺ Calabac√≠n rallado grueso
  • ¬Ĺ zanahoria pelada y rallada
  • Guisantes verdes hervidos y triturados (1/4 de taza)
  • Queso mozzarella (1/4 de taza)
  • Mezcla de hierbas (1 cucharadita)
  • Aceite de oliva

Cómo se hace

  1. Combina todos los ingredientes en un bol grande y mézclalos bien con las manos.
  2. Coge una cucharada de la mezcla y haz bolas de carne diminutas.
  3. Refrigera las albóndigas en un recipiente hermético durante unos 30 minutos hasta que se enfríen.
  4. En una sartén grande, calentar dos cucharadas de aceite de oliva a fuego medio-alto.
  5. Colocar las albóndigas sobre la sartén y dejar que se frían, dándoles la vuelta de vez en cuando, hasta que estén uniformemente fritas por todos los lados durante unos 10 minutos.
  6. Sirve las alb√≥ndigas enteras o c√≥rtalas en trozos peque√Īos.

Albóndigas de pavo

Las alb√≥ndigas de pavo para ni√Īos son sencillas y deliciosas. Son aptas para ni√Īos de m√°s de 12 meses.

Ingredientes

  • Pavo picado (100 g)
  • Tomates en lata (300g)
  • 2 dientes de ajo finamente picados
  • Hierbas secas mezcladas (1 cucharadita)
  • Aceite de oliva (1 cucharada)
  • 1 Cebolla finamente picada

Cómo se hace

  1. A√Īadir el pavo picado y mezclado con 1/4 de cebolla picada, los tomates, el ajo y las hierbas en un bol y mezclar uniformemente.
  2. Tomar una cucharada de la mezcla y hacer bolitas con las dos manos.
  3. Calentar el aceite de oliva en una sartén y colocar las albóndigas en la sartén.
  4. Freír las albóndigas dándoles la vuelta de vez en cuando hasta que todas las caras estén fritas y doradas.
  5. A√Īadir el resto de las cebollas y los dem√°s ingredientes a la sart√©n junto con 200 ml de agua.
  6. Dejar que la mezcla hierva y se espese a fuego lento durante 30 minutos.
  7. Apartar la sartén tras el hervor y dejar que se enfríe.
  8. Sirve las albóndigas calientes con la salsa.

Las albóndigas están cargadas de proteínas, grasas y varias vitaminas y minerales esenciales. Si el pediatra lo aconseja, se pueden ofrecer albóndigas blandas a los bebés menores de nueve meses. Si se preparan con los ingredientes adecuados, seguro que se convierten en el alimento favorito de tu bebé.

También te puede interesar:

***El contenido de este sitio web es solo para fines informativos, es de carácter general y no está destinado a diagnosticar, tratar, curar o prevenir ninguna enfermedad, y no constituye asesoramiento profesional. La información en este sitio web no debe considerarse completa y no cubre todas las enfermedades, dolencias, condiciones físicas o su tratamiento. Debe consultar con su médico antes de comenzar cualquier programa de ejercicios, pérdida de peso o atención médica y / o cualquiera de los tratamientos de belleza.

Comparte este artículo!