¿Cuándo puede comer cebollas el bebé? ¿Son las cebollas seguros para los bebés?

¿Cuándo pueden comer cebolla los bebés?

Ni que decir tiene que hay que introducir la cebolla en la dieta del bebé después de que empiece a consumir con éxito alimentos sólidos como frutas y verduras. Lo normal es introducirla a partir de los 6 meses de edad, pero lo mejor es hacerlo alrededor de los 8 meses, sobre todo si el bebé tiene un sistema digestivo sensible y experimenta hinchazón después de consumir cebolla, en cuyo caso hay que esperar un año más.

Cómo dar cebollas a un bebé

Al igual que con otros alimentos sólidos, debes introducir la cebolla gradualmente y en pequeñas cantidades. Siempre debe estar cocida para facilitar la digestión del bebé. Puedes añadir cebolla cocida a los purés de verduras junto con el arroz, los guisantes o las zanahorias. Asegúrate de cocinar siempre bien la cebolla, para que no interfiera en la digestión de tu bebé y obtenga todos los beneficios para su salud.

Beneficios de la cebolla para la salud de los bebés

  • Son excelentes fuentes de antioxidantes, que son nutrientes esenciales que pueden ayudar a tu bebĂ© a combatir enfermedades.
  • Si tu bebĂ© tiene sĂ­ntomas de asma, las cebollas tienen propiedades antiinflamatorias, que pueden ayudar a reducir los sĂ­ntomas.
  • Las cebollas son saludables para el corazĂłn y pueden ayudar a reducir los niveles de colesterol en la edad adulta.
  • Son una buena fuente de vitamina C y pueden prevenir las infecciones bacterianas y mejorar el sistema inmunitario de tu bebĂ©.
  • La capacidad de tu bebĂ© para absorber el hierro de otros alimentos se verá reforzada por el consumo de cebollas.
  • Las cebollas son una gran fuente de polifenoles (nutrientes vegetales).
  • Las cebollas son buenas para la congestiĂłn nasal del bebĂ©, y la gente tambiĂ©n utiliza las cebollas para combatir la tos en los bebĂ©s.

Cómo elegir y conservar la cebolla para la comida del bebé

Las cebollas y chalotas picantes son las mejores si se tienen en cuenta sus beneficios para la salud, pero los bebés tienen lenguas sensibles, por lo que es mejor elegir variedades más dulces. Las cebollas verdes son buenas para la dentición del bebé. Asegúrate de elegir cebollas que sean pastosas y secas por fuera y que no se sientan blandas. En casa, puedes guardarlas en una cesta colgante para que el aire circule a su alrededor. Evita cortar y guardar o congelar las cebollas, ya que pierden su valor nutritivo.

Consejos importantes para preparar y cocinar la cebolla para tu bebé

Al preparar las cebollas para tu bebé, recuerda siempre que las partes más saludables de la cebolla se encuentran en sus capas exteriores. Por lo tanto, ten cuidado de quitar sólo la piel y no las primeras capas sólo porque es más fácil. Aquí tienes algunos consejos para pelar una cebolla:

  • Poner la cebolla en el congelador 30 minutos antes de cortarla.
  • Corta la cebolla entera y deja la raĂ­z para el final. Es la que más gas libera.
  • Pica las cebollas mientras te apuntas con un ventilador a la cara.
  • Utiliza un cuchillo afilado. La teorĂ­a dice que asĂ­ se dañan menos las cĂ©lulas de la cebolla y se liberan menos gases.
  • Puedes cortar las cebollas bajo el chorro de agua, pero esto puede hacer que se pongan blandas y que pierdan algunos nutrientes.

A continuación te damos consejos para cocinar las cebollas para tu bebé:

  • Saltea las cebollas picadas a fuego lento en un poco de aceite de oliva hasta que estĂ©n doradas y tiernas.
  • CĂłrtalas en gajos y ásalas durante 50 minutos para que adquieran un sabor dulce.
  • Las cebollas tambiĂ©n pueden dar sabor al arroz. SaltĂ©alas en caldo casero y mĂ©zclalas con cebada o arroz.
  • TambiĂ©n puedes utilizar las cebollas para preparar sopas y guisos para tu bebĂ©.

También te puede interesar:

***El contenido de este sitio web es solo para fines informativos, es de carácter general y no está destinado a diagnosticar, tratar, curar o prevenir ninguna enfermedad, y no constituye asesoramiento profesional. La información en este sitio web no debe considerarse completa y no cubre todas las enfermedades, dolencias, condiciones físicas o su tratamiento. Debe consultar con su médico antes de comenzar cualquier programa de ejercicios, pérdida de peso o atención médica y / o cualquiera de los tratamientos de belleza.