ÂżCuĂĄndo pueden comer atĂșn los bebĂ©s?

ÂżEs seguro el atĂșn para mi bebĂ©?

El pescado es esencial para el crecimiento y desarrollo saludables del bebĂ©. La preocupaciĂłn mĂĄs vĂĄlida es la contaminaciĂłn por mercurio. Pero si se le dan al bebĂ© porciones muy pequeñas y adecuadas a su edad, el atĂșn puede resultar muy beneficioso para su salud.

ÂżCuĂĄndo pueden comer atĂșn los bebĂ©s?

A la hora de decidir cuĂĄndo dejar que tu bebĂ© coma atĂșn, debes tener cuidado con las alergias que puede provocar. Aunque el atĂșn no es realmente el tipo de pescado que puede provocar alergias, el cuerpo de cada persona reacciona de forma diferente. Tu hijo deberĂ­a haber superado la barrera de los seis meses antes de que le sirvas atĂșn en alguna de sus comidas. Comprueba si una pequeña raciĂłn le provoca alguna reacciĂłn perjudicial y, si no es asĂ­, puedes darle atĂșn mĂĄs a menudo.

Nutrientes presentes en el atĂșn

El cociente nutricional del atĂșn es muy alto. Contiene mĂșltiples vitaminas, como la vitamina B3, la vitamina B12, la vitamina B6, la vitamina B1, la vitamina B2 y la vitamina D. TambiĂ©n es rico en fĂłsforo y selenio, y una maravillosa fuente de minerales como el potasio, el magnesio y el yodo.

Beneficios del atĂșn para la salud de los bebĂ©s

ÂżPueden los bebĂ©s tomar atĂșn en conserva? Pues bien, el atĂșn al natural en lata se considera lo mejor para los bebĂ©s. El omega 3 reduce el dolor y la rigidez de las articulaciones, favorece el desarrollo neurolĂłgico de los niños y ayuda a combatir el asma. Su rico contenido en proteĂ­nas fortalece los mĂșsculos y equilibra el contenido calĂłrico. Sin duda, ÂĄes un superalimento para disfrutar!

Pasos para introducir el atĂșn a los bebĂ©s

  • Dado que existe un gran riesgo de que aparezcan bacterias, asegĂșrate de que el atĂșn estĂ© bien cocido. Hay que procurar que no haya espinas con las que el bebĂ© pueda atragantarse y que sea fĂĄcil de tragar para Ă©l.
  • Recuerda comprar atĂșn en lata, que es relativamente mĂĄs seguro para los bebĂ©s. Servir atĂșn en grandes cantidades puede perjudicar al bebĂ©, por lo que hay que limitar su consumo a sĂłlo dos veces por semana.
  • Hay que estar atentos a las alergias que pueden producirse al dar atĂșn a los bebĂ©s. Si despuĂ©s de comer atĂșn tu bebĂ© tiene una erupciĂłn en los labios o en la cara o una hinchazĂłn de la lengua, debes dejar de darle atĂșn. Si tu bebĂ© tiene vĂłmitos, sibilancias, malestar estomacal o diarrea, llĂ©valo al mĂ©dico ya que son signos de alergia.
  • La mejor manera de hacer que el plato sea agradable y nutritivo es combinar el atĂșn con un purĂ© de verduras para que el bebĂ© reciba muchos nutrientes.

Riesgos asociados a dar atĂșn a los bebĂ©s

El atĂșn puede estar contaminado con mercurio, lo que puede dañar el sistema nervioso del bebĂ©, que es el principal riesgo o preocupaciĂłn cuando se trata de alimentar a los bebĂ©s con pescado en general. Si se consume en cantidades poco saludables, puede provocar problemas neurolĂłgicos; de ahĂ­ que se insista en que se le den pequeñas raciones sĂłlo una o dos veces por semana.

Hay que tomar algunas precauciones para garantizar la ingesta segura de atĂșn:

  • Es mĂĄs seguro optar por opciones con menor contenido de mercurio.
  • Cuando introduzcas el atĂșn a su hijo, tĂłmatelo con calma al principio. Vigila cualquier alergia al y vuelve a dĂĄrselo, y sigue comprobando que tu hijo no muestra ningĂșn sĂ­ntoma de alergia.
  • Si deseas alimentar a tu hijo con pescado pero te preocupa el contenido de mercurio, puedes probar tambiĂ©n con el salmĂłn. El salmĂłn tiene propiedades nutritivas casi idĂ©nticas y es una gran alternativa.
  • Por motivos de seguridad, limĂ­tate a las raciones adecuadas para su edad.

También te puede interesar:

***El contenido de este sitio web es solo para fines informativos, es de caråcter general y no estå destinado a diagnosticar, tratar, curar o prevenir ninguna enfermedad, y no constituye asesoramiento profesional. La información en este sitio web no debe considerarse completa y no cubre todas las enfermedades, dolencias, condiciones físicas o su tratamiento. Debe consultar con su médico antes de comenzar cualquier programa de ejercicios, pérdida de peso o atención médica y / o cualquiera de los tratamientos de belleza.