¿Cuándo pueden comer cerezas los bebés?

¿Pueden los bebés comer cerezas?

Una pregunta frecuente es: "¿Cuándo pueden comer cerezas los bebés? Lo mejor es introducir esta fruta a los 8 meses. Sin embargo, tras consultar a un pediatra, puedes empezar a darle Cerezas cuando empiece con los semisólidos a los 6 meses. Como contienen ácido cítrico, dale cerezas en pequeñas porciones y estate atenta a posibles reacciones.

Valor nutricional de las cerezas

Las cerezas son una buena fuente de betacaroteno y vitamina C, y están absolutamente libres de grasa, colesterol y sodio. Una cereza madura contiene aproximadamente un 82% de agua. Una taza de cerezas, unos 150 gramos aproximadamente, tendrá unas 85 - 90 calorías. La misma cantidad de fruta contendrá unos 3 gramos de fibra y un poco de calcio (36mg), proteínas (1,65gms) y hierro (0,85mg) también. El contenido de potasio en una taza de cerezas es de unos 260 miligramos y también está reconocido como uno de los mejores entre las frutas ricas en antioxidantes. Controla la hormona melatonina, que ayuda a regular el ciclo del sueño.

Cómo seleccionar y conservar las cerezas para los bebés

Busca siempre cerezas maduras y de color rojo uniforme, con la piel firme pero que no estén duras al apretarlas. Evita las que tengan cortes, magulladuras o un tallo rancio y seco. Busca las de color oscuro, ya que cuanto más oscuro sea el color, más dulce será la cereza.

Las cerezas frescas deben envolverse en una bolsa de plástico y guardarse en el frigorífico sin lavarlas. Puedes lavarlas justo antes de comerlas o utilizarlas. Sin embargo, recuerda siempre sacarlas del frigorífico unas horas antes de comerlas, ya que saben mejor a temperatura ambiente.

CĂłmo preparar la papilla de cerezas

En primer lugar, retira los rabos de las cerezas y límpialas bien. En caso de que las encuentres demasiado blandas o con mellas y manchas, descártalas. A continuación, córtalas por la mitad y dóblalas para deshuesarlas. Una vez hecho esto con todas las cerezas, ponlas en una batidora y haz un puré. Puedes hacer un puré dejando algunos trozos o licuarlo finamente. Cuanto más lo licúes, más fluido será. Puedes dárselo a tu bebé con una cuchara o mezclarlo con otros alimentos, como puré de manzana o de pera, y para los niños mayores, puedes mezclarlo con pollo o en las gachas.

Beneficios de las cerezas para los bebés

  1. Las cerezas contienen más betacaroteno que los arándanos y las fresas. Por lo tanto, aumentan la inmunidad del bebé, hacen que la piel brille y mantienen los ojos sanos.
  2. Contiene una buena cantidad de fibra que ayuda a prevenir el estreñimiento y contribuye a un correcto movimiento intestinal.
  3. La fruta es rica en antioxidantes que contribuyen al desarrollo y al buen funcionamiento del cerebro del bebé.
  4. Previene la anemia, ya que la fruta es rica en hierro.
  5. La fruta regula la melatonina, una hormona que induce el buen sueño en los bebés que duermen menos.
  6. La cereza es una fruta jugosa y está compuesta por unos dos tercios de agua. Por lo tanto, comer cerezas puede mantener al bebé hidratado.
  7. El contenido de calcio de las cerezas ayuda a desarrollar unos huesos sanos.
  8. El contenido de antocianina de las cerezas reduce la inflamaciĂłn y, por tanto, previene los dolores del cuerpo.

Precauciones que hay que tomar antes de dar cerezas a tu hijo

Es imprescindible comprobar si tu hijo tiene alergia al polen. En caso de que la padezca, las cerezas son un auténtico "no-no".

Incluso puedes consultar a un alergólogo y hacer la prueba de la alergia a las cerezas que pueda tener tu bebé, bajo su supervisión.

Si el resultado de la prueba de tu hijo es negativo para la alergia a las cerezas, puedes darle cerezas, pero sólo después de pelar la piel, ya que es gruesa y difícil de masticar para los bebés.

Para los bebĂ©s que acaban de empezar con los semisĂłlidos, lo mejor es el purĂ© de cerezas y, si haces baby led weaning o alimentaciĂłn guiada por el bebĂ©, puedes cortarlas en tiras finas y dárselas como alimento para los dedos.

Recuerda siempre deshuesar las cerezas antes de dárselas a tu bebé.

¿Puede su bebé ser alérgico a las cerezas?

La alergia a las cerezas es bastante rara, pero hay personas que la padecen. Especialmente si tu bebé sufre de alergia al polen, entonces también puede ser alérgico a las cerezas. La ingesta de una cereza puede provocar el síndrome de alergia al polen, en el que la boca empieza a picar con o sin un poco de hinchazón de los labios, la lengua, el paladar, la garganta, la nariz que gotea y los ojos llorosos. En casos muy raros, el bebé puede sufrir síntomas graves como anafilaxia, urticaria o problemas gastrointestinales como vómitos, diarrea y calambres de estómago.

También te puede interesar:

***El contenido de este sitio web es solo para fines informativos, es de carácter general y no está destinado a diagnosticar, tratar, curar o prevenir ninguna enfermedad, y no constituye asesoramiento profesional. La información en este sitio web no debe considerarse completa y no cubre todas las enfermedades, dolencias, condiciones físicas o su tratamiento. Debe consultar con su médico antes de comenzar cualquier programa de ejercicios, pérdida de peso o atención médica y / o cualquiera de los tratamientos de belleza.

Comparte este artĂ­culo!