Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado
 

preparacion parto

Llegado el último trimestre de embarazo, la futura madre debe realizar la llamada preparación al parto.

Son clases generalmente impartidas por matronas que ayudan a la mujer a estar en forma, a saber respirar de modo adecuado, a resolver dudas, a conocer su cuerpo de embarazada, saber identificar señales, saber identificar el pre-parto, las señales de parto.

Generalmente antes de iniciar las clases del tercer trimestre, hay dos charlas previas que se hacen coincidir con el primer y segundo trimestre de la embarazada. Son charlas donde se informa a la mujer de lo que puede esperar: síntomas, dolores, cambios corporales y hormonales, riesgos, señales de alarma. A veces, según el centro pueden incluso participar otros profesionales de la salud como ginecólogos, pediatras, asesoras de lactancia. Aunque por norma general suelen ser las matronas las encargadas de impartir estos conocimientos a las futuras madres.

Hay una parte teórica, donde se tocan temas como el desarrollo del feto, las diferentes fases del parto, cómo tratar y cuidar al bebé en los primeros momentos. Esta parte también se aprovecha para abordar el plano psicológico, las mujeres se juntan, intercambian experiencias, se consultan dudas, la matrona aclara, participa, interviene, corrige incluso falsas creencias o mitos y en definitiva ayuda a las mujeres a cambiar incluso hábitos poco adecuados de cuidado y atención al bebé.

En esta parte teórica se trata también la lactancia materna, se informa a la madre de lo que debe esperar nada más que nazca su bebé, el calostro, la subida de la leche, las mejores posturas para amamantar, el correcto agarre de la criatura al pecho. Se informa a las futuras mamás de las posibles complicaciones (mastitis, grietas, etc) y qué hacer, o dónde poder acudir.

La parte práctica incluye gimnasia prenatal, técnicas de relajación y control de la respiración, conocimiento del propio cuerpo, entrenamiento para las diferentes fases del parto (saber identificarlas y actuar), posturas más adecuadas para favorecer una pronta dilatación. Se trabaja mucho la respiración durante las contracciones y el empuje en la fase de expulsivo. Las mujeres que han seguido estos cursos de preparación al parto, y vencieron su miedo, aseguran que gracias a estas técnicas consiguieron controlar el dolor y sabían exactamente qué hacer en cada momento. Si además sus parejas habían asistido a estos cursos con ellas, la experiencia de parto es vivida de un modo más satisfactorio, seguro y controlado.