higiene en el embarazo

En términos generales una mujer embarazada no es una mujer enferma. El sentido común dicta las diversas precauciones higiénicas que deben tomarse:

  • Higiene personal
  • La higiene de la ropa
  • Higiene de los alimentos

Higiene corporal

Es prácticamente lo mismo que fuera del embarazo.

Cuidado facial

Por la noche, es aconsejable limpiarse la cara con una leche neutra y luego enjuagarse con agua fresca. El uso de una loción tónica sin alcohol es posible. Una vez que la cara esté limpia y despejada, la mujer embarazada puede aplicar una crema protectora. Por la mañana, es aconsejable enjuagar la cara con agua fresca, limpiarla y aplicar la misma crema que por la noche.

Higiene dental

Para evitar las caries cepilla los dientes después de cada comida. Evita los alimentos con mucha azúcar y visita al dentista si es necesario. Es normal que las encías se inflamen y sangren con facilidad, aunque esto ocurra, no dejes el cepillado, hazlo de forma suave. â‡’ Embarazo y salud dental. Lo que necesitas saber

Pelo

No se daña durante el embarazo. Incluso tienden a ser más flexibles y también brillantes; de hecho, se benefician de una importante irrigación hormonal. Sin embargo, es importante evitar la permanente o la coloración. â‡’ Â¿Es peligroso teñirse el pelo durante el embarazo?

Cuidado del cuerpo

A medida que las glándulas sudoríparas ayudan a los riñones a eliminar los productos de desecho del bebé así como los de la mujer embarazada, la transpiración aumenta. Por lo tanto, una mujer debe cuidar su cuerpo lavándose a menudo y tan a fondo como sea posible. El picor o una infección del tracto urinario puede comenzar rápidamente si la limpieza es cuestionable.

Prepara la llegada de tu bebé con hasta un 15% de descuento ⬇⬇⬇lista de nacimiento bebe

Ducharse es mejor que bañarse, aunque el baño no está contraindicado. No olvides usar alfombras antideslizantes y acostúmbrate a no cerrar la puerta con llave.

La piel

Durante el embarazo es normal que aparezcan manchas en la cara (cloasma) y que aumente la pigmentación de la línea media del abdomen (línea alba) y de las areolas mamarias. Esto ocurre por las hormonas y cuando pase el embarazo irá desapareciendo. No te expongas al sol y usa protección solar alta.

Necesitas estar hidratada durante todo el embarazo. Los efectos del aumento de peso, la eliminación menos regular de desechos y los cambios hormonales permiten que la celulitis se afiance. Para la piel, es mejor usar una crema hidratante e hipoalergénica.

Estrías

Son rayas que aparecen en la piel del abdomen, los pechos y los muslos. Se deben a un aflojamiento de las fibras elásticas de la piel, ligado al estado de embarazo. Al principio son más o menos rojizas, luego se vuelven blancas y permanecen indelebles. En realidad, no existe un tratamiento eficaz, ni preventivo ni curativo (se pueden recomendar cremas destinadas a prevenir la aparición de estrías).

Higiene íntima

Pérdida de sangre o flujo sospechoso: por mínimo que sea, se debe consultar sin demora.

Las secreciones vaginales son más abundantes durante el embarazo, mantén una buena higiene. Está desaconsejado darse duchas vaginales. Utiliza la ropa interior de algodón y cambiar a diario.

No es recomendable utilizar desodorantes íntimos, talcos ni sales de baño o burbujas.

Utiliza un jabón específico para la zona.

Higiene de la ropa

La ropa debe ser adecuada al clima. Importante que las prendas sean cómodas y adaptadas al desarrollo del embarazo; no deben quedar apretadas.

El sujetador

Es esencial durante el embarazo. No hay ningún músculo en el seno que pueda evitar que se dilate cuando se expande o que lo sostenga cuando se vuelve demasiado pesado. Los pectorales son los músculos que sostienen los senos.

Como el soporte adecuado de los pechos depende de los pectorales, la mujer embarazada debe trabajar estos músculos presionándolos muy fuerte y repetidamente, con las manos abiertas una contra la otra. Este ejercicio debe repetirse diariamente.

También se recomienda usar un sostén de calidad desde el comienzo del embarazo. Debe sostener bien sin aplastar. 

Los zapatos

Deben proporcionar un apoyo estable y evitar el exceso de lordosis lumbar.

A evitar: tanto los tacones de aguja, que son inestables y causan una fatiga innecesaria, como los tacones planos que cansan el arco del pie.

Higiene de alimentos

El clásico "comer por dos" debe ser desterrado para siempre.

Una mujer embarazada no debe aumentar más de 8 a 10 kg de peso durante su embarazo, un promedio de 1 kg por mes.

El exceso de peso no sólo es un problema estético, sino también un peligro real para el feto (obesidad infantil) y, a veces, para la propia madre (dificultad para perder esos kilos de más).

No se saltes las comidas, ya que esto puede llevar a que se produzcan carencias de alimentos.

Realiza 3 comidas principales + meriendas (ya sea por la mañana o por la tarde)

Antojos: si no son contrarios a una dieta equilibrada, deben ser satisfechos sin remordimientos. A menudo corresponden a las necesidades reales del cuerpo.

Toma un promedio de 2100 a 2250 calorías cada día, apenas más de lo normal (1800-2000 calorías).

La dieta de una mujer embarazada debe ser variada; de hecho, debe satisfacer las crecientes necesidades del cuerpo materno y, sobre todo, debe proporcionar al feto los elementos necesarios para su crecimiento.

Al principio del embarazo (los primeros 3 meses), el equilibrio de la dieta es difícil, ya que el embarazo se establece con su procesión de pequeños trastornos: náuseas, vómitos, asco temporal, estreñimiento, acidez estomacal.

La dieta es esencial para el desarrollo adecuado del feto.

  • Para limitar el riesgo de infección de listeriosis, elige lácteos pasteurizados.
  • Para reducir el riesgo de toxoplasmosis, es importante cocinar las carnes a todo su espesor y evitar comer carne marinada, ahumada o asada.
  • Cocinar las verduras hace que pierdan algunas de sus vitaminas, pero facilita su digestión (evita la sensación de pesadez).
  • Se recomienda lavar las frutas y verduras para evitar la infección.
  • Hay que evitar las grasas saturadas (patatas fritas, embutidos...) de difícil digestión y elegir las grasas saludables.
  • Bebe al menos 1,5 litros de agua al día para prevenir las infecciones del tracto urinario, que son comunes durante el embarazo + la hidratación.
  • El café y el té son estimulantes, no los uses en exceso.
  • Prohibido el consumo de alcohol.

Para reducir el riesgo de infecciones transmitidas por los alimentos:

  • Lávate las manos antes de manipular los alimentos.
  • Cocina los alimentos de origen animal tanto como sea posible (para evitar la toxoplasmosis).
  • Lava las frutas y verduras.
  • Limpia (al menos dos veces al mes) y luego desinfecta la nevera y todas las superficies de la cocina a diario.

También te puede interesar leer: 

***El contenido de este sitio web es solo para fines informativos, es de carácter general y no está destinado a diagnosticar, tratar, curar o prevenir ninguna enfermedad, y no constituye asesoramiento profesional. La información en este sitio web no debe considerarse completa y no cubre todas las enfermedades, dolencias, condiciones físicas o su tratamiento. Debe consultar con su médico antes de comenzar cualquier programa de ejercicios, pérdida de peso o atención médica y / o cualquiera de los tratamientos de belleza.

Comparte este artículo!