Monitorización fetal durante el embarazo y el parto

Monitorización fetal, para comprobar si el bebé está bien

La monitorizaci√≥n fetal permite controlar la frecuencia card√≠aca del beb√© en el √ļtero. ¬ŅC√≥mo funciona? ¬ŅCu√°ndo se utiliza? ¬ŅQu√© puede se√Īalar?

La monitorización fetal es una forma indirecta de evaluar la salud del feto durante el embarazo y el parto. Las alteraciones del ritmo cardíaco indican un estado de sufrimiento agudo del bebé, que puede requerir su rápida extracción.

Monitorización fetal: el principio

La monitorización fetal o electrocardiotografía es una técnica de registro electrónico de la frecuencia cardíaca fetal. Desarrollada a partir de la década de 1960, la monitorización se ha convertido rápidamente en uno de los principales métodos de control del bienestar fetal durante el embarazo y el parto.

La monitorización fetal permite controlar 5 cosas: la presencia de contracciones uterinas, la frecuencia cardíaca fetal básica (120-160 en el feto), la variabilidad de esta frecuencia y la aceleración o ralentización del ritmo cardíaco. Son muchos los parámetros que influyen en el estado del feto.

La monitorización de la frecuencia cardíaca fetal puede detectar cualquier anomalía que indique un sufrimiento agudo del bebé (disminución de la oxigenación, es decir, hipoxia aguda). La hipoxia puede provocar la muerte del feto o graves secuelas psicomotoras.

Ejemplos de posibles anomalías del ritmo cardíaco

  • Disminuci√≥n de la frecuencia card√≠aca basal (bradicardia): puede reflejar un estado de hipoxia fetal, puede estar asociado a una compresi√≥n prolongada del cord√≥n umbilical.
  • Aumento de la frecuencia card√≠aca basal (taquicardia): hipoxia fetal temprana (falta de ox√≠geno), infecci√≥n fetal, fiebre materna.
  • Fluctuaci√≥n reducida de la frecuencia card√≠aca b√°sica: puede indicar asfixia fetal.
  • Desaceleraciones prolongadas: indicativas de hipoxia fetal.

Prepara la llegada del beb√© ‚áďlista de nacimiento bebe

Monitorización fetal: control del bebé durante el embarazo y el parto

En cuanto hay una patolog√≠a materna o fetal, se vigila al beb√©. ¬ŅLos principales casos que requieren seguimiento? Amenaza de parto prematuro, diabetes o hipertensi√≥n, retraso del crecimiento intrauterino (RCI). La monitorizaci√≥n fetal tambi√©n se realiza si el feto se mueve menos o si la madre est√° hospitalizada. La frecuencia del seguimiento depende de la patolog√≠a: puede ser una vez por quincena hasta varias veces al d√≠a en los casos graves. En caso de seguimiento patol√≥gico, se puede decidir la extracci√≥n del beb√©, la mayor√≠a de las veces por ces√°rea.

La monitorización de la frecuencia cardíaca fetal es también un elemento clave en el seguimiento del proceso de parto. El registro continuo de la frecuencia cardíaca del feto permite ver cómo el bebé se enfrenta a las contracciones uterinas, que modifican el flujo sanguíneo en la placenta y reducen el suministro de oxígeno. Si el registro no indica ninguna anomalía en la frecuencia cardíaca del feto, se sabe que el bebé está bien y no es necesario realizar más controles. Este método tiene un alto valor predictivo negativo.

Si el registro muestra anomal√≠as, se pueden utilizar t√©cnicas de segunda l√≠nea introduciendo sensores en el interior del √ļtero (pulsioximetr√≠a fetal, electrocardiograma fetal...). Esta monitorizaci√≥n interna permite obtener registros de la variabilidad exacta de la frecuencia card√≠aca fetal -al ser la monitorizaci√≥n muy sensible, las anomal√≠as registradas no siempre indican sufrimiento fetal- y ver si el ni√Īo debe nacer r√°pidamente mediante f√≥rceps o ces√°rea. Sin embargo, algunas anomal√≠as de la frecuencia card√≠aca fetal pueden corregirse o mejorarse cambiando la posici√≥n de la madre (si las anomal√≠as est√°n relacionadas con el cord√≥n umbilical), actuando sobre el ritmo de las contracciones (cuando el sufrimiento fetal se debe a una actividad demasiado intensa del √ļtero) o bajando la temperatura de la madre si tiene fiebre...

Monitorización fetal: Cómo funciona

El monitor electrónico o cardiotocógrafo está equipado con dos sensores.

El primero, un sensor de ultrasonidos Doppler, mide la frecuencia cardíaca del feto. Se recubre con gel de ultrasonidos, se coloca en el vientre de la madre en el lado de la espalda del feto y se sujeta con una correa.

El segundo sensor, se coloca en el vientre de la madre a la altura del fondo uterino y se fija con una correa, pero sin gel.

La monitorizaci√≥n se deja durante una media de 30 minutos. Una vez puesto en marcha el cardiotoc√≥grafo, aparecen dos l√≠neas en el papel de desplazamiento: la l√≠nea superior muestra los latidos del beb√©, la del medio sus movimientos y la inferior los movimientos del √ļtero. S√≥lo un profesional de la salud puede interpretar un seguimiento.

También te puede interesar leer:

*** El contenido de este sitio web es solo para fines informativos, es de carácter general y no está destinado a diagnosticar, tratar, curar o prevenir ninguna enfermedad, y no constituye asesoramiento profesional. La información en este sitio web no debe considerarse completa y no cubre todas las enfermedades, dolencias, condiciones físicas o su tratamiento. Debe consultar con su médico antes de comenzar cualquier programa de ejercicios, pérdida de peso o atención médica y / o cualquiera de los tratamientos de belleza.

Comparte este artículo!

Menudo Embarazo: Gu√≠a sobre el embarazo      ingl√©s para ni√Īos