Cómo reforzar la inmunidad durante el embarazo

Durante el embarazo, tienes que cuidarte mucho porque no sólo te estás cuidando a ti, sino también a tu bebé. Tu inmunidad es una de las principales preocupaciones, al igual que la de tu hijo. Tu sistema inmunitario es como un escudo: te protege de las enfermedades, los gérmenes, las toxinas y las infecciones, ofreciéndote resistencia. El sistema de defensa propio de tu cuerpo, el sistema inmunitario, es uno de los sistemas más importantes de tu cuerpo, sin el cual el funcionamiento de tus órganos y tu salud en general pueden verse comprometidos.

Se dice que las mujeres embarazadas son más propensas a contraer enfermedades e infecciones que las que no lo están, por lo que es imprescindible que la futura madre haga todo lo posible por mantener su sistema inmunitario en óptimas condiciones. Esto se debe a que el cuerpo disminuye su inmunidad para que el organismo de la madre no rechace al bebé.

¿Qué ocurre si tienes el sistema inmunitario debilitado durante el embarazo?

Lo que te pasa a ti, le pasa a tu hijo. Así, si tu sistema inmunitario está debilitado, estás facilitando la entrada y el desarrollo de infecciones, toxinas y gérmenes.

Verás que acabas teniendo una gripe muchas veces más de lo habitual.

El cansancio y la fatiga son comunes durante el embarazo, pero si tu inmunidad es baja, entonces verás un nuevo nivel de cansancio y fatiga.

Las náuseas matutinas también son habituales durante el embarazo, pero al igual que el cansancio y la fatiga, las sufrirás más de lo habitual, gracias a un sistema inmunitario débil.

Vitaminas energizantes para reforzar el sistema inmunitario

No olvides las vitaminas adecuadas para reforzar tu sistema inmunitario.

  • La vitamina C protege contra las infecciones. Se puede encontrar en las naranjas, los pimientos o las fresas.
  • La vitamina E es un muy buen antioxidante y puede encontrarse en las almendras, las semillas de girasol y los cacahuetes.
  • Necesaria para la visión y aliada del sistema inmunitario, la vitamina A se encuentra en las zanahorias, las calabazas o la col rizada.
  • El cuerpo sintetiza la vitamina D en respuesta a la exposición a los rayos UV. Interviene en el buen funcionamiento del sistema inmunitario. Para satisfacer la ingesta, toma pescado azul como el salmón, chocolate negro o yema de huevo.
  • El Ã¡cido fólico o la vitamina B9 intervienen en la formación de los glóbulos blancos. Se encuentran en las espinacas, los espárragos y las lentejas.

Alimentos antifatiga que debes incluir en tu plato

Hay que dosificarlos sabiamente en función de su contenido en lípidos e hidratos de carbono, pero también de su potencial energético. Para ello, puedes contar con las sardinas en aceite, que son ricas en DHA y magnesio, así como con el marisco, los frutos secos (nueces, almendras, avellanas, etc.), el pan integral, el arroz integral y el chocolate negro (al 85% o más), que tiene un interesante contenido en magnesio. El café también es una buena fuente de magnesio, pero es mejor atenerse a la recomendación clásica durante el embarazo, no más de dos tazas pequeñas al día. Algunas especias, como el jengibre y el curry, también pueden tener un efecto antibacteriano, pero debe medirse con lo que se puede tolerar.

Por último, la jalea real. Esta fascinante sustancia producida por las abejas contiene varios ingredientes activos que son útiles para el sistema inmunológico.

El sistema inmunitario de una mujer embarazada necesita descansar

No es ninguna primicia, cuando se está cansado es más fácil coger el primer resfriado que aparezca. Esto es inevitable, ya que la fatiga tiende a debilitar nuestros glóbulos blancos, que se supone que están en guardia. Al final del embarazo, el sueño no siempre es fácil. Lo mejor es adoptar un ritmo de vida tranquilo por la noche, cenar ligero e invertir rápidamente en un cojín de lactancia que te permita apoyar tu redondeado vientre en una masa suave y acogedora. Un poco de comodidad ayuda a dormir mejor. Y si el insomnio se instala durante el embarazo, consultar al médico es una buena alternativa, porque existen remedios naturales para el insomnio durante el embarazo.

Consejos para reforzar el sistema inmunitario durante el embarazo

Estos son algunos consejos para reforzar el sistema inmunitario durante el embarazo:

🤰🏻👶🏻🎁 Crea tu lista de nacimiento y actualízala siempre que quieras. Comparte tu lista con familiares y amigos para que puedan acertar con el regalo que necesitas â‡“⇓⇓

lista de nacimiento bebe 

  1. Toma probióticos con regularidad. Los probióticos se encuentran de forma natural en alimentos como el kéfir, el yogur y el chucrut, pero también puedes tomar suplementos de venta libre en farmacias o en el supermercado. Los probióticos ayudan a aumentar tu inmunidad y la de tu hijo. También pueden ayudar a proteger a tu hijo de asma y alergia a largo plazo.
  2. Asegúrate de llevar una dieta nutritiva. El embarazo puede hacer que se te antojen muchas cosas raras y, aunque está bien darse un capricho de vez en cuando, tienes que recordar que estás comiendo por dos personas: tú y tu hijo, y éste necesita una comida buena y sana. Asegúrate de que tomas suficientes proteínas, hidratos de carbono, grasas, vitaminas y todo lo que se pueda necesitar, ya que estos alimentos ayudan a reforzar el sistema inmunitario durante el embarazo.
  3. Asegúrate de dormir lo suficiente. Tu cuerpo necesita estar bien descansado durante el embarazo y más aún si piensas reforzar tu inmunidad. Tu cuerpo está lidiando con muchas cosas en este momento, física, emocional y fisiológicamente. Descansa bien.
  4. Asegúrate de tener un entorno positivo a tu alrededor. La risa, de hecho, también puede ayudar a reforzar tu inmunidad, por sorprendente que parezca. Sumergirse en un ambiente negativo es lo último que necesitas durante el embarazo.
  5. Aumenta la cantidad de vitamina D. Esto ayuda a tu inmunidad, reforzándola y ayudando a la fertilidad.
  6. El zinc es otro elemento que también debes consumir.
  7. Mantente hidratada. El agua debería ser el elixir de la vida, teniendo en cuenta lo mucho que dependemos de ella. Asegúrate de tomar de 8 a 12 vasos de agua al día sin falta.
  8. Haz ejercicio con regularidad. Esto es muy beneficioso tanto para ti como para tu bebé, ya que el cuerpo necesita realmente el ejercicio. Puede ayudar a controlar la temperatura corporal, regular el flujo sanguíneo y ayudar al equilibrio hormonal.

⇒ Alimentos que se deben evitar cuando se está Embarazada

⇒ Â¿Cómo y qué comer durante el embarazo?

⇒ 13 Recetas de postres para el embarazo

🔅 También te puede interesar leer:

***El contenido de este sitio web es solo para fines informativos, es de carácter general y no está destinado a diagnosticar, tratar, curar o prevenir ninguna enfermedad, y no constituye asesoramiento profesional. La información en este sitio web no debe considerarse completa y no cubre todas las enfermedades, dolencias, condiciones físicas o su tratamiento. Debe consultar con su médico antes de comenzar cualquier programa de ejercicios, pérdida de peso o atención médica y / o cualquiera de los tratamientos de belleza.

Comparte este artículo!

Menudo Embarazo: Guía sobre el embarazo      inglés para niños