¿Puede una mujer embarazada comer chocolate? embarazo

¿Es seguro el chocolate durante el embarazo?

Todo el chocolate (con leche, negro y blanco) se puede consumir con moderación al principio del embarazo. En el tercer trimestre hay que reducir el consumo de chocolate. El chocolate contiene cafeína, por lo que debes controlar su consumo.

¿Cuánto chocolate se puede comer sin peligro durante el embarazo?

El chocolate tiene muchas calorías, grasas y azúcares, por lo que debe consumirse con moderación. La mayoría de nosotras lo sabemos, incluso cuando no estamos embarazadas.

Debes tener especial cuidado en limitar tu consumo de chocolate si:

  • Tienes sobrepeso y estás intentando controlar tu consumo de calorías.
  • Te han diagnosticado diabetes gestacional.
  • Tiene dificultades para controlar su nivel de azúcar en sangre.

En este caso, el chocolate debe limitarse a pequeñas cantidades. Unos 20 g al día deberían estar bien. El chocolate negro de más de 75% es mejor, ya que contiene menos calorías y azúcar, pero también más cafeína.

¿Cuánto chocolate puedo comer si estoy embarazada?

La cantidad de chocolate que puedes comer sin peligro depende de la cantidad de cafeína que estés consumiendo durante el embarazo y de tu estado de gestación. Además del aporte de azúcares y calorías, el chocolate también contiene cafeína. Las mujeres embarazadas deben limitar su consumo diario de cafeína a no más de 200 mg.

Por lo tanto, el número de barritas o cuadrados de chocolate que comas también depende de la cantidad de cafeína que obtengas de otras fuentes, como el té o el café. Cada tableta de chocolate contiene una cantidad diferente de cafeína.

Ten en cuenta que el hecho de que una tableta de chocolate sea baja en cafeína no significa que puedas comer muchas. Una vez más, es mejor comer chocolate con moderación durante el embarazo. Lo que nos lleva a los beneficios e inconvenientes, a continuación.

¿Cuáles son los beneficios del chocolate durante el embarazo? (¿Es bueno o malo?)

Hace tiempo que se estudian los posibles beneficios del chocolate, tanto en el embarazo como en otros casos. He aquí un resumen de algunos de los artículos e investigaciones científicas sobre el chocolate.

Un estudio realizado en 2016 estableció una conexión positiva entre el consumo de chocolate, como alimento rico en flavonoides, y un menor riesgo de preeclampsia y una mejor función de la placenta.

Sin embargo, en ambos casos, no había un grupo de control de mujeres que no comieran chocolate. Esto significa que los resultados son sugerentes, más que concluyentes.

En 2004, un estudio finlandés descubrió que los bebés nacidos de madres que habían comido chocolate durante el embarazo eran más "positivos" y "reactivos". Esto dio lugar a titulares sensacionalistas como "Coma chocolate para tener un bebé feliz".

Sin embargo, una vez más, no se trataba de una conclusión directa de causa y efecto, ya que los investigadores señalaron que podía haber otros factores además del chocolate.

También existe la teoría de que comer chocolate reduce el estrés y te hace más feliz. Sin embargo, una vez más, los resultados no fueron concluyentes.

¿Cuál es la conclusión de todo esto? Hasta que haya más estudios concluyentes, come chocolate con moderación si te hace feliz.

Una cosa que ha establecido científicamente la Sociedad de Endocrinología es que el estado de ánimo de la madre afecta al bebé durante el embarazo, así que si el chocolate te levanta el ánimo, no hay razón para evitarlo, siempre que se disfrute en cantidades moderadas.

¿Puedo comer chocolate en todos los trimestres?

🤰🏻👶🏻🎁 Crea tu lista de nacimiento y actualízala siempre que quieras. Comparte tu lista con familiares y amigos para que puedan acertar con el regalo que necesitas â‡“⇓⇓

lista de nacimiento bebe 

Durante el primer y el segundo trimestre, no hay problema en comer chocolate de vez en cuando, pero con moderación.

En el tercer trimestre del embarazo, debes reducir el consumo de alimentos que contengan polifenoles, y el chocolate es uno de ellos. Esto se debe a que un estudio de 2010 descubrió que las fuentes dietéticas de polifenoles pueden desencadenar la constricción del conducto arterioso fetal, una afección rara pero grave que hace que circule demasiada sangre por los pulmones y el corazón del bebé.

Recuerda que el chocolate, con moderación, suele ser perfectamente válido durante el embarazo; no hay que asustarse si lo has consumido al final del embarazo. Puedes disfrutar del chocolate sin peligro, pero tal vez debas considerar la posibilidad de reducirlo y controlar su consumo. Si tienes alguna duda, consulta a tu médico o matrona.

¿Por qué tengo antojo de chocolate durante el embarazo?

No se sabe exactamente por qué a las mujeres les apetece más el chocolate que otros alimentos durante el embarazo.

En 2014 un grupo de investigadores planteó varias hipótesis sobre por qué se antojaba tanto y tan a menudo el chocolate en el embarazo. No había ninguna relación concluyente entre los antojos de chocolate y los niveles hormonales. Tampoco había ningún déficit nutricional que pudiera haber causado la respuesta biológica de un antojo.

Sin embargo, hay pruebas que sugieren que los antojos de chocolate se deben a la influencia psicológica y cultural. A menudo se anima a las mujeres embarazadas a comer más o a "comer por dos" (a pesar de que el aumento excesivo de peso no es bueno durante el embarazo).

Por lo tanto, se ha propuesto que nos apetece el chocolate porque es una especie de "capricho", y se considera una forma de darse un capricho (y oye, si estás embarazada, te mereces un capricho). Todavía no se sabe si ésta es la razón definitiva, pero es una buena hipótesis.

Tener antojos de chocolate es perfectamente normal, y siempre que se controle su consumo adecuadamente, es un capricho seguro durante el embarazo.

⇒ Alimentos que se deben evitar cuando se está Embarazada

⇒ Â¿Cómo y qué comer durante el embarazo?

⇒ 13 Recetas de postres para el embarazo

🔅 También te puede interesar leer:

***El contenido de este sitio web es solo para fines informativos, es de carácter general y no está destinado a diagnosticar, tratar, curar o prevenir ninguna enfermedad, y no constituye asesoramiento profesional. La información en este sitio web no debe considerarse completa y no cubre todas las enfermedades, dolencias, condiciones físicas o su tratamiento. Debe consultar con su médico antes de comenzar cualquier programa de ejercicios, pérdida de peso o atención médica y / o cualquiera de los tratamientos de belleza.

Comparte este artículo!

Menudo Embarazo: Guía sobre el embarazo      inglés para niños