¿Puede una mujer embarazada comer Coliflor? Embarazo

¿Es seguro comer coliflor durante el embarazo?

La coliflor es uno de esos alimentos que confunden a muchas futuras madres. ¿Los beneficios de su consumo superan los riesgos durante el embarazo?

¿Se puede comer coliflor durante el embarazo?

Esta es una pregunta que está en la mente de muchas mujeres embarazadas. Durante el embarazo, la decisión de comer o no un determinado alimento debe tomarse teniendo en cuenta su valor nutricional, su coste, su disponibilidad, así como los riesgos de su consumo.

La coliflor y otras plantas crucíferas, como la col, el brócoli y la col rizada, son seguras para el consumo humano, incluso durante el embarazo, a menos que se tenga alergia o hipersensibilidad a esas plantas, o se tome warfarina.

Sin embargo, como todas las verduras, la coliflor es propensa a la contaminación. Compra coliflor lo más fresca posible y corta las zonas magulladas o dañadas. Aclárela bajo el grifo durante al menos 30 segundos. Es mejor volver a enjuagar las verduras después de cortarlas.

La coliflor es un alimento con alto contenido en FODMAP, lo que significa que las personas que padecen el síndrome del intestino irritable o afecciones similares son propensas a sufrir calambres y gases cuando comen ciertos tipos de carbohidratos. El contenido de fibra de la coliflor también puede provocar gases.

Las verduras bajas en FODMAP, como las zanahorias, los pepinos y las patatas, pueden ser más adecuadas si la coliflor te causa malestar estomacal.

¿Pueden las mujeres embarazadas comer coliflor cruda?

Es relativamente seguro comer coliflor cruda si se ha lavado correctamente. La coliflor suele estar rociada con pesticidas y a veces contiene pequeños bichos escondidos en los ramilletes: ¡dos buenas razones para lavarla bien!

Ten en cuenta que las molestias digestivas son habituales durante el embarazo, por lo que la coliflor cocida, en lugar de cruda, será más fácil para tu sistema digestivo.

Por qué la coliflor es buena para las embarazadas

🤰🏻👶🏻🎁 Crea tu lista de nacimiento y actualízala siempre que quieras. Comparte tu lista con familiares y amigos para que puedan acertar con el regalo que necesitas â‡“⇓⇓

lista de nacimiento bebe 

La coliflor es una verdura baja en calorías, con sólo 23 calorías por cada 100 gramos, y es una buena fuente de vitaminas y minerales.

La coliflor es una excelente fuente de vitamina C, con un 74% de la cantidad diaria recomendada en una ración de 100 gramos.

Por lo tanto, si el zumo de naranja y los cítricos, como las naranjas, los pomelos o las limas, te resultan demasiado difíciles de digerir durante el embarazo, la coliflor es una opción mucho más sabrosa, y además con mucho menos azúcar.

La vitamina C es importante en cualquier etapa del embarazo. En particular, durante el tercer trimestre, los niveles tienden a ser más bajos durante esta etapa del embarazo que en los dos primeros trimestres debido a los cambios fisiológicos. La deficiencia de vitamina C también puede estar asociada a algunas complicaciones del embarazo, por lo que es importante consumir suficiente en la dieta.

Algunos estudios han demostrado que la vitamina C puede reducir el riesgo de partos prematuros, hipertensión gestacional, diabetes gestacional y rotura prematura de las membranas de la placenta, entre otros. También es responsable de mejorar la absorción de hierro, que es fundamental para el crecimiento del feto y el desarrollo del embarazo.

La coliflor también contiene pequeñas cantidades de vitamina A. Sólo contiene el 0,2% de la CDR en una ración de 100 gramos, ¡pero todo cuenta! Una porción de coliflor de este tamaño también aporta el 1,2% de tu dosis diaria de calcio y el 1,8% de las necesidades diarias normales de hierro.

100 gramos de coliflor contienen el 11% de la cantidad diaria recomendada de folato. El folato (también conocido como vitamina B9) es una de las vitaminas más importantes durante el embarazo, e incluso antes de quedarse embarazada.

Es importante para el crecimiento y el desarrollo del feto, mientras que las deficiencias se han relacionado con la anemia y la neuropatía periférica en las madres y las anomalías congénitas en el feto, así como el nacimiento prematuro.

La coliflor también contiene trazas de vitamina E, tiamina, riboflavina, niacina, ácido patógeno, zinc y selenio.

Una ración de 100 gramos de coliflor también contiene el 17% de tu dosis diaria de vitamina K. Es fundamental evitar la carencia de vitamina K durante el embarazo, ya que ayuda a la coagulación de la sangre.

En definitiva, la coliflor es una verdura baja en calorías y llena de nutrientes que es una gran idea para comer durante el embarazo. Lo único que hay que hacer es prepararla adecuadamente.

Platos con coliflor y seguridad en el embarazo

La coliflor aparece en muchos platos populares hoy en día, así que aquí tienes una guía para comerla cuando estás embarazada:

La coliflor con queso gratinado es generalmente seguro, pero depende del tipo de queso que se pretenda utilizar. Los quesos duros, como el cheddar y el parmesano, que aparecen en la mayoría de las recetas con coliflor, son seguros.

El feta, el brie, el gorgonzola, el camembert, el queso fresco y el roquefort no son aconsejables para comer durante el embarazo, ya que pueden estar hechos con leche no pasteurizada.

Las bacterias de la listeria se eliminan al calentar todos los quesos, así que si comes coliflor con queso caliente/fundido, no debería pasar nada. El gouda y el suizo también son "quesos duros" seguros, mientras que el feta, el halloumi y la mozzarella son seguros si se elaboran con leche pasteurizada. â‡’ Guía para Comer queso de forma segura durante el embarazo

La pizza de coliflor se elabora con una corteza de coliflor en lugar de una base de pizza de harina, que es segura siempre que los ingredientes de la pizza sean seguros para el embarazo.

En el caso de la pizza, no es la base, sino el relleno, lo que hay que comprobar cuando se está embarazada. Mientras el queso, la carne y las verduras estén bien cocinados, la pizza de coliflor es segura. Para más información, consulta nuestra guía sobre la pizza durante el embarazo.

El arroz de coliflor es una coliflor rallada, que puede estar cocida o no. Es ideal para comidas ligeras si el arroz normal te resulta demasiado pesado y es una forma práctica de comer más verduras.

Lo mejor es cocer el arroz o freírlo y sazonarlo con especias, la mayoría de las cuales son seguras en la alimentación.

En general, la coliflor es beneficiosa durante el embarazo por su alto contenido en vitamina C y folato, y puede incorporarse a innumerables platos para obtener un impulso nutricional adicional. Si no eres alérgica a ella y no tienes problemas digestivos, también puede comerse cruda en ensaladas o utilizarse para salsas.

⇒ Alimentos que se deben evitar cuando se está Embarazada

⇒ Â¿Cómo y qué comer durante el embarazo?

⇒ 13 Recetas de postres para el embarazo

🔅 También te puede interesar leer:

***El contenido de este sitio web es solo para fines informativos, es de carácter general y no está destinado a diagnosticar, tratar, curar o prevenir ninguna enfermedad, y no constituye asesoramiento profesional. La información en este sitio web no debe considerarse completa y no cubre todas las enfermedades, dolencias, condiciones físicas o su tratamiento. Debe consultar con su médico antes de comenzar cualquier programa de ejercicios, pérdida de peso o atención médica y / o cualquiera de los tratamientos de belleza.