Consulta con el anestesista: Imprescindible antes del parto

Tanto si piensas ponerte la epidural como si no, es esencial que te reúnas con un anestesista antes del parto. De este modo, el equipo médico dispondrá de toda la información necesaria y podrá intervenir con total seguridad en caso de que sea necesaria una anestesia.

¿En qué consiste la consulta pre-anestésica?

Es necesario reunirse con un anestesista antes del parto para mejorar la seguridad anestésica en caso de que se aplique la epidural, tanto si se desea desde el principio como si la paciente la solicita durante el parto, o en caso de cesárea programada. Durante el trabajo de parto, durante el expulsivo y después del parto, también puede ser necesaria la anestesia (cesárea de urgencia, uso de fórceps, revisión uterina, etc.). La información recopilada durante esta consulta se registra en el expediente obstétrico y así puede ser consultada fácilmente por el anestesista de guardia si se requiere su presencia durante el parto.

¿Cuándo hay que pedir cita con el anestesista?

El ginecólogo o la matrona suelen aprovechar la última consulta prenatal obligatoria, al principio del octavo mes de embarazo, para recordar a sus pacientes que pidan cita con el anestesista. La consulta preanestésica debe tener lugar cerca de la fecha del parto, idealmente entre la semana 36 y 37 de embarazo.

¿Qué ocurre durante la consulta?

🤰🏻👶🏻🎁 Crea tu lista de nacimiento y actualízala siempre que quieras. Comparte tu lista con familiares y amigos para que puedan acertar con el regalo que necesitas â‡“⇓⇓lista de nacimiento bebe

La consulta preanestésica suele durar unos quince minutos. Esta cita individual comienza con una serie de preguntas relativas a los antecedentes anestésicos y a los problemas que puedan haber surgido. El médico también hará un balance de tu historial médico, la existencia de alergias, etc. Es esencial responder a todas las preguntas con la mayor precisión y honestidad posible, incluidas las relativas al consumo de medicamentos, drogas, alcohol o tabaco. No hay nada de qué avergonzarse, todo lo que se diga durante esta entrevista es una cuestión de confidencialidad médica.

La consulta continúa con un examen clínico, centrado esencialmente en la espalda, en busca de posibles contraindicaciones a la epidural. El médico aprovecha la ocasión para informar sobre esta técnica, al tiempo que recuerda al paciente que no es obligatoria. Una vez más, acudir a la consulta preanestésica no significa necesariamente que quieras una epidural. Es simplemente una garantía adicional de seguridad en caso de imprevistos el día del parto.

La consulta concluye con la prescripción de un chequeo biológico estándar para detectar posibles problemas de coagulación sanguínea.

Contraindicaciones de la epidural

Los trastornos de la coagulación, una infección de la piel en el lugar de la punción, una fiebre el día de la operación son contraindicaciones protocolarias para la epidural. Algunas malformaciones lumbares pueden ser un obstáculo. Por otro lado, en contra de lo que se suele creer, la presencia de tatuajes en la parte baja de la espalda no supone ningún problema.

Pero existen otros métodos para aliviar el dolor: inhalación de una mezcla analgésica gaseosa, neuroestimulación eléctrica transcutánea, acupuntura, hipnosis, sofrología... Sin olvidar las técnicas aprendidas durante las sesiones de preparación al parto. La consulta preanestésica es también una oportunidad para hablar de ellos.

Información sobre el parto

🔅 También te puede interesar leer:

***El contenido de este sitio web es solo para fines informativos, es de carácter general y no está destinado a diagnosticar, tratar, curar o prevenir ninguna enfermedad, y no constituye asesoramiento profesional. La información en este sitio web no debe considerarse completa y no cubre todas las enfermedades, dolencias, condiciones físicas o su tratamiento. Debe consultar con su médico antes de comenzar cualquier programa de ejercicios, pérdida de peso o atención médica y / o cualquiera de los tratamientos de belleza.

Comparte este artículo!

Menudo Embarazo: Guía sobre el embarazo      inglés para niños