Por qué no es bueno comparar tu proceso posparto con otras madres

Llevas cuatro semanas de posparto, tienes una pila de ropa sucia que no para de crecer y te sientes culpable por no tener tiempo, energ√≠a o ganas de hacer la colada. ¬ŅTe da pereza? ¬ŅTe pasa algo?

No, acabas de tener un bebé. Y solo porque tu mamá bloguera favorita esté llenando su feed de Instagram posparto con fotos de una vida perfecta, eso no significa que lo estés haciendo mal.

El periodo posparto es duro: estás agotada física y emocionalmente, te estás adaptando a una nueva forma de vida, estás constantemente cubierta de regurgitaciones y leche materna y, por supuesto, te estás recuperando físicamente del parto.

La experiencia es diferente para cada persona, lo que significa que tu periodo posparto no ser√° igual ni durar√° lo mismo que el de las dem√°s.

Tal vez te sientas mentalmente creativa, sacando fotos de tu bebé y anotando todo en su diario, pero no tienes energía física para limpiar la casa.

O tal vez te ocupes de las tareas cotidianas sin problemas, pero te des cuenta de que no puedes ni siquiera redactar un mensaje de texto coherente para tus amigos. En el peor de los casos, sientes que estás luchando con todo, pero eso no significa que estés fracasando. Te estás recuperando, es una distinción importante.

El proceso de recuperación

Sea cual sea el tipo de parto que hayas tenido necesitas tiempo para recuperarte. Sangrar√°s durante unas semanas despu√©s del parto y puede que tambi√©n tengas calambres uterinos durante alg√ļn tiempo.

Puede que te resulte muy incómodo dar una vuelta a la manzana o subir y bajar escaleras. También es probable que tu estado de ánimo sufra altibajos, y que te sientas alegre y llorosa a la vez.

Todo esto es totalmente normal. Recuerda que tambi√©n tendr√°s que hacer frente a la falta de sue√Īo, a la lactancia y posiblemente a otros ni√Īos. El autocuidado y, lo que es m√°s importante, la amabilidad contigo misma son esenciales para una recuperaci√≥n posparto saludable.

Razones para una recuperación posparto más larga

Si te preguntas por qu√© sientes que no puedes volver a la normalidad mientras tu cu√Īada est√° en el mercado con su reci√©n nacido en una mochila portabeb√©s tres semanas despu√©s del parto, aqu√≠ tienes algunas razones por las que tu recuperaci√≥n puede ser m√°s larga que la de otras madres.

Un parto difícil

Algunos partos vaginales se desarrollan sin problemas, pero otros dan lugar a intervenciones y complicaciones; las cesáreas son, literalmente, una cirugía abdominal mayor. Y además de las exigencias físicas del parto, también puede haber exigencias emocionales.

Si te han tratado mal durante el parto, si t√ļ o tu beb√© han sufrido dificultades, o si simplemente no has tenido el parto que esperabas, puede haber un coste emocional. En algunos casos, puede producirse depresi√≥n, ansiedad o trastornos de estr√©s postraum√°tico.

Necesidades médicas

El cuidado de las suturas de la ces√°rea, el tratamiento de enfermedades existentes, la lucha contra la congesti√≥n mamaria, la baja producci√≥n de leche o la mastitis, y la lucha contra las hemorroides y el estre√Īimiento son tareas que requieren mucho tiempo y son agotadoras. Si les dedicas mucho tiempo entre el cuidado del reci√©n nacido, tu recuperaci√≥n podr√≠a ser m√°s larga.

No es tu primera vez

Las madres primerizas que estaban en buena forma antes del embarazo pueden encontrar que su cuerpo recupera la fuerza y la forma m√°s r√°pidamente. Sin embargo, si es la segunda o tercera vez que eres madre, podr√≠as tardar m√°s tiempo en volver a sentirte t√ļ misma. Adem√°s, los siguientes embarazos suelen producirse cuando ya eres m√°s mayor, lo que significa que tu cuerpo no es tan capaz de recuperar la forma como cuando ten√≠as 25 a√Īos.

Falta de apoyo

La crianza de los hijos es dura, pero lo es a√ļn m√°s cuando lo haces casi sola. La falta de un sistema de apoyo de amigos y familiares que se preocupen por ti puede prolongar tu periodo de recuperaci√≥n posparto, ya que tendr√°s que encargarte de todo t√ļ misma (desde la cocina hasta la limpieza y los recados) y estar√°s agotada la mayor√≠a de las veces.

Otros ni√Īos en casa

"Dormir cuando el beb√© duerme" s√≥lo es un buen consejo si tu reci√©n nacido no tiene hermanos. Puedes tardar m√°s tiempo en sentirte mejor despu√©s del nacimiento si pasas todas las horas de siesta del beb√© cuidando de ni√Īos mayores.

Cómo afrontarlo

¬ŅPreparada para hacer frente a tus problemas posparto? Prueba una de estas soluciones.

  1. Pide ayuda: Acepta las cenas congeladas, las ofertas para hacer recados y la posibilidad de relajarte mientras otra persona vac√≠a el lavavajillas. No tengas miedo de hacer una petici√≥n espec√≠fica de ayuda a un amigo o familiar que te haya dicho "¬°hazme saber si necesitas algo!". Toda peque√Īa ayuda es √ļtil.
  2. Haz algo que te guste: Tu beb√© est√° ocupando todo tu tiempo libre y tus neuronas, pero hacer literalmente cualquier cosa que te guste, ya sea pintar, leer o simplemente pintarte las u√Īas de los pies, puede ayudarte a sentirte mejor.
  3. Salir a la calle: Si te sientes perezosa y con poca energ√≠a, toma un poco de aire fresco y sol. Dar un peque√Īo paseo puede ser estupendo si te apetece, pero si no es as√≠, el simple hecho de sentarte en el patio trasero o la terraza para dar el pecho puede levantarte el √°nimo y ayudarte a resetearte.
  4. No dejes de acudir a las citas con el médico: Lo más probable es que lo que sientes sea totalmente normal. Pero por si acaso no lo es, es importante que acudas a tu médico. La revisión de las seis semanas después del parto es una oportunidad importante para que el médico se asegure de que estás progresando física y mentalmente después del parto y, si no es así, le da la oportunidad de ayudarte a averiguar qué pasa.
  5. Da prioridad al sue√Īo y al descanso: Resiste la tentaci√≥n de llenar cada minuto libre marcando casillas en tu lista de tareas. Ser productiva es estupendo, pero no es la prioridad: aseg√ļrate de preguntarte si necesitas un descanso en lugar de lanzarte a completar una tarea.
  6. Desconecta las redes sociales: Cuando todo lo dem√°s falle, cierra tus aplicaciones y lee un libro. A veces, ver la vida de otra persona cuidadosamente seleccionada nos hace sentir innecesariamente incapaces.
  7. Considera la posibilidad de contactar con un profesional de la salud mental. No dudes en buscar la ayuda de un profesional de la salud mental de inmediato si experimentas signos de depresi√≥n o pensamientos de hacerte da√Īo a ti misma o a tu beb√©. Es importante que busques ayuda si sientes una tristeza extrema, indiferencia o ansiedad. Tambi√©n deber√≠as hablar con alguien si tienes dificultades para realizar por completo las tareas cotidianas o cuidar de tu beb√©, as√≠ como cambios en la energ√≠a, el sue√Īo y el apetito.

Lo m√°s importante que debes recordar durante el periodo posparto es que tu experiencia es √ļnica. Tu beb√© es √ļnico, como lo fue su nacimiento y como lo es tu recuperaci√≥n. No te dejes atrapar por el juego de las comparaciones con los dem√°s si te parece que su recuperaci√≥n est√° en una l√≠nea de tiempo diferente. S√© paciente contigo misma, enorgull√©cete de lo que has conseguido y c√©ntrate en cuidar de ti y de tu beb√©.

ūüĒÖ Tambi√©n te puede interesar leer:

*** El contenido de este sitio web es solo para fines informativos, es de carácter general y no está destinado a diagnosticar, tratar, curar o prevenir ninguna enfermedad, y no constituye asesoramiento profesional. La información en este sitio web no debe considerarse completa y no cubre todas las enfermedades, dolencias, condiciones físicas o su tratamiento. Debe consultar con su médico antes de comenzar cualquier programa de ejercicios, pérdida de peso o atención médica y / o cualquiera de los tratamientos de belleza.

Comparte este artículo!

Menudo Embarazo: Gu√≠a sobre el embarazo      ingl√©s para ni√Īos