10 cosas que necesita la mujer después del parto

Para ser tan peque√Īos, los beb√©s necesitan muchas cosas. B√°sicamente, llegan con una lista de nacimiento de Amazon repleta de art√≠culos esenciales, desde pa√Īales y biberones y chupetes hasta baberos y pa√Īos para eructar y mordedores.

Pero, ¬Ņy t√ļ, mam√°, qu√© necesitas? Aunque tu lista posparto puede ser algo m√°s corta que la de tu beb√©, hay varios art√≠culos que pueden hacer que esos primeros d√≠as posparto sean un poco m√°s c√≥modos.

Todo puede molestar despu√©s de dar a luz, y la vida con un reci√©n nacido ya es bastante dura. Esperamos que estos art√≠culos esenciales te faciliten un poco las cosas, te ayuden a reducir las molestias y te hagan sentir de nuevo como si fueras t√ļ misma.

Aquí tienes una guía de todo lo que las nuevas mamás deberían adquirir para vivir su mejor vida posparto, junto con el momento en que lo necesitas y la cantidad que debes comprar.

Compresas grandes

Cuando lo necesitas: En el hospital y en casa.

Cuánto necesitas: El hospital te mantendrá abastecida mientras estés allí, pero también deberías tener al menos uno o dos paquetes para empezar en casa.

Por qu√©: La buena noticia es que ya has terminado el embarazo. La mala noticia es que est√°s a punto de tener el per√≠odo m√°s largo y pesado de tu vida, ya que experimentas una hemorragia posparto. Durante seis a ocho semanas, expulsar√°s algo llamado loquios, que es una combinaci√≥n de sangre, tejido, moco y l√≠quido del √ļtero.

Al principio será bastante abundante durante la primera semana, pero con el tiempo se convertirá en un manchado antes de que desaparezca. Te sentirás más cómoda con las compresas de tipo maxi que puedas encontrar: gruesas y largas y de cobertura total.

Puedes elegir entre gran variedad y comprar compresas Posparto aqu√≠ ‚áď

Ropa interior de malla

Cuando la necesitas: En el hospital y durante varios días en casa.

Cu√°nto necesitas: Es posible que te den uno o dos pares en el hospital, pero es posible que quieras comprar entre tres y cinco m√°s para tenerlos esperando en casa.

Por qu√©: La ropa interior de malla es una prenda salvadora despu√©s del parto, ya que se estira de forma impresionante para contener las mencionadas compresas gigantes y todas tus partes posparto con facilidad. Es desechable y muy c√≥moda, ya que te sujeta sin clavarse en la piel ni comprimir, constre√Īir o aplastar el abdomen y las zonas sensibles de ninguna manera.

El hospital te dará unos cuantos pares mientras estés allí, pero si crees que quieres prolongar tu hábito de usar ropa interior de malla más allá de los dos primeros días, es conveniente que compres también un paquete para ti.

Puedes elegir entre gran variedad y comprar bragas Posparto desechables o lavables aqu√≠ ‚áď

Estos Culottes Lavables, Talla √önica, Tejido El√°stico, Ideal Postparto e Hipoalerg√©nicos son los m√°s vendidos. ‚áď

Jané 5 Culottes Lavables, Talla Única, Tejido Elástico, Ideal Postparto, Hipoalergénicos

  • Talla √ļnica
  • Tejido el√°stico
  • Ideal para el postparto
  • Lavable
  • 5 unidades por paquete
6,30¬†‚ā¨

Analgésicos de venta libre

Cuando lo necesitas: En el hospital y en casa.

Cuánto necesitas: Tantas dosis como sean necesarias para pasar los primeros cinco a siete días después del parto (el hospital te lo administrará mientras estés allí, pero deberías tener tu propio suministro).

Por qu√©: La mayor√≠a de los hospitales te ponen un tratamiento de ibuprofeno extra fuerte despu√©s del parto, para mitigar el dolor de una ces√°rea o un parto vaginal. Puedes seguir tom√°ndolo en casa o, si lo prefieres, cambiar al paracetamol. Los analg√©sicos tambi√©n te ayudar√°n a aliviar el dolor de los calambres posparto, que se producen cuando el √ļtero empieza a reducirse a su tama√Īo habitual.

Spray adormecedor perineal

Cuando lo necesitas: Durante los primeros cinco a siete días después del parto.

Cuánto necesitas: Puede que te den un poco en el hospital o no, así que ten al menos un frasco en tu bolsa de parto y otro en casa.

Por qué: Si tienes una cesárea, ignoras este consejo, pero si tienes un parto vaginal necesitarás un anestésico tópico que se puede rociar directamente sobre la vagina para un dulce alivio posparto. Tu región pélvica acaba de sufrir una experiencia traumática, por no decir otra cosa: tardará en curarse, pero mientras tanto, te dolerá. El spray anestésico te ayudará. Consulta con tu médico, matrona o farmacéutico.

Botella perineal posparto

Cuando la necesitas: Durante los primeros cinco a siete días después del parto.

Cuánto necesitas: Sólo necesitas una.

Por qu√©: No subestimes lo √ļtil que puede ser esta botellita despu√©s del parto. Si la llenas con agua caliente, har√°s que todo el proceso de orinar despu√©s del parto sea mucho m√°s c√≥modo.

La zona perineal no sólo está dolorida después del parto, sino que también puede resecarse y formarse una costra de loquios. Esto puede hacer que orinar... no sea divertido. Antes y después de orinar, echa un chorrito de agua por toda la zona perineal para suavizarla, hidratarla y limpiarla.

Puedes elegir entre gran variedad y comprar Botella perineal posparto aqu√≠ ‚áď

Ablandador de heces

Cuando lo necesite: LO ANTES POSIBLE.

Cuánto necesita: Lo suficiente al día hasta que vuelvas a tener movimientos intestinales regulares.

Por qu√©: Puede que pienses que el trabajo duro ha terminado una vez que has dado a luz a tu beb√©, pero si todav√≠a no has tenido una evacuaci√≥n intestinal despu√©s del parto, no est√°s del todo limpia. La mayor√≠a de las mujeres se encuentran estre√Īidas despu√©s del parto, por no hablar de que les aterra tener que empujar o hacer esfuerzos tan pronto despu√©s del parto.

La forma m√°s f√°cil de hacer que esto no sea un calvario es empezar a preparar tus intestinos para una evacuaci√≥n tan pronto como des a luz. Los ablandadores de heces no facilitan la evacuaci√≥n, sino que facilitan la expulsi√≥n de lo que hay dentro, y funcionan mejor como preventivos del estre√Īimiento (en lugar de aliviarlo).

En otras palabras, empieza a tomar los ablandadores antes de que est√©s estre√Īida y, con suerte, tu primera evacuaci√≥n despu√©s del parto no ser√° tan agotadora como el parto. Consulta con tu m√©dico o matrona.

Almohadillas de lactancia

Cuando las necesitas: En casa.

Cu√°nto necesitas: Unos cuantos pares de almohadillas lavables o una caja de desechables.

Por qué: Si piensas dar el pecho o extraer exclusivamente leche, ésta empezará a subir entre 48 y 72 horas después del parto (primero sal el calostro), y también habrá pérdidas antes de las tomas y entre ellas.

A no ser que quieras cambiarte de ropa el doble de veces de lo que lo har√°s de todas formas, necesitar√°s almohadillas absorbentes para colocarlas dentro de tu sujetador de lactancia y que act√ļen como barrera entre tu ropa y tus pezones con p√©rdidas. Puedes optar por almohadillas de algod√≥n lavables o por almohadillas blandas desechables.

Puedes elegir entre gran variedad y comprar almohadillas de lactancia aqu√≠ ‚áď

Sujetadores de lactancia

Cuando los necesitas: Es una ventaja tenerlo en el hospital, pero es imprescindible tenerlo en casa.

Cu√°nto necesitas: Tantos como necesites entre colada y colada.

Por qu√©: Hablando de sujetadores de lactancia, necesitar√°s un par de ellos, y probablemente tambi√©n unos cuantos tops aptos para la lactancia. No hace falta que sean camisetas o camisas especialmente dise√Īadas, las camisas abotonadas o los c√°rdigans, los jers√©is con cremallera o los su√©teres con cuellos de pico profundos funcionan bien en caso de necesidad, aunque las camisolas de lactancia (que simplemente se abrochan o desabrochan de los tirantes) merecen la pena.

Elijas lo que elijas, aseg√ļrate de tener suficientes prendas para ir rotando a lo largo de los lavados y los cambios r√°pidos cuando el beb√© regurgite.

Crema para pezones

Cuando la necesitas: En casa.

Cu√°nto necesitas: Al menos un tubo.

Por qué: Tanto las madres que amamantan como las que se dedican exclusivamente a la extracción de leche van a acabar con los pezones bastante doloridos. Hasta que tus pezones se hayan adaptado a la lactancia, es probable que estén en carne viva, y es posible que también se agrieten.

La crema para pezones, especialmente las cremas a base de lanolina, te ahorrar√°n mucho dolor. La lanolina no s√≥lo protege tus pezones de mayores da√Īos, sino que tambi√©n ayuda a curar la irritaci√≥n. Consulta con tu m√©dico, matrona o farmac√©utico.

Compresas de hamamelis

Cuando lo necesites: En casa.

Cu√°nto necesita: Se recomienda un bote de agua de hamamelis  tama√Īo gigante.

Por qué: El hamamelis es una cosa mágica. Puedes ponértelo en la cara para combatir el acné, en el trasero para aliviar las hemorroides y en la vagina para aliviar el dolor que queda después del parto. (Y con las hormonas posparto tan salvajes como son, puede que lo necesites por las tres razones).

Como el hamamelis es tan bueno para reducir la hinchazón y la inflamación, querrás abastecerte. Para las hemorroides, una aplicación suave un par de veces al día, especialmente después de las deposiciones, puede proporcionarte el alivio que tanto necesitas. Para el dolor vaginal, puedes apilar un par de almohadillas de hamamelis encima de tu compresa máxima y cambiarlas cuando se sequen.

Consejo: Deberás guardar las almohadillas de hamamelis en la nevera para que estén bien frías.

Si no consigues compresas de hamamelis puedes prepararlas tu misma en casa, solo tienes que mezclar dos vasos de agua de hamamelis con 15 gotitas de aceite esencial de lavanda 1 y 15 de romero, adem√°s tambi√©n puedes a√Īadirle 30 ml de gel de aloe vera puro. Si lo deseas puedes utilizar solo el agua sin m√°s a√Īadidos, aunque √©stos completan la funci√≥n calmante del dolor y relajante. 

Vierte un par de cucharaditas del preparado sobre la compresa que vayas a utilizar. Debe quedar h√ļmeda sin que se empape. Dobla la compresa envuelve en papel de aluminio / platina y conserva en la nevera o incluso congelador hasta el momento de su aplicaci√≥n.

Aqu√≠ puedes comprar agua de Hamamelis ‚áď

ūüĒÖ Tambi√©n te puede interesar leer:

*** El contenido de este sitio web es solo para fines informativos, es de carácter general y no está destinado a diagnosticar, tratar, curar o prevenir ninguna enfermedad, y no constituye asesoramiento profesional. La información en este sitio web no debe considerarse completa y no cubre todas las enfermedades, dolencias, condiciones físicas o su tratamiento. Debe consultar con su médico antes de comenzar cualquier programa de ejercicios, pérdida de peso o atención médica y / o cualquiera de los tratamientos de belleza.

Comparte este artículo!

Menudo Embarazo: Gu√≠a sobre el embarazo      ingl√©s para ni√Īos