Hipnosis prenatal para preparar el parto ¿En qué consiste?

Basado en la hipnosis suave, conocida como hipnosis ericksoniana, HypnoNatal® induce un estado de ligera modificación de la conciencia en el que la paciente puede dirigir su atención hacia la relajación tanto física como mental. Este estado de conciencia modificado, también conocido como "estado de conciencia amplificado", es similar a lo que ocurre cuando se aprende a conducir: "Al principio, uno piensa en todo, en cómo cambiar de marcha, en el embrague... luego conduce, con más facilidad, sin hacerse preguntas".

Gracias a unas grabaciones que se escuchan en casa, el método capacita a las mujeres para que se pongan en estado de hipnosis, para luchar contra el estrés, los pequeños dolores relacionados con el estado de embarazo y con vistas a preparar el parto.

Recuperar la confianza en una misma a través de la visualización

La hipnosis prenatal ayuda a las futuras madres a controlar mejor su cuerpo y sus emociones. Es necesario dar a las futuras madres confianza en sí mismas y en su capacidad para dar a luz. La idea de que no saben cómo hacerlo, de que los médicos saben más, suele estar arraigada en sus mentes, y esta perspectiva es una fuente de miedo.

Para ayudarlas a reforzar su confianza y encontrar los recursos que necesitan para gestionar el embarazo y el parto, el método se basa en la visualización de imágenes y sugerencias positivas. Las imágenes ayudan a anticipar positivamente el acontecimiento y a liberarse de la aprensión, a aliviar los dolores relacionados con el embarazo y a mantener la calma cuando comienza el parto.

Además, el método se centra en reforzar el vínculo entre la madre y el bebé. No un vínculo físico como la haptonomía, sino un vínculo con el inconsciente.

HypnoNatal® en la práctica

🤰🏻👶🏻🎁 Crea tu lista de nacimiento y actualízala siempre que quieras. Comparte tu lista con familiares y amigos para que puedan acertar con el regalo que necesitas â‡“⇓⇓lista de nacimiento bebe

Cada sesión de HypnoNatal® comienza con una conversación con la futura madre sobre sus expectativas del embarazo. El objetivo de esta conversación es encontrar las imágenes más adecuadas para ayudar a la futura madre a entender el proceso del parto. También es una oportunidad para que hable de sus miedos, deseos y pensamientos.

La conversación va seguida de una sesión de hipnosis durante la cual la futura madre empieza a encontrar su "lugar de recursos". Esto es imaginado, desde la primera sesión, y elegido por la madre según su experiencia personal.

Puede ser un lugar que recuerde, un lugar inventado o una mezcla de ambos, siempre que sea un lugar donde se sienta bien: una playa soleada, hierba fresca o un bosque. El objetivo es que, al visualizar este lugar, la embarazada desarrolle una sensación de calma y su subconsciente envíe una señal al cuerpo de que es hora de relajarse. Por ejemplo, una madre que tenga un árbol en su área de recursos se sentirá aliviada cuando se imagine sentada a sus pies.

A partir de este "lugar de recursos" comenzará el trabajo de visualización. La madre en relación con su inconsciente acoge la primera imagen. Bajo hipnosis, el profesional pedirá al inconsciente que invoque un símbolo de éxito, puede ser "un examen exitoso, un día en el que tuvo una sensación de victoria". Cada madre tiene una capacidad de éxito que se basará en este sentimiento para guiarla. El papel del profesional es ayudarla a sentir plenamente que tiene esa confianza dentro de ella, para que se sienta preparada para afrontar el parto.

La hipnosis prenatal no es intrusiva

Si la hipnosis te asusta un poco, no te preocupes. El estado en el que se pone a la futura madre es similar a un estado que todos experimentamos de vez en cuando, cuando soñamos mientras recordamos nuestras vacaciones o nos reímos mientras pensamos en algo; nos escapamos de la realidad por un momento, sin dejar de ser conscientes.

Es radicalmente diferente de la hipnosis de espectáculo, que no funciona con todo el mundo, te hace perder la conciencia y es intrusiva y dominante. Por el contrario, el método HypnoNatal® está diseñado para que funcione en todo el mundo y permita un mayor control. El hipnoterapeuta se limita a acompañar y guiar a la embarazada para que encuentre sus propias imágenes mentales acogiendo las que le llegan espontáneamente.

Al final de la sesión, se proporcionan audios para que la futura madre pueda practicar la autohipnosis a su propio ritmo y desde casa. Esta autonomía es también una forma de ayudar a la mujer a no esperar más ayuda de los demás de la necesaria el día del parto.

¿Qué papel desempeña el padre en las sesiones de hipnosis?

También se recomienda que el futuro padre acompañe a la madre durante la primera sesión. No sólo para que entienda el proceso, sino también porque la madre le evocará símbolos y visualizaciones que le harán sentirse bien. Será la persona más indicada para recordárselo el día del parto.

Si lo desea, también puede participar en las siguientes sesiones, que le permitirán relajarse, calmar las ansiedades que el embarazo genera en el padre y sentirse más unido a su futuro hijo. El vínculo entre el padre y el bebé puede crearse a través del pensamiento, y la afluencia de pensamientos positivos del padre puede enviar energía a la madre y al bebé.

HypnoNatal®: beneficios antes y durante el parto

Ayuda a las futuras madres a relajarse, permitiéndoles transformar sus miedos y pensamientos negativos en otros más agradables, y así preparar el parto con más serenidad.

Actúa sobre las dolencias físicas ligadas al embarazo (dolor de espalda, pero también calambres y molestias estomacales). La zona del cerebro que regula la llegada de imágenes es la misma que regula el dolor; al saturar el cerebro con imágenes positivas, se reduce el dolor.

Actúa sobre el sueño, especialmente en casos de insomnio o hipersomnia.

La sensación de no tener el control de nada es la principal fuente de estrés para la mujer embarazada, y esta sensación proviene del parto que, hoy en día, es un acto muy asistido por los profesionales de la medicina. A veces las madres sienten que son sólo un vientre del que se saca al bebé, pero quieren tener el control de lo que ocurre, no estar sometidas a ello. Al ponerse en un estado de atención concentrada, la mujer sacará de su interior los recursos necesarios para experimentar activamente el nacimiento del niño. Un mejor control de su cuerpo y de su dolor reducirá los riesgos de intervenciones instrumentales o medicinales y permitirá reducir el tiempo de parto.

Intensificar el vínculo madre-hijo

A través de la hipnosis, es posible comunicarse con el bebé a través del pensamiento y la emoción y así intensificar el vínculo madre-hijo incluso antes del nacimiento. En efecto, el bebé es muy sensible a las sensaciones de su madre, cuyo estrés, por ejemplo, siente plenamente, pero también las emociones positivas.

Concederse una sesión de hipnosis es también, sencillamente, tomarse un tiempo para uno mismo y para su bebé, incluso cuando se está atrapado en "el torbellino de la vida".

Información sobre el parto

🔅 También te puede interesar leer:

***El contenido de este sitio web es solo para fines informativos, es de carácter general y no está destinado a diagnosticar, tratar, curar o prevenir ninguna enfermedad, y no constituye asesoramiento profesional. La información en este sitio web no debe considerarse completa y no cubre todas las enfermedades, dolencias, condiciones físicas o su tratamiento. Debe consultar con su médico antes de comenzar cualquier programa de ejercicios, pérdida de peso o atención médica y / o cualquiera de los tratamientos de belleza.

Comparte este artículo!

Menudo Embarazo: Guía sobre el embarazo      inglés para niños